El candidato, este miércoles en la plaza Pedro Zerolo de Madrid.

El candidato, este miércoles en la plaza Pedro Zerolo de Madrid. Jorge Barreno

PRIMARIAS DEL PSOE

Patxi López: "No hay debate, nos estamos matando entre nosotros"

"Cuando unos apelan al voto útil a Pedro para matar a Susana o a Susana para matar a Pedro, yo apelo al voto útil para salvar al PSOE" | "En el PSOE estamos derribando a todos los referentes" | "Podemos es uno de los mejores aliados que tiene Rajoy"

Daniel Basteiro

Su campaña se ha convertido en un SOS. En una llamada de socorro al PSOE desde un PSOE en apuros. Patxi López (Barakaldo, 1959) dice haber recorrido 42.000 kilómetros para explicar por su partido tiene que salvarse a sí mismo de la muerte por choque frontal entre Susana Díaz y Pedro Sánchez, los dos favoritos para hacerse con el liderazgo del PSOE.

López, ex lehendakari, ex presidente del Congreso de los Diputados y diputado por Vizcaya, fue el primero en dar un paso al frente a mediados de enero, pero la semana pasada ha sido el último en número de avales de los militantes: 10.866 frente a los 60.231 de Díaz y los 53.692 de Sánchez.

Su apelación constante a la unidad parece no emocionar a militantes en los que ha prendido la ilusión o el miedo. Él no pierde la sonrisa ni la cercanía. Es el candidato que con más normalidad atiende a la prensa, ya sea a través de entrevistas (no rehuye las difíciles ni promete las que no dará) o de contactos informales con los periodistas. Mientras, Díaz o Sánchez son infinitamente más selectivos, cuando no esquivos, tanto con la prensa como con los debates. Sólo han aceptado un encuentro en el que contrastar propuestas, con un formato que limita al máximo los riesgos, frente a los varios que pretendía el diputado vasco. Será el próximo lunes y López confía en que su apuesta por la concordia frente a la polarización se abra camino. Pero pinta mal. 

¿Va a ganar?

Voy a intentar ganar, porque creo que es lo que necesita el PSOE. No es fácil, pero no me lo he planteado en términos de ganar o perder como si fuera una suma cero, sino de dignidad, de ética política.

¿Se puede ganar perdiendo?

He perdido muchas veces, pero en esta ocasión espero que gane este espacio. No me presenté con la obsesión de llegar al poder, ganar o buscar acomodos personales sino diciendo que esta era una candidatura para unir al PSOE como objetivo principal. La división es suicida y cuando ves un choque de trenes, lo que intentas es pararlo. Es verdad que en avales hemos sido los terceros, pero sigo apelando a los militantes para abrir este espacio de entendimiento y de la política de izquierdas. Si lo veo yo, creo que cada vez más militantes ven la necesidad de esta candidatura. ¿Cuántos? Lo veremos el 21.

En Francia hemos pasado de gobernar a la irrelevancia absoluta, al 6%. Sus problemas eran los mismos

¿Cómo es de grande el problema del PSOE? 

Tenemos dos problemas: la división y la falta de claridad en la propuesta. A otros partidos socialistas europeos los ha llevado a la irrelevancia y la desaparición. Está en juego salvar al PSOE. Para esto deberían ser las primarias, para ver cómo entre todos nos dedicamos a salvar el PSOE, no para seguir matándonos entre nosotros. En Francia hemos pasado de gobernar a la irrelevancia absoluta, al 6%. Sus problemas eran los mismos: el enfrentamiento entre socialistas, la fractura real del partido y no tener claro si representaba al ala derecha o a la izquierda. 

¿Cuándo se abrió el agujero por el que se ha caído el PSOE? ¿En el "me cueste lo que me cueste" de Zapatero, en la progresión de Podemos durante el mandato de Rubalcaba o en la gestión de Sánchez?

