Crimen en Guadalajara

Así fue el crimen de Pioz: primero la mató a ella, luego a los niños, y esperó a que llegara su tío

Las autoridades trabajan en localizar al sobrino de la familia en Brasil para detenerlo.

El matrimonio brasileño descuartizado en Pioz (Guadalajara).

El matrimonio brasileño descuartizado en Pioz (Guadalajara).

  1. Asesinatos
  2. Guadalajara (Provincia)
  3. Pioz
  4. Brasil

El asesinato de la familia brasileña en Pioz (Guadalajara) comienza a esclarecerse. Ayer se conoció la identidad del principal sospechoso del crimen, el sobrino de la familia, Patrick Gouveira, un joven de 20 años que llegó de Brasil cuatro meses antes de que su tío Marcos Campos, su tía Janaína Américo y sus sobrinos, de uno y cuatro años, fueran hallados descuartizados. Un detalle importante ha saltado a los medios en los últimos días. El acusado vivió con ellos en Torrejón de Ardoz, el lugar de residencia de la familia brasileña previo al chalet de Pioz.

Hoy la Policía ha revelado el carácter secuencial del crimen. El asesino no se enfrentó a todas las víctimas a la vez, sino que fue uno a uno. Primero, asesinó a la mujer, después a los niños y más tarde, esperó a que llegase el padre a la casa para acabar con su vida y descuartizarlo.

Los cuerpos de la familia fueron hallados en seis bolsas de plástico en el salón de su chalet en la urbanización La Arboleda. La Guardia Civil ha exhibido ya los principales datos fiables que posee en la investigación en Guadalajara aunque advierte de que "todavía hay mucha información que analizar".

Las autoridades trabajan ahora para localizar al acusado, que se marchó a Brasil una semana después de que se descubrieran los cuerpos descuartizados en la casa de Pioz. "Hay muchos indicios que denotan la participación de Patrick en los hechos", aseguran las autoridades.

Vuelo a Brasil anticipado y prueba de ADN

Patrick, que supuestamente había venido a España para probar suerte en el mundo del fútbol, tenía un vuelo programado para volver a Brasil el día 16 de noviembre. Sin embargo, el 19 de septiembre, el día siguiente a que se encontraran los cuerpos, Patrick cambió su vuelo y puso tierra de por medio 48 horas después de que el olor de los cadáveres putrefactos advirtiera a los vecinos de la urbanización de la Arboleda que algo no iba bien en aquella casa. El día 22 de septiembre ya estaba en Brasil. “Él se fue porque tenía miedo. Llegó a casa, se encerró en su habitación y no salió de allí”, explica Walfran Campos, hermano de uno de los descuartizados, a EL ESPAÑOL.

Justo al día siguiente de que Patrick huyera a Brasil, la Guardia Civil emitió una Orden Internacional de Detención por la cual localizar al joven. Ahora, varias semanas después de todo aquello, la policía determina que esa búsqueda ha de ser ampliada por la aparición de nuevos datos en la investigación que, en teoría, aumentan el número de indicios que les llevan a suponer que el joven sobrino es el culpable del asesinato. “Está fundamentada en pruebas concluyentes que se tienen contra el presunto autor”, aseguran fuentes de la Guardia Civil.

A los pocos días de llegar, cuando el caso ya había saltado a los medios de comunicación, Patrick Gouveira fue a la Policía Federal brasileña a dar muestras de ADN, según cuenta su tío Walfran. Allí fue interrogado por las autoridades y le dejaron marchar a su casa, donde se encuentra desde entonces. Quizás ese pudiera ser el dato que ha permitido a los investigadores localizar la presencia del joven en la escena del crimen, como se ha conocido en los últimos días. Las autoridades tienen ya muchas certezas en lo que concierne a los hechos acaecidos a finales de agosto, entre el 22 y el 24, cuando se estima que fue asesinada la familia. "Hay muchos indicios que denotan la participación de Patrick en los hechos", aseguran las autoridades. 

¿Crimen pasional?

Una de las hipótesis apuntaba a que Marcos Campos, el padre de la familia, pudo morir desangrado por la gran cantidad de cortes que se encontraron en su cuerpo. Este punto apuntaría a la hipótesis que el forense está analizando en estos momentos, que es la hipótesis del ensañamiento. Esto si el culpable, como parece, fuera finalmente el sobrino de la famiia, demostraría el ansia o las ganas por hacer sufrir a su tío.

La Guardia Civil ha estado trabajando en Pioz, Torrejón de Ardoz y en otras ciudades que la familia había ocupado. En los últimos quinces días, los que han pasado desde que se encontró a la familia muerta en la escena del crimen, las autoridades han estado reconstruyendo la vida de la familia y del acusado durante los meses previos a su muerte. "El móvil todavía no está determinado", aseguran de momento las autoridades.

Sin embargo, algunas hipótesis apuntan ya al crimen pasional, puesto que la mujer asesinada, Janaína, había llamado a su padre con quejas relativas a la actitud del sobrino en la vivienda."Iba en calzoncillos por la casa, no estaba muy cómoda", asegura su familia que dice que estaba obsesionado de algún modo con su tía. Las autoridades que están llevando a cabo la investigación hablaron esta mañana de Patrick como un joven con un "perfil psicótico".

Los próximos pasos

Patrick no tenía ocupación laboral, llevaba unos meses ya en España, donde se afincó con su familia huyendo de una supuesta agresión violenta en Brasil: a los 17 años trató de asesinar a uno de sus profesores, "de una forma fría y meditada". Otro dato que ha surgido en los últimos días es que el joven, presunto asesino de sus propios tíos y de sus pequeños primos, tenía antecedentes en su país de origen en relación a la agresión -"muy violenta", según agentes de la UCO- de uno de sus profesores cuando tenía 16 años. 

La Guardia Civil asegura que están ahora muy atentos a las novedades desde el otro lado del océano, perro aclaran que la Policía Brasileña tiene a Patrick "perfectamente" localizado.