Juicio por el caso Gürtel

Un arrepentido de Gürtel: “Correa entregó 100.000 euros en efectivo para la campaña del PP en 2003”

Otro acusado, el empresario García Pozuelo, ha asegurado que el líder de la trama le comentó que en unas comisiones irregulares participó Luis Bárcenas.

  1. Caso Gürtel
  2. Francisco Correa
  3. Majadahonda

Los tres arrepentidos del 'caso Gürtel' han dejado al pie de los caballos al líder de la trama, Francisco Correa, así como a dos alcaldes salpicados, el de Pozuelo, Jesús Sepúlveda, y el de Majadahonda, Guillermo Ortega. “Francisco Correa entregó una cantidad global superior a 100.000 euros a Sepúlveda para la campaña de 2003”, ha asegurado el exconcejal de Hacienda de Pozuelo, Roberto Fernández Rodríguez. 

Este exconcejal, que ha pagado la responsabilidad civil exigida por la Fiscalía Anticorrupción y ha reconocido los hechos a cambio de una rebaja de la pena, ha contado con todo lujo de detalles cómo el exmarido de Ana Mato -ministra de Sanidad hasta su dimisión en el Gobierno de Mariano Rajoy- daba las órdenes a sus concejales para adjudicar gran parte de la obra del Ayuntamiento al grupo de Correa, a cambio de dinero.

“En ocasiones se entregaba en efectivo en su despacho. Se lo llevaba el propio Correa a una de sus trabajadoras Isabel Jordán -también acusada-”, ha reconocido. Pero además, ha indicado se le pagaban viajes, comidas y todo tipo de regalos. “Prácticamente todo era pagado por Correa”. Fernández Rodríguez ha recordado cómo una vez Sepúlveda le pidió que le acompañara a la tienda de lujo Loewe para hacer un regalo. “Me dijo que lo pagaba Correa”.

Este exconcejal ha narrado cómo el entonces alcalde, y senador por parte del PP, ordenaba contratar al grupo de Correa. La mecánica era siempre la misma. Se adjudicaba por el precio de la oferta. Es decir, la empresa que ofrecía el precio más bajo se le adjudicaba el contrato.

“Lo que a mi me ponía enfermo es que adjudicabas por precio, muy por debajo del precio del coste, con el visto bueno del interventor general. Pero al mes había un modificado, y al mes y medio un complementario, con lo cual se incrementaba el valor en un 200 o 250%”, ha destacado.

Todo fue así hasta que en 2005 se convocó una reunión en el Ayuntamiento para prohibir que a partir de ese momento se contratara con ninguna empresa de Correa. “Se nos dijo que había constancia de un seguimiento policial y se dijo que bajo ningún concepto se estableciera relación con el grupo Correa”, ha añadido.

Bárcenas recibió comisiones

Otro de los arrepentidos del caso Gürtel es el empresario Alfonso García Pozuelo. Después de pagar la responsabilidad civil y la multa reclamada por la Fiscalía Anticorrupción, ha reconocido que pagó comisiones ilegales a cambio de adjudicaciones de obra pública, y bajo la intermediación de Correa. 

“Correa me dijo que de esos fondos participaba Luis Bárcenas”, ha asegurado el empresario a preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, cuando le preguntaba. El acusado se refería a comisiones ilegales que pagó a cambio de obra pública en Castilla y León y que acabaron en las manos tanto del que fuera gerente del PP nacional como de Jesús Merino, quien ocupó, entre otros, los cargos de diputado, consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, vicepresidente de la misma y procurador de las Cortes de esta comunidad autónoma. 

Según el escrito de acusación de la Fiscalía Anticorrupción, García Pozuelo pagó comisiones ilegales a cambio de obras en esta comunidad a Bárcenas, Merino y Correa. Concretamente, el 19 de febrero de 2002, de un total de 925.000 euros entregados por el empresario, 270.000 euros acabaron en manos de Bárcenas; 90.000 a Merino y 471.000 a Correa. Además, el 23 de diciembre de 2003, de un total entregado por García Pozuelo de 600.000 euros, 330.000 fueron para Bárcenas y 270.000 a Correa.

150.000 euros en un sobre

"Sí reconozco los hechos de los que se me acusa". Así ha empezado a contestar a las preguntas de la Fiscalía Anticorrupción Jacobo Gordón, uno de los arrepentidos del caso Gürtel que ha declarado este martes.

Según ha relatado, se encontró con Francisco Correa en un restaurante en el año 2003 y ahí comenzaron una relación empresarial. Un año después detectaron una oportunidad de negocio en Majadahonda, en la construcción de una urbanización de lujo.

"Había que comprar un terreno que costaba cinco millones de euros y el dueño nos exigía 750.000 euros en B", ha reconocido. Ha asegurado que Correa dio 350.000 euros para hacer ese pago en metálico al dueño. "Había inversores que ponían su dinero por transferencia y otros de otra forma. La solución que buscamos fue repartir capital social y a aquellos que habían pagado en metálico se les entregó el dividendo también en metálico", ha aclarado Gordon.

Otro de los inversores era el propio alcalde de Majadahonda, localidad donde se iba a hacer la urbanización: "Correa me dijo que tenía un conocido suyo que estaba interesado. Quedamos a comer y me presentó a Ortega. Conocía la zona, le gustaba mucho. Me dio un sobre con dinero. Fui al baño a contarlo y había 150.000 euros".

Ortega, alias 'Willy El Rata' se enfrenta a 50 años de prisión por diversos delitos de prevaricación, malversación o cohecho entre otros.

Gordon reconoce que en escritura pública de enero de 2004, otro de los acusados, Luis de Miguel -presunto arquitecto financiero de la trama-, adquirió en representación de Sundry 42 participaciones de PJT por un precio de 252 euros.

Sin embargo, la verdadera inversión fue de 150.000 euros, que se entregaron en dinero en efectivo no declarado a Hacienda y procedente de los ilícitos cobros del alcalde a Jacobo Gordon, "quien los recibió en nombre de la sociedad que administraba a sabiendas de su origen y titularidad", según sostiene la Fiscalía.

Estos fondos, junto a otros que sumaban un total de 750.000 euros -entregados en parte por el propio Correa en efectivo- se destinaron por Gordon a la compra del suelo donde se iba a construir la urbanización.

Un año después, en febrero de 2005, y coincidiendo con el cese de Ortega como alcalde, Sundry vendió a Real Estate Equity Portfolio SL (REEP) su participación en PJT, reflejando recibir 252 euros cuando en realidad lo percibido fue 150.000 euros.

"La devolución de esta aportación la realizó en efectivo y de modo opaco para la Hacienda Pública Correa con el conocimiento y consentimiento de Jacobo Gordon, gestor de REEP, con la finalidad de ocultar la cuantía y el beneficiario de la entrega".