Según la Audiencia Nacional

Un menor madrileño de 15 años combate con el EI en Siria junto a su padre y su hermano

La detención de dos yihadistas este sábado destapa que la célula mantenía contacto con un menor en Siria. Los terroristas manifestaban en las redes su desprecio por las víctimas de la organización terrorista. 

La Policía nacional durante un operativo antiterrorista

La Policía nacional durante un operativo antiterrorista Interior

  1. Terrorismo
  2. Estado Islámico
  3. Siria
  4. Audiencia Nacional
  5. Menores

El presunto yihadista Fouaid Bouchihan, detenido este sábado, mantenía contacto a través de las redes sociales con un menor de 15 años, nacido en Madrid, que se encuentra "combatiendo en Siria junto a sus dos hermanos -uno ya fallecido- y su padre".

Así lo indica el auto del juez de la Audiencia Nacional Carlos Lamela, que ha decretado prisión para Bouchihan e Ilyas Chentouf, también detenido este fin de semana. Se les acusa de enaltecimiento del terrorismo, incitación al odio, humillación a las víctimas, y por tener relación directa con miembros activistas y simpatizantes del Dáesh.

"¡Oh Allah! Haz que muramos como mártires, yo y todos los que creemos en Allah". Con este mensaje publicado el 10 de octubre en Facebook se ofreció para morir como mártir el marroquí Ilyas Chentouf, detenido a la vez que a su compatriota Fouad Bouchihan.

Aleccionando a su hijo

Entre los vídeos que se le han intervenido a los yihadistas, destaca uno "aleccionando a su hijo, de unos 2 ó 3 años de edad, e intentando que el niño repita expresiones como 'Alá es Grande' y 'El Estado Islámico permanece', y enseñándole a hacer la señal del Tawhid, signo realizado habitualmente por los terroristas yihadistas".

De Chentouf, además de su ofrecimiento para morir como un mártir, la juez destaca la justificación que ha hecho de acciones terroristas de Dáesh en Europa, entre ellas los atentados de Bruselas, y la utilización de sus perfiles en Facebook "para glorificar a los muyahidines, en especial a los niños que están combatiendo en las filas de los grupos yihadistas".

También, sus "continuos llamamientos a la práctica de la yihad armada, efectuando manifestaciones tales como 'la yihad es nuestro camino y la muerte por Allah es nuestro deseo más sublime'" y sus comentarios ofensivos "incitando al odio contra los seguidores del chiismo, llegando incluso a amenazar con sacrificarles".

Del análisis de sus dispositivos informáticos y telefónicos se desprende que ha realizado entre 500 y 1.000 búsquedas de material específico sobre adoctrinamiento y adiestramiento yihadista del Dáesh, que junto "a determinado material pornográfico, constituyen la totalidad de las búsquedas realizadas por el mismo en internet".

En su declaración ante la juez ha negado su relación con Dáesh, y si bien ha reconocido haber buscado determinados vídeos ha añadido que visitó otro tipo de páginas y que también hizo publicaciones a favor de la paz, aunque, según la juez, "ninguna de ellas ha sido hallada hasta el momento por los investigadores".

En cuanto al detenido en Barcelona, Fouad Bouchihan, la magistrada explica que en sus siete perfiles de Facebook y Twitter ha publicado vídeos, fotografías y manifestaciones en los que igualmente se muestra plenamente identificado con los metidos violentos y las creencias totalitarias de Dáesh.

'Menosprecio a las víctimas del Daesh'

Asimismo ha publicado contenidos y comentarios en los que exalta la figura del muyahidín y hace un llamamiento a la yihad armada, además de mostrar en sus perfiles "su absoluto menosprecio hacia las víctimas asesinadas por el Dáesh".

Radicalismo, que en varias ocasiones, le ha llevado "a enfrentamientos dialécticos con detractores del Dáesh, lo que le ha llevado incluso a amenazar de muerte en las redes sociales a los enemigos" de esa organización terrorista, subraya el auto.

La juez le atribuye una "estrecha relación" a través de las redes sociales con Faysal Chalit, en prisión en Marruecos por su actividad a favor de la yihad en internet, y con yihadistas desplazados a zonas de conflicto como el menor ya citado.

También de haber "tenido asignados a destacados activistas del Dáesh en nuestro país, como Junaid Hameed Parveen", en prisión por formar parte de una célula que, siguiendo los dictados del Dáesh, actuaba a través de distintos canales de internet.

La juez dice además que se ha podido comprobar la "estrecha relación" entre ambos detenidos, que concuerdan "en la difusión de contenidos yihadistas y tienen plena sintonía en sus comentarios extremistas".