Primarias en Podemos

Pablo Iglesias se alía con los anticapitalistas para intentar derrotar a Errejón en Madrid

Un acuerdo total de documentos llevará a ambas familias a presentar una candidatura conjunta para enfrentarse a Rita Maestre.

El eurodiputado Miguel Urbán es el rostro más conocido de los anticapitalistas.

El eurodiputado Miguel Urbán es el rostro más conocido de los anticapitalistas. Efe

  1. Podemos
  2. Pablo Iglesias
  3. Rita Maestre
  4. Ramón Espinar

La corriente anticapitalista de Podemos ha decidido en asamblea unir fuerzas con la candidatura 'pablista' de cara a las primarias del próximo nueve de noviembre, en las que será elegido el secretario general de la formación en Madrid. Esta familia ha acordado presentarse junto a la facción oficialista, a la que pone cara Ramón Espinar. Con este movimiento, Pablo Iglesias pretende dejar fuera de la carrera electoral a Rita Maestre, apuesta 'errejonista'.

El eurodiputado Miguel Urbán y la parlamentaria regional Isabel Serra son los cargos más visibles de esta agrupación, bautizada Reinicia Podemos. Nada más llegar a un debate que duraría casi tres horas han explicitado que la dicotomía entre la calle y los parlamentos existe. "El proyecto de Maestre está más centrado en las instituciones", ha relatado Serra a las puertas del centro municipal Buenavista para mostrar su discrepancia.

Desde Reinicia Podemos celebran las concesiones arrancadas a los de Iglesias y celebran la consecución de "una nueva mayoría que podrá forjar en Madrid un movimiento popular".

Las claves del acuerdo

La oposición al modelo bipartidista y la concepción del PSOE como rival son las claves de la hoja de ruta pactada por los afines a Iglesias y los anticapitalistas. Reinicia Podemos ha conseguido que los oficialistas se refieran al socialismo en los documentos pactados como un partido integrado en un régimen a derrocar, con el que no se formará gobierno salvo que lo aceptara la militancia en asamblea.

En una vertiente más organizativa, se ha acordado que una persona nunca podrá desempeñar más de un cargo orgánico o de partido.

Para garantizar la independencia frente a las instituciones, propondrán que sólo 13 de los 39 miembros del Consejo Autonómico puedan desempeñar cargos públicos. Además, intentarán crear una portavocía que actúe como contrapeso al secretario general en un intento de descentralizar el funcionamiento interno.

El líder de la candidatura conjunta se nombrará a finales de la semana que viene, aunque ya se trabajará como un sólo ente e incluso se programarán actos compartidos.

Frente a Rita Maestre

Con este acuerdo, Iglesias logra abarcar una de las corrientes más arraigadas en Madrid, que a punto estuvo de aupar a Urbán a la secretaría general de esta región en las primarias anteriores. Luis Alegre, entonces avalado por Iglesias, se impuso por la mínima.

El frente que combatirá a Rita Maestre en noviembre, que probablemente encabezará el portavoz en el Senado, Ramón Espinar, comparte con Iglesias una vuelta a los orígenes; un trago al tarro de las esencias que cristalizó esta semana con la protesta callejera a las puertas del CIE de Aluche.

El anticapitalismo ha dicho 'sí' a los guiños de su secretario general, que insiste en alejarse de la transversalidad de Errejón y "sacar músculo militante".

La lucha por controlar una federación revuelta

La federación madrileña es la más numerosa del partido y será espejo del debate que mantienen Iglesias y Errejón, aunque tanto Espinar como Maestre reiteran que no necesitan "padrinos ni hermanos mayores", una visión que choca con lo expuesto esta tarde por los anticapitalistas.

El pasado marzo, nueve miembros 'errejonistas' dimitieron del Consejo Ciudadano Autonómico, abriendo una brecha en la estructura organizacional de Podemos. Sólo una semana más tarde, Iglesias cesaba al secretario de organización del partido, Sergio Pascual, también próximo a Iñigo Errejón. De ahí que Iglesias muestre tanto interés en recuperar el control de la formación en Madrid.

Entre la calle y las instituciones

Reinicia Podemos, que pide en su nombre una vuelta a los movimientos populares que desencadenaron el partido de los círculos, ha tomado esta decisión en una asamblea celebrada en el centro municipal de Buenavista, muy próximo a la Plaza de las Ventas.

Antes de dar su 'okey' al proyecto afín a Iglesias, Serra y Urbán han remarcado que la preferencia de Maestre por el trabajo institucional ha abierto un abismo entre ellos. La integración de los anticapitalistas en el proyecto al que -casi con total seguridad- pondrá rostro Espinar hará de las primarias una competición electoral exclusiva entre las dos grandes familias que se perciben al más amplio nivel: Iglesias y Errejón.