EN EL PLENO DE ESTE MARTES

El 23-F, los GAL y otros secretos que el Congreso quiere desvelar

El Parlamento respalda la proposición del PNV para desclasificar documentos de Estado a los 25 años.

Imagen del Congreso de los Diputados.

Imagen del Congreso de los Diputados. Efe

  1. PP Partido Popular
  2. PSOE
  3. PNV
  4. GAL
  5. CNI
  6. Guerra civil española

¿Qué pasó antes y después del golpe fallido de Estado del 23 de febrero de 1981? ¿Cuánto dinero público se destinó a los Grupos Antiterroristas de Liberación? ¿A cuántos políticos, empresarios y periodistas grabó ilegalmente el Centro Superior de Información de la Defensa (Cesid) -actual CNI-? De todos estos sucesos han pasado más de 20 años y en realidad muy poco se conoce de las causas que provocaron aquellos acontecimientos. Son documentos clasificados que protege la Ley de Secretos Oficiales del Estado que se aprobó en plena dictadura, en 1968, y sigue vigente hoy. A través de ella se indica que los documentos clasificados lo seguirán siendo así siempre y cuando el Gobierno o las autoridades militares -hoy inexistentes- no diga lo contrario.

Para desempolvar el pasado de España, "para suprimir las llaves del eterno secreto", para "impedir la inercia administrativa y la opacidad" y que el "Gobierno de turno no pueda hacer lo que quiera", el Partido Nacionalista Vasco ha presentado en el Congreso este martes una proposición de ley para fijar un plazo temporal en el que los papeles secretos se publicarán automáticamente a los 25 años para materias secretas y diez para reservadas.

Desclasificarlos a los 25 años

La mayoría del Parlamento ha respaldado este martes la admisión a trámite de la proposición de ley propuesta por el PNV que, por vez primera, fija un periodo de desclasificación automática (25 años para materias secretas y 10 para reservadas) y atribuye en exclusiva al Consejo de Ministros la facultad de clasificar secretos. 167 diputados se han abstenido, tres han votado no y 162 a favor.

El PSOE, que ha gobernado durante dos décadas España y ha mantenido la perpetuidad de la clasificación de archivos, dice ahora que la ley vigente "es antigua, hace aguas y ampara que un gobierno como el PP impida el acceso a miles de documentos a la Guerra Civil". Además, los socialistas comparten ahora "la oportunidad del debate, el espíritu que anima esta proposición de ley. Tenemos una gran oportunidad para ir incluso más lejos de la iniciativa del grupo vasco. Es necesaria una nueva ley".El PP: "Es poco rigurosa"

El PP: "Es poco rigurosa"

Por su parte, el PP "valora positivamente" que en el Parlamento se pueda forjar "un nuevo consenso sobre la regulación de los secretos oficiales de España", pero aseguran que no pueden admitir "una reforma parcial que genera graves incoherencias". El partido liderado por Mariano Rajoy apuesta por una "reforma integral y coherente del régimen jurídico de la información clasificada". La medida presentada por el PNV es, a su juicio, "poco rigurosa y tremendamente peligrosa".

Si finalmente la unión de la oposición prospera y la ley franquista termina reformándose, podrían salir a la luz todos los documentos protegidos de la Guerra Civil o de la Transición. Los españoles y los historiadores podrían comprender también mejor qué desencadenó el golpe de Estado del 81 y quién realmente estuvo detrás de él; cuántos atentados de Estado se produjeron a través de los GAL o qué información obtuvo el antiguo CNI de forma ilegal.