Clan Pujol

Pedraz archiva el blanqueo en la venta de las filiales del Santander dirigida por Oleguer Pujol

El magistrado mantiene la investigación por el dinero invertido desde Andorra en la operación por el hijo menor de Jordi Pujol y se la remite al juez De la Mata.

Oleguer Pujol Ferrusola.

Oleguer Pujol Ferrusola. EFE

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz acaba de acordar el archivo de la investigación por la compra de las oficinas del Banco Santander dirigida por el hijo menor del expresidente catalán, Oleguer Pujol, y su socio, Luis Iglesias, a través del fondo de inversión Drago Capital y por lo que aparecían denunciados pro Anticorrupción, entre toros, el propio fondo de inversión. Sin embargo, remite a su compañero José de la Mata la inversión que realizó el benjamín del clan familiar en esta operación con dinero suyo procedente de Andorra. El titular del Juzgado Central de Instrucción 5 deberá ahora investigar si el pequeño del expresidente invirtió en la operación dinero suyo de origen ilícito y si pudo ocultar al fisco parte del dinero que obtuvo como comisión por llevar a cabo la operación en nombre de Drago.

Es decir, la operación de compra de más de mil oficinas del Santander por parte del fondo quedan fuera de la lupa de la Justicia pero Oleguer Pujol seguirá siendo investigado, en la misma causa que se investiga a sus padres y a sus hermanos, por invertir el dinero de una supuesta herencia familia no declarara a la Hacienda española y por ocultar a través de un entramado societario parte de las comisiones cobradas por llevar a cabo la operación.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes jurídicas, el magistrado entiende que el dinero guardado por Oleguer Pujol en Andorra, y que invirtió en la operación por la que se compró más de 1.000 oficinas del Santander por 2.000 millones de euros por parte del fondo de inversión, debe investigarse por la posible procedencia ilícita.

Sin embargo, Pedraz, que atiende a la petición de la Fiscalía Anticorrupción, remite esta parte a De la Mata, que investiga a toda la familia Pujol precisamente por su fortuna no declarada durante décadas en Andorra bajo la sospecha de que podría provenir de la corrupción catalana.

El instructor también acuerda archivar el presunto delito de blanqueo de capitales para quien fuera su socio en Drago Capital, Luis Iglesias. Aún así, remite a los juzgados de Plaza de Castilla la investigación por un presunto delito contra la Hacienda Pública, al no haber declarado correctamente ciertos ingresos, y que ascendería de los 120.000 euros de cuota defraudada.

Los De la Rosa, pendientes

En su auto, el magistrado deja sin resolver la petición de imputación por parte de Anticorrupción de Gabriela y Javier de la Rosa Misol, hijos del financiero Javier de la Rosa, por haber percibido unos seis millones de euros en comisiones de la familia Pujol. Pedraz entiende que debe ser De la Mata quien resuelva una vez se le remita toda la causa relacionada con Oleguer Pujol.

El Ministerio Público había solicitado la citación en calidad de investigados de los hijos de De la Rosa por su vinculación con la sociedad instrumental holandesa Marway BV que fue la que percibió el dinero de las comisiones de Oleger Pujol por la operación y que la Policía considera meramente "instrumental". El financiero habría cobrado estos fondos a cambio de supuestas gestiones en la operación de compra de todas las oficinas del Banco Santander y utilizó para ello a sus hijos. El Ministerio Público ha encontrado ya una parte de los fondos ocultos en Suiza tras pasar previamente por las Islas Vírgenes Británicas y Panamá.

De esta manera, De la Mata estudiará si los hijos de De la Rosa deben formar parte de la investigación a la familia Pujol por haber ayudado al benjamín del clan a ocultar los beneficios obtenidos en la operación.