MUERE FIDEL CASTRO

Juan Carlos I encabezará la delegación española en las exequias de Fidel Castro en Cuba

El rey emérito siempre mantuvo una buena relación personal con el líder cubano. Desde su abdicación, Juan Carlos I acude a las tomas de posesión de los líderes de Iberoamérica.

Juan Carlos I y Fidel Castro durante un Cumbre Iberoamericana.

Juan Carlos I y Fidel Castro durante un Cumbre Iberoamericana. Efe

  1. Fidel Castro
  2. Juan Carlos I
  3. Cuba
  4. Muertes
  5. Homenajes

Juan Carlos I presidirá la delegación española en las exequias de Fidel Castro, según han confirmado fuentes oficiales a EL ESPAÑOL. El rey emérito, de casi 79 años, siempre mantuvo una buena relación personal con el líder cubano, que ha muerto este viernes a los 90 años. Este martes tendrá la oportunidad de darle su último adiós en el acto de masas que tendrá lugar en la Plaza de la Revolución de La Habana.

Desde que abdicó en su hijo Felipe VI, Juan Carlos I acude a las tomas de posesión de los líderes de Iberoamérica. Su última visita a Cuba, en 1999, coincidió con una Cumbre Iberoamericana. Nunca ha estado en la isla de visita de Estado debido a las complejas relaciones entre Madrid y La Habana.

Felipe VI, que esta semana está en Portugal de visita de Estado, nunca ha podido viajar a Cuba. Su presencia en la isla está pendiente y se ha demorado aún más con la interinidad de Gobierno.

Su padre, el rey emérito, ha coincidido con Fidel Castro en media docena de cumbres iberoamericanas, incluida la de 1992 en Madrid. "Ideas aparte, el rey y Castro son dos figuras carismáticas y expnasivas que han cultivado por igual la imagen y el mito", señala un diplomático español que ha tenido la ocasión de conocer a ambos. "Como dicen los anglosajones, ambos fueron figuras públicas más grandes que la vida (bigger than life)".

El Gobierno español considera además que Juan Carlos I representa el rango perfecto desde el punto de vista diplomático en una despedida difícil. En 2012, el Gobierno cubano encarceló al líder de Nuevas Generaciones, Angel Carromero, tras el accidente de coche en el que murió el opositor Oswaldo Payá.

Fue el último encontronazo entre Madrid y La Habana. Desde que consiguió traer de vuelta a España a Carromero, el Gobierno de Rajoy ha mantenido una relación discreta políticamente y efectiva en el plano económico con el régimen castrista. Otros líderes europeos, como François Hollande, han ido a Cuba de viaje oficial en la carrera por posicionarse económicamente en la isla.

Por el momento no se espera más presencia de representantes del Gobierno español y se desconoce si habrá representación española en el funeral que debe celebrarse el próximo domingo 4 de diciembre en Santiago de Cuba.