JORNADAS PRIMER ANIVERSARIO DE EL ESPAÑOL

Santiago Muñoz Machado: "La única forma de mantener viva una Constitución es reformarla"

Muñoz Machado, Gregorio Cámara, Francesc de Carreras y Jorge de Esteban han estrenado la mesa redonda del ciclo "Modernización y reforma".

De izquierda a derecha: Gregorio Cámara, Santiago Muñoz Machado, Francisco Moreno, Jorge de Esteban, Francesc de Carreras y John Müller

De izquierda a derecha: Gregorio Cámara, Santiago Muñoz Machado, Francisco Moreno, Jorge de Esteban, Francesc de Carreras y John Müller

  1. Santiago Muñoz Machado
  2. Pedro J. Ramírez
  3. Periódico EL ESPAÑOL
  4. Eventos EL ESPAÑOL

"¿Puede encorsetar una generación muerta a la de los vivos?" EL ESPAÑOL celebra su primer aniversario con un ciclo de conferencias titulado "Modernización y reforma, la agenda de cambios que necesita España". El catedrático en Derecho Administrativo Santiago Muñoz Machado ha deslizado esta pregunta para "soñar con la reforma constitucional". Los cambios en la Carta Magna han protagonizado la primera mesa redonda de este seminario, que ha contado con un póker de ases para empezar: Francesc de Carreras, Gregorio Cámara y Jorge de Esteban han completado el plantel. Este periódico, que "nace del enojo y la esperanza" -ha relatado Pedro J. Ramírez en la inauguración-, cumple un año con "un propósito regeneracionista".

Los cuatro ponentes han compartido una premisa: "La única forma de mantener viva una Constitución es reformarla". A partir de ahí, han desgranado sus distintas posturas. Cambia la Carta Magna es soñar porque, en palabras de Jorge de Esteban, "ha sido más fácil pasar de una dictadura a la democracia que reformar la Constitución".

Muñoz Machado ha sido el encargado de la ponencia inaugural, que ha empezado con un claro aviso: "Estamos sumidos en una crisis institucional importante". Siendo esto un lema político recurrente, el jurista ha aportado argumentos para alertar de las grandes dosis de realidad que entraña.

Santiago Muñoz Machado, especialista en Derecho Constitucional.

Santiago Muñoz Machado, especialista en Derecho Constitucional.

Con la vista puesta en el resto de constituciones españolas, Muñoz Machado ha sintetizado: "Las constituciones más rígidas son las que mueren de forma más abrupta". Partiendo de este punto, ha expresado las modificaciones que considera esenciales. Eso sí, con una advertencia: la reforma de la Constitución no es la panacea, muchos de los factores que dibujan la crisis institucional son fruto de "la mala praxis".

A lo largo de la democracia española, ha explicado el profesor, los Gobiernos han tendido demasiado a aprovecharse del decreto ley "para sustituir la función legislativa de las Cámaras". También ha resaltado entre estas malas prácticas el carácter partidista que hoy trufa la elección de los miembros del Tribunal Constitucional.

Los cambios que deberían llevarse a cabo

El título octavo de la Carta Magna relata los requisitos que debe aunar un territorio para configurarse como Comunidad Autónoma. "Creo que muy pocos apuestan por ampliar las autonomías, así que convendría eliminar este precepto".

En cuanto al sistema electora, ha abogado por cambiar las circunscripciones, que actualmente tornan el sistema electoral español "poco representativo". "Hay dos soluciones: la circunscripción única o la Comunidad Autónoma en lugar de la provincia".

De izda. a dcha: Alejandro de Vicente, John Müller, Eva Fernández, Francesc de Carreras, Santiago Muñoz Machado, Pedro J. Ramírez, Jorge de Esteban, Gregorio Cámara y Francisco Moreno.

De izda. a dcha: Alejandro de Vicente, John Müller, Eva Fernández, Francesc de Carreras, Santiago Muñoz Machado, Pedro J. Ramírez, Jorge de Esteban, Gregorio Cámara y Francisco Moreno.

¿Abolir el Senado?

Muñoz Machado se ha confesado "unicameralista". De ahí que haya propuesto "eliminar el Senado". "No le veo utilidad, y esto es algo que se ha demostrado muchas veces". En este punto, ha abordado una de las soluciones que se proponen para la Cámara Alta; la de asimilarla al Bundesrat alemán, otorgándole un fuerte carácter territorial: "Esto sería muy complicado en España porque muchas regiones no aceptarían una membresía paritaria".

¿De verdad hace falta tanto consenso?

Gregorio Cámara, catedrático y portavoz socialista en la comisión constitucional, ha lanzado el siguiente debate: "¿De verdad hace falta tanto consenso para reformar la Constitución?".

En palabras de Cámara, "no es necesario un consenso tan amplio como el recabado en 1978": "No olvidemos que en aquel momento estábamos hablando de la construcción de un Estado".

Con el sombrero del PSOE puesto, ha promovido la opción que pretende Ferraz: el federalismo. "Sólo sería consagrar una realidad que ya existe. El Estado Autonómico se ha desarrollado con las técnicas del federalismo, pero de forma desordenada".

El "inmovilismo de Rajoy"

Jorge de Esteban, también catedrático de Derecho Constitucional y celebrado articulista de El Mundo, ha resumido en cinco las posturas que existen en España acerca de la reforma de la Carta Magna.

"Por un lado están quienes propugnan la vuelta a un Estado centralizado, algo que hoy creo imposible. Por otro, quienes no quieren tocar nada. Esos son los inmovilistas, que precisamente ahora están en el Gobierno. Otros, apuestan por cambiar lo necesario dentro del documento actual. El PSOE prefiere un giro federalista y, por último, hay quienes hablan del 'régimen del 78', aquellos que desean un proceso constituyente para acabar con la Carta Magna actual".

"Somos demasiado pesimistas"

Francesc de Carreras, letrado especialista en la Constitución y fundador de Ciudadanos, ha considerado el debate necesario, pero cree que "somos demasiado pesimistas".

Las Comunidades Autónomas "no han funcionado tan mal", ha empezado. Ha lamentado que los partidos no aprovechen los mecanismos de los que disponen para regenerarse a sí mismos. Entonces, ha prologado el motivo de la segunda mesa redonda: la reforma de la ley electoral.

De Carreras ha definido el sistema español como "poco representativo" y ha descartado el norteamericano: "Es bueno para formar gobierno, pero fomenta en exceso el bipartidismo". El especialista catalán ha dicho quedarse con "el sistema mixto alemán".