Terrorismo islamista

Así se radicalizó el madrileño de 15 años que combate con el ISIS

O. Maymouni creció rodeado del ideario yihadista y lo reforzó mientras su padre cumplía pena en la cárcel. 

Un soldado sirio retira una bandera del Estado Islámico en Siria.

Un soldado sirio retira una bandera del Estado Islámico en Siria.

Al niño lo rodearon de argumentos y proclamas yihadistas desde el mismo momento en el que nació. A sus 15 años y nacido en Madrid, creció bajo la bandera del radicalismo. No en vano, su padre fue uno de los líderes destacados de Al Qaeda en España en los primeros años de los 2000. Pese a su corta edad, su existencia se ha sostenido sobre una serie de argumentos terroristas, enaltecidos a través de los lazos que su familia mantiene con Marruecos. Se trata de O. Maymouni, el combatiente español más joven alistado en las filas del Estado Islámico. 

Su vida en Madrid

O. Maymouni nació en Madrid en el año 2001 en el seno de una familia con estrechos vínculos con el ideario yihadista. De acuerdo a los documentos que manejó la Audiencia Nacional, su padre Mustapha Maymouni fue uno de los instigadores de los atentados del 11-M: él fue quien creó la célula yihadista que llevaba su mismo nombre al que la Justicia relacionó con las explosiones de Atocha. La constitución del grupo tuvo lugar en fechas similares al nacimiento de su hijo, O. Maymouni.

Los informes elaborados por los Cuerpos policiales detallan la radicalización que imperaba en la familia. Es fácil encontrar un símil con Ilyass Chentouf, uno de los supuestos yihadistas detenido este sábado en España, quien aleccionaba a su hijo de 2 o 3 años con mensajes como "el Estado Islámico permanece" y el aprendizaje de la señal del Tawhid, signo realizado habitualmente por los terroristas. Según fuentes de Interior consultadas por EL ESPAÑOL, O. Maymouni recibió una educación similar en Madrid durante sus primeros años de vida, lo mismo que sus dos hermanos mayores.

El pequeño de los tres hermanos vivía rodeado de algunos de los nombres que quedarían relacionados con los atentados del 11-M. Su tío político -casado con la hermana de su padre- era Serhane Ben Abdelmajid, alias El Tunecino, uno de los hombres que perdieron la vida en la explosión de un piso de Leganés el 3 de abril de 2004. A la boda asistió en calidad de testigo Khalid Zeimo, miembro de la célula constituída por Mustapha Maymouni.

La conexión marroquí

Mustapha, el padre de la familia, había nacido en Marruecos. Su trayectoria se dibujaba al amparo de organizaciones terroristas como Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM). En España, lejos de su tierra natal, se rodeaba de ideólogos radicales, entre ellos, el considerado líder de Al Qaeda en el país, Abu Dahdah. 

Pero Mustapha Maymouni nunca abandonó Marruecos de forma definitiva. Sus viajes a su país natal eran constantes. Odiaba cualquier injerencia extranjera y junto a varios terroristas elaboró un plan de ataque contra varios objetivos concretos. La idea se materializó el 16 de mayo de 2003, cuando una docena de hombres hicieron estallar las cargas explosivas en las inmediaciones de la Casa de España. Murieron 45 personas. Maymouni fue detenido y condenado en 2005 por su relación con los atentados.

Los tres hijos del terrorista -entre ellos O. Maymouni- se trasladaron a Marruecos "a muy corta edad", siempre de acuerdo al relato de las fuentes policiales. Los hijos vivieron con algunos familiares durante los cerca de diez años que el padre pasó en prisión. Durante este tiempo viajaron en alguna ocasión a Madrid, donde mantenían algunos lazos afectivos.

El radicalismo siguió alimentando el desarrollo de los tres hijos, que veían en su padre a un mártir encarcelado. Según las mismas fuentes, "es muy posible" que el niño O. Maymouni y sus hermanos entrasen en contacto con grupos próximos al yihadismo a través de las redes sociales. El auge del Estado Islámico coincidió con el crecimiento de los pequeños, que pronto asumieron su ideología.

Viaje a Siria

Durante su estancia en la cárcel, Mustapha Maymouni entró en contacto con personas relacionadas con el Estado Islámico. Como otros muchos, abandonó la ideología de Al Qaeda para jurar fidelidad a la organización liderada por Abu Bakr al Bagdadi. Padre e hijos siguieron un proceso de radicalización similar, aunque en escenarios diferentes.

Nada más abandonar la penitenciaría, Mustapha Maymouni puso en plan el que venía pergeñando en sus años de presidio: marcharse con su familia a Siria para combatir con los yihadistas. Sus hijos, que habían asumido por completo el ideario radical, decidieron seguir sus pasos.

Muerte del hermano

El sábado fue detenido en Madrid el supuesto yihadista Fouad Bouchihan, para quien se ha decretado prisión provisional sin fianza. En el auto elaborado por el Juzgado de Instrucción número 3 de la capital se esbozan unas líneas sobre la vida que llevan los Maymouni en Siria: "O.M., de quince años de edad, nacido en Madrid, se encuentra combatiendo en Siria en las filas de ese grupo terrorista junto a sus dos hermanos -uno ya fallecido- y su padre, Mustapha Maymouni". 

La actividad del pequeño de la familia, O. Maymouni, no se reduce exclusivamente al combate. Desde allí envía contenidos propagandísticos con el ideario del Estado Islámico. La Justicia ha detectado la relación que el menor de 15 años mantiene con otros radicales a través de las redes sociales, entre ellos, Faysal Chalit, actualmente ingresado en prisión en Marruecos tras jurar fidelidad al líder del Daesh.