Crimen en Guadalajara

El descuartizador de Pioz admite su "absoluta responsabilidad" en el asesinato de sus tíos y primos

Mientras tanto, su cómplice continúa encerrado en la cárcel de Brasil. Su padre está preocupado por su situación.

Patrick le muestra su colgante a su cómplice

Patrick le muestra su colgante a su cómplice

  1. Pioz
  2. Asesinatos
  3. Sucesos y Acontecimientos
  4. Guadalajara (Provincia)
  5. Cárceles

Patrick Nogueira, el asesino confeso del cuádruple crimen de Pioz, ha prestado este lunes declaración, de manera voluntaria, durante varias horas, en el Juzgado número 1 de Guadalajara con referencia expresa a las últimas informaciones llegadas desde Brasil sobre la implicación de su amigo Marvin Henriques Correia y según el abogado de la acusación, Alberto Martín, en su declaración se confirma "la absoluta responsabilidad" del investigado.

Patrick, en cuanto se bajó del avión al llegar a España, declaró ante la Guardia Civil que él era el único responsable de los hechos, confesando el mismo día de su llegada su responsabilidad en los actos. Por tanto, esta es la segunda ocasión en la que Patrick Nogueira reconoce su implicación en el caso como principal hacedor del descuartizamiento y asesinato de sus tíos y de sus primos pequeños. 

Cerca de tres horas y media ha estado Patrick Nogueira prestando declaración, una comparecencia ampliatoria solicitada por el propio investigado pero también por la acusación que defiende a la familia Campos, Alberto Martín. Este ha reconocido que el investigado ha declarado en vez de acogerse a su derecho a no declarar, algo que para él ya es importante, y "todos hemos sacado muchas conclusiones".

Sobre la actitud de investigado ha incidido en que ha leído todo y también lo ha visto todo y "no ha movido ni una ceja, no se ha alterado", ha dicho el letrado. "En nuestra opinión se confirma y reafirma lo que ya habíamos dichos, su absoluta responsabilidad sin ningún tipo de exención", ha incidido Martín, quien a su vez ha puesto de manifiesto que la familia está "absolutamente destrozada".

Última confesión

Esto es lo que ha dicho el letrado a la salida de los juzgados, donde Patrick entraba sobre las 10.45 horas de este lunes, con cierto retraso sobre la hora prevista, y prestaba declaración hasta aproximadamente las 14.15 horas, algo más de tres horas.

Según Martín, la declaración ha ido "lógicamente" relacionada con todas las informaciones últimas que han llegado de Brasil "porque eso es lo novedoso", ha dicho tras señalar que no podía decir más pero reconocer que el asesino confeso se mostró en todo momento "cien por cien frío, tranquilo y sin tensión ni preocupación", según su propia percepción.

Algo que, sin embargo, no le sorprende porque "siempre tenido esta actitud", asegurando también que "las personas que pueden llegar a ese punto de atrocidad y de maldad, luego no vienen llorando ni aparentando sentimientos", ha dicho a los periodistas Martín a la salida de los juzgados. En todo caso, ha incidido también en que "hemos sacado nuestras propias conclusiones porque se ha clarificado un poco, no mucho pero al menos ha declarado".

Desde que ocurrió este trágico suceso Patrick había acudido a los juzgados de Guadalajara en cuatro ocasiones, pero esta es la segunda vez que acude para prestar declaración, insistiendo el letrado de la Acusación en que era posible que el hecho de que hoy quisiera declarar se debiera a "toda la información que ha surgido desde Brasil, pero no sabemos", concluía.

El cómplice, aún en la cárcel

El exterior de la cárcel en la que está encerrado Marvin, cómplice de Pioz.

El exterior de la cárcel en la que está encerrado Marvin, cómplice de Pioz.

Por su parte, Marvin Henriques Correia sigue en la cárcel de Brasil a la espera de más indagaciones sobre su implicación en el crimen. Su padre, con quien ha hablado EL ESPAÑOL, afirma que estos días le ha ido a visitar y le ha recibido como siempre, "con alegría". "Está en una sección separada. En la celda de al lado tiene un enfermo de tuberculosis y en otras dos tiene cerca a dos presos acusados de múltiples homicidios y de participación en grupos de exterminio", explica Percival Henriques a este periódico. Mata el tiempo leyendo. "Ha pedido libros y se ha leído El Péndulo de Foucault y Número Zero".

Percival estuvo con su hijo a lo largo del sábado desde las ocho de la mañana a las cuatro de la tarde de Brasil. Pasó la mañana entera esperando junto a otras personas en la puerta de la cárcel de pB1.

Las conversaciones mantenidas entre ambos en el lugar del crimen, el encubrimiento ejercido por el cómplice -quien nunca acudió a la policía- son, de momento, motivos suficientes para los jueces brasileños, quien ya han ratificado que Patrick prosigue encerrado. No tienen dudas de su absoluta responsabilidad.