Presuntos violadores de San Fermín

Archivan el caso que relacionaba al guardia civil de la 'manada' del Prenda con otra agresión

El juez de Dos Hermanas dicta el “sobreseimiento provisional” ante la incapacidad de identificar a la presunta víctima.

Los cinco detenidos por la presunta violación de San Fermín.

Los cinco detenidos por la presunta violación de San Fermín.

El Juzgado de Dos Hermanas (Sevilla) ha archivado la causa que le remitió el juez de Pamplona que investiga la presunta violación de San Fermín. En ella se implicaba al guardia civil de la ‘manada’ del Prenda con una agresión a otra joven en la citada localidad sevillana en el año 2010. La información partía de un sargento del Ejército destinado en una base militar de la zona en la que también estaba en aquellas fechas el agente aludido.    

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha informado a EL ESPAÑOL de que el juez ha dictado el “sobreseimiento provisional” de esta investigación, que sería la tercera que afecta al grupo de sevillanos, en prisión desde el pasado 7 de julio cuando fueron arrestados por una presunta agresión sexual durante la primera noche de fiestas de San Fermín. Además, cuatro de los cinco detenidos aquel día están siendo investigados también por un presunto caso de abuso sexual sobre otra joven en Pozoblanco (Córdoba) acaecido el pasado mes de mayo.

Los hechos denunciados

Las fuentes consultadas detallan que el juez ha dictado el sobreseimiento provisional ante la imposibilidad de identificar a la presunta víctima. Como adelantó este periódico, se trata de una chica que en las inmediaciones de la citada base militar fue recogida en estado de desorientación. Alegó que había estado de fiesta con unos chicos y que al despertar no se acordaba de lo que había pasado, pero que le habían despojado de sus pertenencias y tenía dolores en la cabeza y las piernas. Añade el juez de Dos Hermanas que de los hechos conocidos no es tampoco posible tipificar el delito exacto a investigar.

Después de que esta información fuese puesta en conocimiento de las autoridades que investigan la presunta violación de Pamplona, la Policía Municipal de la capital navarra redactó un informe que fue remitido al juez. En esa información localizaron a la víctima en las redes sociales, donde figura su lugar de nacimiento y de residencia actual. En lugar de hacer más averiguaciones, el juez decidió inhibirse en los Juzgados de Dos Hermanas donde se habrían cometido los hechos para que fuese ese órgano el que continuase indagando la posible relación de los hechos con el guardia civil y el grupo de sevillanos.

Los abogados de los cinco procesados por la violación de San Fermín han emitido este jueves un comunicado en el que rogaban a los medios de comunicación que respeten el derecho a la presunción de inocencia de sus representados “sin que se hable de la comisión de un delito sin estar contrastada la noticia, absteniéndose de realizar informaciones que conlleve implícita o explícitamente la autoría” por parte de sus clientes.

Auto de inhibición

Según la información que adelantó EL ESPAÑOL, fue el pasado 19 de octubre cuando el Juzgado de Instrucción 4 de Pamplona firmó su auto en el que acordaba remitir a Dos Hermanas “testimonio de todo lo actuado para que por ese Juzgado se realicen todas las diligencias necesarias para comprobar el delito, averiguar e identificar a los posibles autores y proteger a los ofendidos y perjudicados por el mismo en tanto no se acepte la competencia".

Este periódico se ha puesto en contacto con la representación legal del guardia civil aludido con nombre y apellidos en el auto del juez. El letrado ha confirmado la existencia de este nuevo procedimiento, pero ha dicho que es "absolutamente falso" que su cliente tenga alguna implicación en los hechos denunciados. Achaca esta nueva denuncia contra su cliente a la "histeria colectiva" desatada por la "excesiva mediatización" del caso.