Corrupción en el PP valenciano

Golpe policial a la era del exalcalde de Sagunto y actual diputado 'popular' Alfredo Castelló

La UDEF investiga amaños e irregulariades en contratos públicos entre 2007 y 2014, cuando gobernaba el Partido Popular.

Fachada del Ayuntamiento de Sagunto.

Fachada del Ayuntamiento de Sagunto. Ayuntamiento de Sagunto.

La Policía ha irrumpido hoy en el Ayuntamiento de Sagunto (Valencia) para llevarse facturas y contratos realizados entre 2007 y 2014, época en la que el actual diputado 'popular' en las Cortes Valencianas Alfredo Castelló era alcalde de la localidad, en una operación contra la corrupción que salpica de nuevo al Partido Popular. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) ha entrado esta mañana en el consistorio así como en diversas empresas investigadas por haber conseguido contratos de manera irregular, como Pavasal, Imesapi y Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas, según confirman fuentes de la investigación a EL ESPAÑOL.

La orden de entrada y registrado la ha ordenado el Juzgado de Instrucción número 4 de Sagunto, encargada de la investigación junto a la Fiscalía de Valencia. La 'Operación Flotador' busca incautar todos los contratos y facturas emitidas por estas empresas para analizar si se trocearon los trabajos para no llevarlos a concurso público.

El Juzgado investiga a 12 personas físicas (concejales y exconcejales) y 6 personas jurídicas, empresas beneficiarias de las adjudicaciones presuntamente irregulares.

La gestión del agua, en entredicho

Pero además, una de las 'patas' de la investigación es la creación de Aguas de Sagunto, como una empresa mixta, concedida a la privada Aguas de Valencia. Se investiga la gestión de los bienes de uso público respecto al ciclo integral del agua en Sagunto a través de una sociedad de naturaleza mixta y la mercantil Aguas de Valencia. Por esta razón, los agentes también han entrado las en las dos sedes de Aguas de Sagunto y en la sede social de Aguas de Valencia para buscar información sobre el canon demanial, así como la cuantía del canon en concepto de tasa por la ocupación privativa de las instalaciones municipales por parte de la sociedad de economía mixta, según explican estas mismas fuentes.

Por las sospechas de este contrato con Aguas de Valencia, la Policía reclamó al Juzgado intervenir todo lo relacionado con la gestión de los bienes de uso público respecto al ciclo integral del agua en el municipio de Sagunto, realizados a través de una sociedad de Aguas de Sagunto y Aguas de Valencia.

La investigación por la gestión del Ayuntamiento, y que salpica de lleno a Castelló, se inició en 2015 a raíz de una denuncia por el uso fraudulento del erario público en esta localidad. Precisamente los años que se investigan son los dos mandatos del actual diputado, tras los indicios de la existencia de fraccionamientos indebidos, ausencia de contratos u otros motivos.

El juez busca con estos registros una serie de facturas y/o contratos que pondrían de manifiesto la posible vulneración de los procedimientos regulados por la Ley de Contratación del Sector Público. Esta operación no lleva aparejadas detenciones, dado que se trata de un primer paso para analizar toda la documentación y concretar posibles responsables.