Diana Quer

La Guardia Civil identifica al hombre con el que se marchó Diana Quer

El conductor del vehículo al que la joven se subió en Taragoña es un individuo con antecedentes por tráfico de drogas.

El teléfono móvil de Diana Quer fue encontrado en este lugar de Taragoña.

El teléfono móvil de Diana Quer fue encontrado en este lugar de Taragoña. Agencia EFE

  1. Diana Quer
  2. Personas desaparecidas
  3. Taragoña
  4. Galicia
  5. Guardia Civil

Los avances en la investigación en torno al caso Diana Quer avanzan a ritmo lento, pero firme. Las declaraciones de los testigos que vieron a la joven madrileña la noche de su desaparición han sido fundamentales para reconstruir sus pasos más allá de los datos obtenidos gracias a su teléfono móvil. Taragoña es el punto clave de las pesquisas. Diana llegó hasta este lugar tras pasar la noche con sus amigos en A Pobra do Caramiñal y se subió a bordo de un vehículo. Sobre el conductor de éste, hasta el momento, apenas se sabían algunos datos inciertos: "Tiene mala pinta", relataron los testigos.

Ahora la investigación gira en torno a un individuo concreto. Según apunta ABC, los agentes de la UCO y de la Policía judicial han puesto el foco sobre un hombre con antecedentes por tráfico de drogas. De acuerdo a los datos obtenidos hasta el momento, éste sería quien habría estado esperando la llegada de Diana Quer en el puerto de Taragoña. La joven llegó hasta este lugar alrededor de las tres de la madrugada a bordo de otro vehículo en el que viajaban otras tres personas.

Según los datos obtenidos, el individuo con antecedentes por tráfico de drogas no formaba parte del círculo de amistades habitual de la joven en A Pobra do Caramiñal, donde llevaba años veraneando. La desaparición se produjo en plenas fiestas patronales y la madre de Diana Quer, Diana López-Pinel, la denunció la mañana siguiente de que se produjeran los hechos.

El teléfono móvil

Además del relato de los testigos, la investigación se sostiene en buena medida en torno al teléfono móvil de Diana Quer. El terminal apareció destrozado en el fondo de la ría junto a la que se erige el muelle de Taragoña, bajo un puente. La humedad hizo que la batería aumentase su volumen, haciendo estallar el teléfono.

Los agentes han logrado limpiar el terminal y rescatar la parte que más interesaba en las pesquisas, su memoria. De este modo, tratan de introducirla en otro teléfono de las mismas características -un iPhone 6- y releer los últimos mensajes que Diana envió y recibió la noche de su desaparición, para así determinar qué relación tenía con el hombre con el que se vio.

Por el momento, no se ha señalado otro escenario diferente al del muelle por el que la joven madrileña pudo pasar aquella madrugada. Los investigadores creen que Diana Quer subió a este último coche por iniciativa propia, y no de manera forzosa.