Fuerzas Armadas

400 km a pie para asistir a la primera protesta militar en la era Cospedal

Una subcomisión del Congreso analizará la situación de tropa y marinería, que afecta a 59.000 soldados.

Los dos exsoldados, David Thovar y Fernando Tello, en un momento de su caminata.

Los dos exsoldados, David Thovar y Fernando Tello, en un momento de su caminata.

  1. Fuerzas Armadas
  2. Ejército español
  3. Congreso de los Diputados
  4. María Dolores de Cospedal

Fernando Tello y David Thovar llegan este viernes a Madrid con 400 kilómetros a sus espaldas. Lo hacen desde Badajoz tras una marcha de unos 30 kilómetros diarios. Su intención es la de sumarse a la primera protesta convocada desde el ámbito castrense en la era Cospedal. La nueva ministra de Defensa asume una serie de retos tras asumir la cartera, y desde ciertos sectores de las Fuerzas Armadas le piden que estudie la ley de tropa y marinería: según argumentan, la legislación empujará a miles de efectivos a una jubilación forzosa a los 45 años. 

El Congreso de los Diputados aprobó este jueves, con el respaldo de todos los grupos, la creación de una subcomisión para estudiar mejoras en tropa y marinería. De acuerdo a la legislación vigente, los soldados que ingresan en este recorrido -siempre entre los 18 y los 29 años- firman un primer contrato de seis años. Después se les ofrece un segundo de larga duración, que expira cuando el efectivo cumple los 45 años. 

Según datos ofrecidos por Unidos Podemos, esta situación afecta a 59.000 personas que se encuentran en "situaciones urgentes" que pueden quedar en desamparo al terminar su trayectoria militar. Fuentes de Defensa consultadas por Efe, no obstante, desmienten esa precariedad: aseguran que se abren plazas en esferas superiores para que los efectivos que superen las pruebas pertinentes ingresen de pleno en las Fuerzas Armadas. También consideran que existen propuestas de reinserción laboral suficientes para los integrantes de tropa y marinería que cumplan 45 años.

Destinados en Irak

Fernando y David, de 35 y 38 años, compartieron destino en Irak entre diciembre de 2003 y abril de 2004 integrados en la División Acorazada. El primero trabaja ahora en el campo: "Abandoné el Cuerpo con un síndrome postraumático -afirma-. Allí vivimos situaciones diarias de conflictos, ataques y emboscadas". El segundo está en paro tras ser expulsado del Ejército por una falta leve: "Después estudié peluquería, pero ahora no hay trabajo".

Los dos exsoldados llegan a Madrid este viernes. El motivo de su caminata es la de "protestar contra la situación de tropa y marinería, y contra otros tratos injustos que se dan en las Fuerzas Armadas". Este sábado pedirán a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, que escuche las peticiones que llegan desde ciertas sectores del Ejército: "Los que terminan su carrera en tropa y marinería quedan con una pensión de 600 euros -explican-. En unos pocos años habrá 21.500 soldados en esta situación y supondrá un gran gasto". Este es el extremo en el que fuentes ministeriales discrepan, las mismas que aseguran que existe un programa de reinserción para los efectivos.

Manifestación en 'la era Cospedal'

"Ahora que la Ley de Tropa y Marinería está empezando a colapsar y con la puesta en marcha del nuevo Gobierno es la ocasión para que iniciemos acciones firmes que obliguen a visibilizar los despidos", explica la AUME, convocante de la manifestación para la que Fernando y David han recorrido a pie 400 kilómetros. Según explican, los "militares temporales" -así llaman a los soldados de tropa y marinería- afrontan una situación de "precariedad laboral" que pretenden revertir, o al menos poner en la escena política, con actos como el de este sábado.