Madrid

El PP elegirá cómo se controla la radio de Carmena

Los populares podrán apoyar a PSOE o C's, que propondrán distintos modos de vigilar la emisora.

Carmena con la líder del PSOE en Madrid, Purificación Causapié.

Carmena con la líder del PSOE en Madrid, Purificación Causapié. EFE

  1. Manuela Carmena
  2. Ahora Madrid
  3. Radio
  4. Ciudadanos
  5. PSOE

La palabra de unos contra la de otros. Y Carmena en medio. La alcaldesa de Madrid sostiene que los partidos de la oposición se mostraron "encantados" cuando se les presentó el proyecto de radio municipal. Algo que PP y Ciudadanos niegan. "Miente", han dicho tajantes. Incluso el PSOE, socio para casi todo del Gobierno, ha criticado algunos puntos de la propuesta.

El lunes que viene comenzará a sonar RadioM21 en el 88.6FM. Un día después podrá retransmitir el pleno que debatirá su propia 'resurrección' -ya hubo radio con Tierno Galván o Álvarez del Manzano-. Ciudadanos y socialistas llevarán a la Cámara sendas reformas con el objetivo de dotar a la radio de "la pluralidad que no tiene". Si llegan a un acuerdo, Carmena se verá forzada a reformar su pretensión original y abrir las puertas al control. Eso sí, sólo será posible con el apoyo del PP, partido con más escaños.

Los de Aguirre, sin cuyos votos no tendrá valor ni una opción ni la otra, se muestran cautos. No quieren radio, pero dada su puesta en marcha, se verán forzados a elegir para que la emisora cuente con una sujeción distinta a la consistorial. Podrán apostar por formar parte de la comisión de control -lo propondrá Ciudadanos- o poner en marcha un Consejo de expertos -lo que quiere el PSOE-.

También cabría la posibilidad de que el Ejecutivo de Carmena aceptara recular y diera su apoyo a la reforma socialista -sumarían mayoría-, un extremo que todavía no se contempla dada la firmeza exteriorizada por la delegada de Cultura, Celia Mayer, durante la comisión esta semana.

Un pleno en la onda

El debate girará en torno a la transparencia del proyecto, algo que han criticado PP, Ciudadanos y PSOE, que a pesar de mostrarse partidario se ha confesado en desacuerdo con la forma de contratar al personal y el control de la programación. Como ya informó este periódico, la oposición no estará representada en un órgano que alojará a personas sólo vinculadas al Ayuntamiento.

De ahí que Ciudadanos vaya a intentar aprobar que el resto de grupos parlamentarios puedan tomar parte. Para ello necesitará el apoyo de PP y PSOE. Los de Aguirre se oponen taxativamente a la puesta en marcha de la emisora, pero ante su inevitable llegada podrían considerar un mal menor la idea de los naranjas. Entonces la pelota caería en tejado socialista. El PSOE tendrá que decidir si abre la puerta al resto de grupos, aunque también aportará su propia reforma.

El movimiento de Ciudadanos

Sofía Miranda, concejal de Cultura de Ciudadanos, tachó de "medio de propaganda y autobombo" la idea concebida por Carmena. El equipo municipal de este partido intentará aprobar la semana que viene tres condiciones: que cada partido disponga de un miembro en la comisión de seguimiento, que el coordinador de la programación tenga que ser ratificado por 3/5 del pleno y que se establezcan convenios con otras emisoras para no forzar al Consistorio a invertir grandes cantidades en la creación de estudios -lo que ya ha ocurrido con el de Conde Duque, por más de 500.000 euros-.

El grupo municipal dirigido por Begoña Villacís ya trabaja en la búsqueda de un acuerdo con PP y PSOE para garantizar la representación de los tres partidos en RadioM21.

¿Qué quiere el PSOE?

Los socialistas, al igual que Ciudadanos, pedirán que el nombramiento del coordinador de la programación tenga que ser ratificado por el pleno, en lo que supondría un punto de partida hacia el acuerdo.

Pero a partir de ahí, la diferencia es notable entre una y otra propuesta. El PSOE apostará por la creación de un Consejo Rector de la emisora compuesto por profesionales "de reconocido prestigio, así como de profesores e investigadores del ámbito universitario". También abogarán por la creación de un Estatuto de la radio pública que regule su funcionamiento.

De su propuesta se desprende que no pedirán que sean los grupos de la oposición, como contempla Ciudadanos, quienes evalúen la parrilla de RadioM21.

Durante esta semana, socialistas y naranjas tendrán que llegar a un acuerdo si quieren "dar transparencia" a la puesta en marcha de la emisora además de convencer al PP. También cabría la posibilidad de que los populares dijeran 'sí' a lo opción del PSOE, aunque parece improbable teniendo en cuenta lo sucedido hasta ahora.

¿Qué hará el PP?

Ninguna propuesta opositora saldrá adelante sin los votos del PP, partido más representado en la Cámara con veinte concejales. De momento se desconoce si los de Aguirre llevarán una reforma bajo el brazo.

Hasta ahora se niegan a decir 'sí' a cualquier medida que tenga que ver con la radio porque consideran que eso sería "hacer el juego a Carmena". "Simplemente no queremos que se ponga en funcionamiento", relata un portavoz de este partido a EL ESPAÑOL.

Pero dado que RadioM21 empezará a sonar sí o sí, los populares se verán forzados a elegir entre dejar las cosas como están o votar alguna de las propuestas para abrir las puertas de la emisora a un control externo al Ayuntamiento.