Ha sido continuo. Parece que la culpa de todos nuestros males la tiene Pedro, pero el desgaste comenzó antes, con el último Gobierno de Zapatero. En esas elecciones generales [de 2011], la caída del PSOE fue enorme. Y en vez de recuperarnos hemos bajado todavía más, añadiendo los problemas internos. Nos dedicamos a enfrentarnos entre nosotros, a cuestionar al secretario general, a dimisiones preventivas, a convocar congresos cuando no tocaba. Peor no lo hemos podido hacer.

Patxi López, en el centro de Madrid tras un encuentro con periodistas.

Patxi López, en el centro de Madrid tras un encuentro con periodistas. Jorge Barreno

¿Cómo tiene que afrontar el PSOE su situación desde el punto de vista estratégico? ¿Prometiendo lograr de nuevo 11 millones de votos, como en 2008, o asumiendo que la situación ha cambiado y tendrá que pactar con Podemos?

El objetivo es volver a ser el PSOE ganador y para gobernar y cambiar la vida de la gente que lo pasa mal. Como dijo Ramón Rubial, la revolución en democracia se hace con el Boletín Oficial del Estado. Para esto, además de estar unidos, tenemos que ser capaces de definir el proyecto de izquierdas

Ni al centro ni "alianza ciega" con Podemos

¿Cómo?

No tenemos que tener complejos a la hora de plantear la alternativa al PP. No estamos para aprobar los decretos del Gobierno del PP a cambio de parches. Tenemos que definir claramente cuál es nuestra posición, que no es llevar al PSOE al centro, porque eso sería desplazarlo a la derecha, y así nos va, pero tampoco tenemos que buscar una alianza ciega con Podemos o irnos a una izquierda de impostura a la que luego no sigue nadie.

La teoría suena bien, pero, ¿qué tres medidas pondría en marcha si es elegido secretario general?

Lo primero que tenemos que hacer es recuperar el poder de la política para gobernar las cosas.

¿Hay algún otro candidato que pueda estar en contra de eso?

Pero no hablan de ello. Yo, sí. Los otros hablan de ganar con un voluntarismo sin más o desde la izquierda impostada. Yo digo: desde la izquierda, dejemos de comprar todos los dogmas de fe de la derecha neoliberal. No nos resignemos a no hacer otra cosa porque las reglas del mercado sean estas. Cambiemos las reglas. Cojamos la política para gobernar la economía y ponerla al servicio de la sociedad.

¿Por ejemplo?

Con un Estado emprendedor. A veces se nos dice que la economía es una cosa ajena y que el empleo sólo lo crean los empresario. Yo quiero un Estado que utilice los mismos miles de millones para salvar a la banca para poner en marcha proyectos empresariales, sectores estratégicos y nichos de empleo en este país. No lo va a hacer la iniciativa privada porque no ve beneficio inmediato. Hagámoslo desde lo público e intervengamos ayudando a la economía productiva que crea riqueza y empleo. Sin complejos. Utilicemos la política para regular el mercado laboral, porque ha pasado justo lo contrario. Hay que derogar la reforma laboral, que ha elevado a rango de ley la categoría de trabajador pobre. Hay que devolver el poder a la negociación colectiva y el papel a los sindicatos. Definamos una fiscalidad diferente. 

No está viviendo ningún debate. Estamos asistiendo a monólogos. En eso, yo también me diferencio. No voy a los mítines a soltar lo que quiero y largarme.

¿El PSOE está viviendo un debate de calidad?

No está viviendo ningún debate. Estamos asistiendo a monólogos. En eso, yo también me diferencio. No voy a los mítines a soltar lo que quiero y largarme. Han sido 42.000 kilómetros yendo a las agrupaciones y Casas del Pueblo a hablar con los militantes, que no sólo tienen derecho a escuchar al candidato sino a ser escuchados. Si nos quedamos en un debate de patxistas, pedristas o susanistas, no nos estamos enterando de nada de lo que está pasando.

El candidato no cree que en el PSOE esté habiendo un debate de calidad.

