Entrevista Feijóo

Feijóo: "El PP perdió tres millones de votos en las generales por la corrupción"

"La victoria de Podemos al PSOE en Galicia agotaría la paciencia de los socialistas" / "Me he comprometido a ser el presidente de la Xunta. Si tuviese otra ambición no me presentaría".

El candidato Núñez Feijóo opta a su tercera mayoría absoluta consecutiva

El candidato Núñez Feijóo opta a su tercera mayoría absoluta consecutiva

La campaña electoral en Galicia es siempre una especie de carrera maratoniana en la que se salta de plaza en plaza, de pueblo en pueblo, de provincia en provincia. Pero el PP, sabio en costumbres, pone a funcionar en estas fechas su ciclópea maquinaria electoral: legiones de autobuses gratuitos que conducen al mitin a sus correligionarios, banderitas de merchandising, banquetes a cuenta del partido, carteles por doquier con la efigie del candidato y muchos kilómetros al día en la carretera. La costumbre, los años y las hechuras no le pasan factura a Alberto Núñez Feijóo (Os Peares, 1961). El candidato asume el reto por tercera vez como si fuera la primera. Lo hace esta vez sin su característica gomina, esa que lucía de joven y hasta hace poco.

Entre mitin y mitin, Feijóo habla con EL ESPAÑOL de Galicia, de España, de la corrupción en el PP, de su pasado -Marcial Dorado asoma recurrente- y de un futuro que se revela incierto. Aunque lo niegue, Madrid siempre espera a la vuelta de la esquina. Está en Vigo por la mañana, en Sarria algo después y en Narón por la tarde. Tres localidades separadas por muchos kilómetros de ida y vuelta entre sí. Pese a la distancia, la parafernalia es similar en todas ellas. Es su nombre, y no las siglas del partido, el que monopoliza la puesta en escena de cada acto.

En el debate del lunes los otros candidatos esbozaron una imagen bastante pesimista de su gestión en Galicia. ¿Qué balance hace usted?

Yo prefiero hacer un balance con los datos en la mano. Las opiniones siempre son discutibles, los datos no. Galicia tiene hoy 85.000 personas menos en las listas del paro y 50.000 más inscritas en la Seguridad Social. Es la comunidad en la que menos se ha incrementado la deuda pública de España. Es la única comunidad que no ha pedido un euro. Aun así mantenemos el autogobierno blindado. El 70% de los gallegos tiene un hospital nuevo. No son opiniones, son los datos contrastados por institutos independientes que miden el empleo.

Las elecciones gallegas y las vascas adquieren más relevancia que nunca. ¿Cómo cree que puede afectar su victoria en la política nacional?

Lo que es seguro es que el PP va a ganar las elecciones en Galicia. Pero lo que no es seguro que consigamos mayoría absoluta. Si obtenemos los votos que fueron a Ciudadanos está asegurada la mayoría para gobernar, algo que sería positivo para facilitar la gobernabilidad de España. La victoria de Podemos al PSOE en Galicia puede ser la gota que colme el vaso de la paciencia de muchos socialistas, que piden que el PSOE vuelva a ser lo que fue.

Su tercera mayoría absoluta, ¿sería la coartada perfecta para irse a Madrid?

Yo justamente estoy haciendo lo contrario. Me he comprometido por tercera vez para ser el presidente de la Xunta. Respeto la opinión de todo el mundo, pero si tuviese otra ambición no me presentaría. Creo que en Galicia me lo ha dado todo. Y desde Galicia también podemos influir en la política estatal.

No sería la primera vez que otro toma el relevo sin haber sido elegido: Susana Díaz, Ana Botella…

Estar elucubrando antes de unas elecciones gallegas lo que va a pasar todos los años está bien como ejercicio periodístico, pero no tiene mucho sentido desde el punto de vista de la realidad.

Me he comprometido por tercera vez para ser el presidente de la Xunta. Respeto la opinión de todo el mundo, pero si tuviese otra ambición no me presentaría

España

Feijóo es una de las voces críticas con la corrupción del PP

Feijóo es una de las voces críticas con la corrupción del PP

Rita Barberá ya está siendo investigada por la justicia. ¿Debe dimitir?

Le corresponde tomar una decisión. Esto tras mucho tiempo en la política, con una trayectoria que la llevó a ganar muchas elecciones y a tener mucho respaldo electoral en su ciudad. Espero que la decisión que tome sea pensando en España, pensando en el PP y poniendo sus intereses personales en segundo lugar. No dudo de su inocencia. La decisión es difícil y dura, pero ha de servir para facilitar la gobernabilidad de España y los intereses de la política limpia y transparente.

De Guindos defendió el pasado martes el nombramiento de Soria. ¿Qué opinión le merece este hecho?

Creo que el ministro lo que vino a decir es que el nombramiento cumplía todas las garantías legales. Insisto en que, en mi opinión, es inapropiado. Máxime en un ambiente como el de nuestro país. ¿Soria cumplía los requisitos? Sí. ¿Tiene derecho? Sí. Pero que en mi opinión, ese nombramiento, en este momento, es inapropiado. Yo creo que actuó de forma correcta al rechazarlo.

