Universidad Autónoma de Madrid

Los universitarios contra González: de "buitre" y "chorizo" a "fascista de la cal viva"

El ex presidente del Gobierno vivió una situación similar hace 23 años en la misma universidad y en el mismo edificio. 

Pancarta contra Cebrián y González.

Pancarta contra Cebrián y González.

  1. Felipe González
  2. Escrache
  3. PSOE
  4. Universidad Autónoma de Madrid

Los gritos no cesaban en los pasillos de la Facultad de Derechos de la Universidad Autónoma. A Felipe González le llovieron toda clase de improperios: “chorizo”, “dimisión”, “corrupto”, “esa, esa, esa, hablemos de Filesa”. Jóvenes abucheando, jóvenes con silbatos,, y jóvenes repartiendo octavillas con el lema: “Gran pitada al presidente, pasa la bola”. Esto bien pudo ocurrir el pasado miércoles en la Universidad Autónoma. Sin embargo, para escuchar estos gritos proferidos contra el ex presidente del Gobierno es preciso volver 23 años atrás.

El 25 de marzo de 1993 González vivía un episodio similar al de ahora, en la misma universidad y en la misma facultad. La diferencia: aquellos años constituían el epílogo político del entonces jefe del Ejecutivo. Ahora González ya no es presidente del Gobierno pero su influencia sigue existiendo en el PSOE. Y ha vuelto a ser abucheado en la Universidad Autónoma.

Hace 23 años

Este miércoles, como hace 23 años, también se repartieron diversos panfletos en los que se proponía darle “una calurosa bienvenida” a “Felipe Gónzalez, Míster X, Terrorista de Estado”. Pero desde entonces han cambiado muchas cosas. Hace 23 años, el vicesecretario general del PSOE y mano derecha de González durante muchos años, Alfonso Guerra, aludía al Opus Dei y al PP como los urdidores de aquella protesta pública. Desde el partido se acusó a la extrema derecha. En esta ocasión el PSOE acusaba a Podemos de estar detrás del escrache al ex líder socialista.

Portada del diario El Mundo en la que se recoge la protesta contra González

Portada del diario El Mundo en la que se recoge la protesta contra González

Como consta en las hemerotecas, en aquella ocasión González entró en la facultad y el griterío se sucedió conforme tenía lugar la conferencia. El miércoles ni llegó a pisar el interior del edificio, donde reinaba el caos. La entrada principal estaba a rebosar de gente hasta el Aula Magna. Cacerolas, cartones blancos a modo de máscara, silbatos, baúles a modo de barricada, bocinas e incluso petardos de gran calibre que hicieron retumbar el edificio. Durante dos horas, la Facultad de Derecho se convirtió en un lugar inaccesible. González, acompañado de Juan Luis Cebrián, dio unas vueltas en el coche intentando acceder al recinto por entradas alternativas. Finalmente desistieron. Era la segunda vez que Felipe González era rechazado -de un modo algo más grave que hace 23 años- en los edificios de la Autónoma.

Un lugar habitual de protestas

La Universidad Autónoma de Madrid ha sido el escenario de distintas pitadas y manifestaciones contra diferentes personalidades que han acudido a realizar conferencias en alguno de sus edificios. Sin ir más lejos, el cardenal Rouco Varela canceló una de sus conferencias en el año 2010 cuando empezó a correr el rumor de que se iba a boicotear el acto. Este mismo año, en la Facultad de Psicología se tuvo que cancelar la conferencia de un Haim Eshach, un profesor israelí que iba a realizar una conferencia sobre Ciencia y Tecnología en la etapa preescolar.

En aquella conferencia del año 1993 González compartía cartel con otras personalidades del mundo de la política como el president de la Generalitat de aquel momento, Jordi Pujol, y la del presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga. En aquel ciclo de conferencias sobre la transición política González no fue el único abucheado. También Pujol salió escaldado de allí. Manuel Fraga, sin embargo, salió aplaudido del recinto.

González aguantó en aquella ocasión a 50 universitarios que, en plena conferencia, comenzaronn a abuchearle con silbidos y silbatos. Cada vez que comenzaba a hablar, González era interrumpido al canto de “Vamos a contar mentiras”. González replicaba: "En mi sueldo, que no es mucho (pitidos en ese momento, según las crónicas de la época), se incluye aguantar estas cosas. No sufran por mí”. Esta semana González no tuvo ocasión ni de acercarse al micrófono.

Iglesias le recuerda el pasado 

El propio González recuerda bien lo que le ocurrió en 1993. De hecho, en 2008, cuando se sucedieron escraches contra otros personajes como María SanGil, él mismo contaba que había sufrido aquella protesta. Incluso, se vanagloriaba de que "me montaron un escándalo" pero aguantó "sin llorar ni lamentarse". 

Este miércoles, Pablo Iglesias recordaba el pasado a González en las redes sociales.