Primarias

Así influirá la batalla de Madrid en el rumbo de Podemos

Tanto errejonistas como pablistas ven en la disputa capitalina la antesala de la próxima gran asamblea.

Juego de Tronos en Podemos en Madrid.

Juego de Tronos en Podemos en Madrid.

  1. Rita Maestre
  2. Ramón Espinar
  3. Íñigo Errejón
  4. Pablo Iglesias
  5. Podemos
  6. Elecciones primarias

Este viernes, Podemos da un vuelco. La moneda gira en el aire desde el miércoles a medianoche, cuando se cerraron las votaciones. La semana que viene, la federación madrileña -la más activa y numerosa de la formación- estrenará secretario general. La disputa entre 'pablistas' y 'errejonistas' se dirimirá y el nuevo horizonte lo encarnará la asamblea de Vistalegre, donde el rumbo del partido podría virar. Tanto los de Rita Maestre como los de Ramón Espinar saben de la amplitud estatal de las primarias capitalinas. “Sin duda, este es el primer round de la segunda gran asamblea e influirá a nivel estatal”, relata un veterano.

En uno de los pocos consensos cosechados en campaña, las dos grandes corrientes acordaron que el Consejo Ciudadano -órgano rector- fuera elegido por un sistema más representativo que el actual, pero la Organización vetó esta medida y obligó a mantener el mayoritario que rige ahora. “Esto dará mucha más importancia al secretario general ganador, que contará con un consejo ampliamente favorable a sus posturas”, explica alguien que trabaja en Podemos desde sus inicios. De ahí que el protagonismo de Maestre o Espinar vaya a ser fuerte. En uno y otro lado reconocen que, en caso de ganar los pablistas, los próximos meses y el devenir del partido serán “cómodos” para Iglesias. Si la victoria es de Maestre, el líder de Podemos tendrá que lidiar con un secretario 'opuesto' en su plaza más fuerte.

En la práctica, la victoria de Espinar supondría que Podemos Madrid se plegara al viraje a la izquierda de Iglesias. Si gana Maestre, triunfará la transversalidad y la "moderación" que tanto han criticado algunos sectores del partido.

"Si ganan los errejonistas, irán a por más"

“Si gana Rita, los de Adelante -errejonistas- mantendrán el aparato que han montado para intentar competir en Vistalegre. Iñigo está implicadísimo en la batalla de Madrid, mucho más que Pablo, porque se juega una especie de ser o no ser”, explica un miembro de la candidatura afín a Iglesias. “Mantendrán la marca tanto si ganan como si pierden de forma ajustada. Con Rita al frente, la pelea en Vistalegre se abriría más y podrían incluso disputar el liderazgo del partido. Ten en cuenta que detrás de su equipo en Madrid ha habido gente de otras Comunidades. No son sólo errejonistas, sino muchos más, todos aquellos que no están de acuerdo con el tono beligerante e impugnativo de Pablo”, apostilla.

Quien gane aplicará lo que ha promovido en campaña. “Es así, no hay más misterio”, dice una parlamentaria próxima a Iglesias. “Es cierto que con este sistema de votación el secretario tendrá mucho poder y de su impronta dependerá el rumbo de la federación, pero cuidado. No olvidemos que Adelante se impuso en nueve de los once documentos votados y eso habrá que respetarlo”, narra un miembro de la agrupación errejonista. Estas palabras enlazan con un temor existente en parte de Errejón. La campaña más “agresiva” de Espinar podría conllevar una dirección vertical que abandonara a los 'vencidos'.

"Los errejonistas comunican mejor"

Un diputado que se ha mantenido “neutral” en campaña reconoce el impulso mediático generado por las primarias madrileñas y lamenta que la batalla de caras “sepulte” la confrontación de propuestas. “Va a ser interesante, una buena toma de contacto. Ojalá seamos capaces de compaginar ambas corrientes”. Este parlamentario espera que una victoria errejonista no suponga una ruptura en el partido, aunque sea interna: “Ellos comunican mejor de puertas afuera y se ha visto en su campaña”.

Tanto errejonistas como pablistas desechan la dicotomía calle o instituciones. “No existe”, reiteran a uno y otro lado. Se refieren a esta disyuntiva como una categoría de debate que trata de imponerles el adversario. Pero sí que confiesan la divergencia entre la moderación y la vuelta a los orígenes. En los últimos días de campaña, quizá por inercia, unos y otros mostraron su proyecto con más vehemencia.

En el mitin de cierre de campaña de Espinar, quienes le acompañaron insistieron en una idea: “No dar miedo nos convierte en miedosos”. La propuesta de Maestre fue más amable y abogó por un partido que decidiera “en función de las circunstancias”. Todo lo contrario que los pablistas, que atacan al PSOE desde el principio. Sin ir más lejos, la candidata errejonista acuerda todas las semanas con Ferraz en el Ayuntamiento de Madrid.

El destino de Espinar y Maestre

Ramón Espinar lucha contra “la máquina del fango” y la operación inmobiliaria que le reportó cerca de 20.000 euros. “Hombre, no nos vamos a engañar. Eso ha sido un ancla importante”. Desde la candidatura pablista confirman que el ahora portavoz de Podemos en el Senado dará un paso atrás si no sale elegido secretario general.

La situación de Rita Maestre es radicalmente distinta. Portavoz en el Ayuntamiento de Madrid e implicada a tiempo completo en el Gobierno de Carmena, volvería a centrar su actividad en Cibeles en caso de perder, a pesar de que Espinar reitera que la acogerá en su proyecto si sale vencedor.