El candidato no cree que en el PSOE esté habiendo un debate de calidad. Jorge Barreno

Con el discurso de la unidad parece mostrar una equidistancia absoluta entre los otros dos candidatos. ¿Quién tiene más responsabilidad en la situación del partido?

Nunca me han gustado las equidistancias, los neutrales ni las terceras vías. No estoy viendo cómo me separo más de Susana o de Pedro para ver, con una regla, cómo me centro. Me da igual. Defiendo este espacio. Y responsables somos todos. Todos los dirigentes lo hemos hecho francamente mal. Pero hubo un momento en el que no reconocía a mi partido: en las dimisiones preventivas. Parece que esas dimisiones fueron contra Pedro Sánchez, pero también fueron contra mí. Yo estaba en esa Ejecutiva. También hicimos algunas cosas mal. En vez de convocar el congreso, me hubiera gustado que hubiéramos provocado el debate.

En algunas comunidades va a ser difícil que le apoyen. Por ejemplo, en Baleares, donde Sánchez ha tenido más de 900 avales y usted menos de 500 a pesar de contar con el apoyo de la presidenta regional, Francina Armengol. Después vienen los congresos regionales y hay quien puede temer por su liderazgo. ¿Le apoyará Armengol hasta el final?

¿Es muy difícil votar a Patxi López si pensamos en mi congreso regional o en mi comité local? Yo creo que es muy fácil votar a Patxi López si pensamos en el PSOE.

No teme usted una desbandada.

Cuando unos apelan al voto útil a Pedro para matar a Susana o a Susana para matar a Pedro, yo apelo al voto útil para salvar al PSOE, que es lo que está en juego. Para que existan dirigentes necesitamos que exista el PSOE.

Pero en un proceso tan enconado como este, para ser una referencia del PSOE no se puede ser una referencia de parte. Algunos debieran haber estado por encima.

La imagen de Susana Díaz en su presentación fue impresionante por cómo aglutinó a referentes del partido. ¿No quedarán desautorizados si pierden?

Nos está pasando ya. En el PSOE estamos derribando a todos los referentes.

¿O se derriban ellos?

Alguna ayuda por su parte también ha habido. Pero es un drama. Yo quiero que el partido que ha sido capaz de transformar España de arriba abajo siga teniendo sus referencias y siga valorándolas. Pero en un proceso tan enconado como este, para ser una referencia del PSOE no se puede ser una referencia de parte. Algunos debieran haber estado por encima.

Los medios y el sándwich al PSOE

¿Los medios han tratado mal al PSOE? ¿Ha habido un sándwich para debilitarlo [como ha reconocido Mauricio Casals, hombre fuerte de Atresmedia]?

No sé si ha habido un sándwich al PSOE, pero sí alguna promoción un poco excesiva de alguna otra formación.

¿A quién se refiere?

Lo sabes perfectamente.

¿Hay una trama que ha invadido las élites de este país, también las empresariales y mediáticas?

Lo que conocíamos antes y ahora evidencia que el PP ha estado montando tramas sistemáticamente para saquear los recursos públicos mientras a la vez imponía sacrificios a los ciudadanos. No cabe que Rajoy dé casi cobertura a los corruptos en vez de colaborando con la Justicia, mirando hacia otro lado, como si hubiera dos o tres corruptos, en vez de dando explicaciones, que es lo que tiene que hacer. Y una vez dadas las explicaciones, tiene que asumir sus responsabilidades.

¿Es muy alocado pensar que haya una pinza entre dos partidos tan distintos como Podemos y el PP?

La corrupción, aunque sea del PP, en el fondo debilita al sistema. La imagen que se traslada es demoledora. Otro tema es la actuación de Podemos, con su política de espectáculo, cuando la política es algo mucho más serio. Quiere interferir permanentemente en la vida del PSOE porque su objetivo es sustituir al PSOE, y para ello tiene que hacernos desaparecer, pero espero que ningún militante socialista caiga en esta trampa y actuemos con consecuencia y contundente y poner un muro de contención. ¿Que se pueden alimentar PP y Podemos? Ya lo han hecho más de una vez. Podemos es uno de los mejores aliados que tiene Mariano Rajoy. Cuando pudo votar para que no gobernara, votó en contra de un Gobierno del cambio.

