Protesta en la Universidad Autónoma

El PSOE acusa directamente a Podemos de provocar el escrache a Felipe González

En la protesta estuvieron integrantes de grupos izquierdistas. No trascendió su relación con Podemos.

Uno de los momentos tensos de la mañana del miércoles en la Autónoma.

Uno de los momentos tensos de la mañana del miércoles en la Autónoma.

  1. Felipe González
  2. PSOE
  3. Escrache
  4. Podemos
  5. Pablo Iglesias

Los papeles y panfletos desperdigados por el suelo en los alrededores de un Aula Magna sellada hablaban de los restos de la protesta que se vivió en la mañana del miércoles en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid. El escrache al ex presidente del Gobierno Felipe González no sólo dejó el humo de un sonoro petardo, papeletas tiradas por el suelo y baúles desperdigados que fueron utilizados a modo de barricada. También quedó en el aire un reguero de declaraciones de distintos representantes políticos que opinaron, a su modo, de la repulsa que recibió el ex líder de los socialistas.

Según fuentes consultadas por EL ESPAÑOL, en la manifestación se concentraron distintos colectivos anarquistas y asociaciones radicales como Izquierda Castellana, Castilla Comunera o representantes del Colectivo Malahierba. Estas mismas fuentes aseguran que no es acertado asegurar que las decenas de personas que se manifestaron en la mañana de este miércoles en los pasillos de la Facultad de Derecho de la Autónoma estén explícitamente relacionados con Podemos.

Las declaraciones no se hicieron esperar. En un Aula Magna sellada y ya vacía, la primera en pronunciarse fue la decana de la facultad, Yolanda Valdeolivas, quien repudió lo ocurrido en los pasillos del edificio. "Se ha roto algo. Esto no es lo que enseñamos en nuestras universidades. Es esencial respetar a aquellos que no opina como nosotros”.

La decana mostró la repulsión de toda la Universidad ante el boicot protagonizado por decenas de personas a la llegada de González y el presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. "Nuestra idea es que no podemos plegarnos a que unos pocos limiten la libertad de expresión y a a libertad de información. Ellos llamaban hoy fascistas mientras empleaban los modos fascistas. No se puede tomar el poder por la fuerza. Estamos en un sistema democrático".

El PSOE acusa a Iglesias

Mario Jiménez, portavoz de la gestora del PSOE, acusó a Podemos de urdir la protesta

Mario Jiménez, portavoz de la gestora del PSOE, acusó a Podemos de urdir la protesta

A los pocos minutos de que se produjese la protesta, el PSOE ya señalaba a Pablo Iglesias como el urdidor principal de la protesta, el hacedor que convocó a los casi 200 jóvenes enmascarados y encapuchados. El portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, responsabilizó directamente al líder de Podemos como principal instigador de la protesta.

A su juicio, es preciso establecer un paralelismo entre las declaraciones que Pablo Iglesias realizó en el debate de investidura del pasado mes de marzo, cuando aseguró que González tenía “las manos manchadas de sangre y cal viva” por el GAL, y los actos acaecidos en los pasillos de la Autónoma. “Hay veces que un político señala, establece una serie de consignas para intentar señalar a un ciudadano y, casualmente, cuando este ciudadano, en este caso el expresidente del Gobierno, va a ese espacio de discusión serena, casualmente hay una respuesta de violentos que reproducen las mismas consignas que vertió el señor Iglesias”.

Sin embargo no todas las voces del PSOE señalaron a Podemos como los responsables de lo ocurrido. El diputado socialista Eduardo Madina discrepó del portavoz de la gestora de su partido y dijo no creer que la formación morada impulsase la protesta o que ésta respondiese a las duras críticas que Iglesias ha vertido siempre contra González.

La respuesta de Iglesias no se hizo esperar. Este lo hizo a través de Twitter, replicando a quienes “se rasgan las vestiduras por una protesta estudiantil”. Iglesias ha criticado a algunos diarios, señalando concretamente a El País (que les acusaba de ser los artífices de todo) que abrieron su portada con la protesta de la Autónoma.

En su opinión, es más grave la situación en la que están los inmigrantes irregulares que se amotinaron en la noche del martes al miércoles en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, en Carabanchel (Madrid). “Algo estaremos haciendo bien si están tan obsesionados. Y eso que decían que somos irrelevantes”, mencionaba, apuntando al diario de Cebrián.

También el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ha salido en defensa del líder de su partido. “Esto es una vergüenza y querrán que pasemos todo el día hablando de una protesta en una facultad”. Como Carolina Bescansa, Errejón negó tajantemente la relación de su partido con la protesta de la Autónoma.

Las reacciones de otros partidos

Otros grupos parlamentarios no han dudado en volver a señalar directamente a Podemos como los responsables de lo ocurrido. Uno de ellos fue el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, quien tildó la protesta de "escrache totalitario”, además de preguntarse si es esa la vuelta "a la calle a dar más caña y miedo" que pretende abanderar Podemos para reactivar su proyecto.

El portavoz del Partit Demócrata Catalán en el Congreso, Francesc Homs, fue algo más condescendiente con los manifestantes. Dijo que entendía las protestas contra el expresidente Felipe González porque es una "provocación con patas andando". Matizó después que no compartía las formas de la protesta.

Otro de los diputados nacionalistas, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, aseguro que "quizá no era un buen momento" para que el expresidente fuera a la universidad cuando sus últimos pronunciamientos no han resultado "demasiado simpáticos" para los estudiantes.