Día de la Fiesta Nacional

La lluvia empaña un desfile militar que acerca a Mariano Rajoy y Javier Fernández

Nadie de Podemos o de partidos nacionalistas asiste a los actos de la Fiesta Nacional. El desfile aéreo, suspendido en parte por la lluvia.

La presencia de la lluvia ha empañado La celebración de la parada militar. El desfile aéreo se ha cancelado en buena medida: tan sólo los cazas y la patrulla Águila han participado en los actos. El mal tiempo también ha incidido en el público, mucho menos numeroso que en años anteriores.

Sin presencia de Carmena, Iglesias y nacionalistas

Felipe VI y la reina Letizia han liderado unos actos que ha contado con representación de buena parte de la esfera política, empezando por el presidente en funciones Mariano Rajoy hasta figuras del Gobierno madrileño.

En el palco han coincidido Rajoy con el presidente de Asturias y de la gestora del PSOE, Javier Fernández, junto a los demás presidentes autonómicos y ministros del Ejecutivo. Durante los minutos previos al comienzo, han estado conversando el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, la presidenta andaluza, Susana Díaz, y Javier Fernández. 

También el mal tiempo ha dejado estampas como la de los portavoces del PSOE y el Partido Popular en el Congreso, Antonio Hernando y Rafael Hernando, bajo el mismo paraguas.

El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, se ha situado junto con los presidente autonómicos en su condición de presidente de Asturias, mientras que el lugar reservado tradicionalmente para el líder del PSOE ha sido ocupado en esta ocasión por el portavoz del grupo parlamentario PP en el Congreso, Rafael Hernando. A su lado estaba el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, y a continuación se ha situado el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Los portavoces del PP y PSOE en el Congreso comparten paraguas

Los portavoces del PP y PSOE en el Congreso comparten paraguas EFE

En el palco, no obstante, ha habido algunas ausencias. El secretario general de Podemos Pablo Iglesias afirmó que prefería luchar en la calle "en la defensa de los derechos y la justicia social en este país" en lugar de estar "comiendo canapés" en el acto. Por su parte, la regidora de Madrid Manuela Carmena se ha marchado a una cumbre de alcaldes que tiene lugar en Bogotá. Tampoco han estado los líderes de formaciones nacionalistas, como ya es habitual.

Un desfile austero con 3.000 efectivos

El desfile de la Fiesta Nacional ha sufrido un recorte de dos millones de euros en los últimos cinco años. O lo que es lo mismo, de un 82%. Las Fuerzas Armadas afrontan en esta ocasión una parada militar que cuenta con un presupuesto ligeramente superior a los 400.000 euros. En esta ocasión, y al igual que en años anteriores, tampoco han participado carros de combate.

Las cifras ofrecidas por el Estado Mayor de la Defensa y recogidas por Europa Press se refieren al desfile terrestre: el aéreo forma parte de las horas de vuelo previstas al año para las distintas aeronaves que participan en el acto.

Alrededor de 3.000 efectivos han participado en el desfile de este año, que como novedad cuenta con la presencia de dos helicópteros de transporte táctico NH90 que el Ejército de Tierra acaba de estrenar y que el público ha podido ver por primera vez.