¿Esta alianza, permanente o esporádica, cuenta con el apoyo de grupos empresariales o medios de comunicación?

Es evidente que buena parte de los grupos empresariales y muchos medios de comunicación no son muy partidarios de la izquierda del PSOE, ¿verdad?

Patxi López cree que el candidato que pierda podría tomarse la revancha en el ámbito regional.

Patxi López cree que el candidato que pierda podría tomarse la revancha en el ámbito regional. Jorge Barreno

Yo busco la mayoría progresista de este país, recuperar buena parte de lo que fue a Podemos. Si digo que mi objetivo es pactar con ellos, ¿para qué van a volver?

¿Cómo se puede pactar con alguien que les quiere asesinar, como dice usted de Podemos?

No tengo como objetivo del PSOE pactar con Podemos. Estas primarias no son un billete para la Moncloa, son para elegir a un secretario general que tiene que dedicar todo su tiempo, no media jornada, a unir al partido y definir el proyecto. Porque si no, da igual a quién pongamos en el cartel electoral, porque no vamos a ninguna parte. Yo busco la mayoría progresista de este país, recuperar buena parte de lo que fue a Podemos. Si digo que mi objetivo es pactar con ellos, ¿para qué van a volver? No voy a decir con quién quiero hacer alianzas sino para qué y para quién.

"Coacción, presión y cierta agresividad"

¿Le ha sorprendido la cantidad de avales de Pedro Sánchez?

Me ha sorprendido la movilización y algunas presiones y coacciones de la guerra de avales. Eso no me ha gustado nada. Quien juega a la coacción, a la presión, a cierta agresividad, se aleja mucho del ejemplo de militante socialista.

Díaz ha perdido en avales en todo el norte de España, en las tres nacionalidades históricas, en la Comunidad Valenciana y en Baleares. ¿Tiene un problema en comunidades con un sentimiento nacional, con lengua propio?

Evidencian una falta de conexión entre el discurso, el modelo de Susana y buena parte del conjunto de España.

¿Había un Gobierno alternativo en España en octubre?

Es evidente que no. No Podemos ni Ciudadanos iban a votar conjuntamente para permitir que hubiera un Gobierno socialista. Pero no vale decir que no había alternativa más que las terceras elecciones. Se está demostrando que sí. ¿Por qué no dejamos al PP hacer sus deberes? Tiene narices que en este país, al contrario de lo que pasa en otros países, que quien gana tiene la obligación de ponerse en marcha, aquí no ocurra. Dejamos a Rajoy sentado en el sofá fumándose el puro, y los de los problemas son los del PSOE. Ahora, cuando le aprietan las clavijas para tener unos presupuestos, se mueve. ¿No podríamos haber hecho eso antes? 

"Vamos a necesitar un tiempecito"

Si usted es secretario general, ¿presentará una moción de censura? ¿Hasta dónde llega la exigencia de su izquierda?

¿Tú te crees que la moción de censura es una exigencia de la izquierda? Es un mecanismo democrático que afortunadamente tiene que ser constructivo. Tiene que tener un candidato y una mayoría y sólo lo puedes usar una vez, no puedes hacer fuegos de artificio. Lo que tengo que hacer primero es recomponer el PSOE y con qué proyecto quiero presentar una moción de censura. Vamos a necesitar un tiempecito, poco, para reconstruirnos internamente y actualizar el proyecto.

¿Cree que habrá revancha, gane quien gane, en los congresos regionales?

Algunos lo están planteando así.

¿Dónde se ve usted si pierde?

No tengo ninguna ambición personal. No me veo en ningún sitio especial sino donde quieran los militantes.

¿Es optimista?

Estoy convencido de que va a haber una reacción de la militancia, que no puede ver que efectivamente nos vamos por el desagüe y sigue manteniendo el tapón abierto.