INMIGRACIÓN

Trece inmigrantes se fugan del CIE de Aluche tras sabotear la instalación eléctrica

Cuatro de ellos han sido detenidos por la Policía cuando intentaban robar en un establecimiento. Otros dos internos se escaparon del centro el pasado 3 de noviembre.

Instalaciones del centro de Aluche.

Instalaciones del centro de Aluche.

  1. Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE)
  2. Aluche
  3. Inmigrantes
  4. Madrid

Trece inmigrantes se han fugado este domingo del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche (Madrid), según fuentes cercanas a la investigación. El suceso se ha producido después de que dos internos escaparan del centro el pasado 3 de noviembre -uno de ellos fue localizado posteriormente-, y semanas después de una polémica política sobre las condiciones del CIE a raíz de un motín y una posterior huelga de hambre en el mismo.

La Policía ha detenido a cuatro de los huidos cuando intentaban robar en un supermercado, según ha confirmado a Efe. Se trata de tres argelinos y un marroquí que intentaban forzar la entrada de un establecimiento comercial en el distrito de Arganzuela.

Provocaron un apagón

Según las fuentes, la fuga de este domingo fue preparada con antelación. Los internos provocaron un apagón a media tarde en el centro al sabotear la instalación eléctrica y luego han saltado la valla.

Los efectivos de vigilancia que estaban dentro del centro no se han dado cuenta del suceso, que se han resuelto sin incidentes durante el mismo. La Policía ha organizado un dispositivo para localizar al resto de los internos huidos.

Según fuentes policiales, los escapados proceden de Argelia y Georgia, aunque probablemente puede haber alguno con origen en alguna otra nacionalidad africana.

Problemas recurrentes en los CIE

Los problemas en estas instalaciones son recurrentes y motivo de polémicas. Además de los incidentes en Aluche, otros centros también han sufrido fugas o motines. En el de Sangonera la Verde, Murcia, 9 inmigrantes se fugaron el 14 de noviembre durante una revuelta en la que nueve agentes resultaron heridos leves.

El 31 de octubre otros cinco inmigrantes lograron fugarse aprovechando una pelea y unas semanas antes, el 5 de octubre, se escaparon 67 de los 127 inmigrantes internados en ese momento, aprovechando la entrada de una ambulancia a las instalaciones, hechos en los que resultaron heridos cinco policías.

En el CIE de Zona Franca, en Barcelona, unos setenta internos se amotinaron durante dos horas y media para exigir su puesta en libertad el pasado 1 de noviembre, revuelta que finalizó sin que la policía tuviera que hacer uso de la fuerza.

Días antes, el 23 de octubre, un grupo de unos 70 internos, la mayoría llegados en patera a España, inició una huelga de hambre, aunque al día siguiente la abandonaron tras una negociación con el director del centro. El CIE de Barcelona reabrió en julio pasado en medio de una polémica entre el ayuntamiento y el Gobierno.