¿Quién tiene la culpa de la situación de bloqueo político?

No le quiero dar mi opinión, solo constatar un hecho. La propuesta del PSOE es que no haya gobierno en España. Cuando un partido no deja gobernar ni presenta una alternativa, es evidente que es el responsable de una especie de secuestro político. Hay miles de votantes socialistas que no están de acuerdo.

Pero el PP señala a Pedro Sánchez por hacer lo mismo que hizo Rajoy: bloquear una investidura. Algo de culpa tendrá su líder.

No es lo mismo que bloquee la investidura quien pierde las elecciones que quien las gana. No solo no es lo mismo, sino que es todo lo contrario. El señor Sánchez no se presentaba con 170 escaños.

Muchos exigen un nuevo candidato que no sea Rajoy.

Porque los partidos que perdieron las elecciones no quieren que el candidato que las haya ganado sea presidente del Gobierno.

No es lo mismo que bloquee la investidura quien pierde las elecciones que quien las gana. Sánchez no se presentaba con 170 escaños

¿No se está tratando de poner sobre Sánchez una presión que también le corresponde al líder del PP?

Honradamente, creo que Sánchez tiene la oportunidad de convertirse en el segundo político con más responsabilidad en España. Todas las cosas que Rajoy tiene que aprobar tendríamos que negociarlas con el señor Pedro Sánchez. No creo que Felipe González y decenas de exministros le estén presionando. Lo único que le recuerdan es que tiene una responsabilidad. O gobernar o dejar gobernar.

¿Y usted? ¿Pactaría con el PSOE en Galicia?

El PSOE gallego ya ha pactado con Podemos -se refiere a En Marea-, de quien las encuestas dicen que quedarán como segunda fuerza. En Galicia nadie lo duda. Eso ya les invalida. Además, en Madrid hacen una cosa y en Valencia la contraria.

Corrupción

El PP gallego ha visto salir a la luz muchos casos de corrupción en los últimos cuatro años.

El PP gallego ha visto salir a la luz muchos casos de corrupción en los últimos cuatro años.

Usted nunca ha tenido problema en criticar la corrupción del partido a nivel nacional. ¿Qué medidas se han tomado en Galicia para combatirla?

Hemos hecho la mayor reforma legal en la historia de la comunidad autónoma. Cinco leyes y un código ético de cincuenta compromisos en los cargos públicos. Presento mi declaración de la renta cada año; también mi patrimonio. Hemos hecho una ley más estricta en cuanto a las donaciones de los partidos políticos. Hemos entregado las competencias de la financiación del presupuesto de cada formación política. Cuando tuve alguna duda en el caso de los parlamentarios gallegos le pedí el acta de diputado. La corrupción y la política tienen que ser incompatibles.

¿Esas medidas se aplican también al señor Baltar hijo, a espera de juicio por ofrecer a una mujer un puesto en el concello de Ourense a cambio de favores sexuales?

El señor Baltar tiene una denuncia, pero el juez calificó a la persona que le denunció también como denunciada. El fiscal pidió el archivo de los hechos y el juez no accedió a facilitárselo y ya se está instruyendo el caso. En el caso de que el juez observe algún tipo de responsabilidad de Baltar, el partido actuará en consecuencia.

En Santiago, por ejemplo, se imputó y se juzgó a los dos últimos alcaldes de su partido y a diez de los trece concejales del PP. ¿Se podía haber hecho más para frenar la corrupción?

En Santiago todas las personas condenadas fueron después absueltas.

Feijóo, sobre la foto con Marcial Dorado: "Desde luego fue un error, un error de hace veinte años, pero debí de informarme mejor".

Pero ahora allí gobiernan las mareas.

Es evidente que en Santiago no hemos hecho las cosas bien, aunque recuperamos la confianza en las elecciones de diciembre y en las de junio. Por eso el PP perdió tres millones de votos: por la corrupción.

¿Cómo le afectó la fotografía que salió a la luz en la que aparecía usted con el narcotraficante Marcial Dorado en su yate?

No oculté mi sorpresa, porque la foto sale después de las elecciones gallegas, en la que habíamos obtenido mayoría absoluta. Me sorprendió que no la hubiesen sacado en la campaña. Aquello merecía una explicación. Salí al día siguiente a rueda de prensa. Comparecí ante todos los medios, ante el Parlamento Gallego. Desde luego fue un error, un error de hace veinte años, pero debí de informarme mejor. Es verdad que después de que yo le conozca se le juzga con un delito relativo al narcotráfico.

¿Debió dimitir en aquel momento?

La verdad es que no, porque en aquel momento yo no tenía ningún cargo en el PP. Después de veinte años, yo no sé si uno es culpable de conocer a una persona que, tras haberla conocido, tiene un problema grave con la justicia. Si uno tiene que poner la mano en el fuego por todas las personas que conoce… Me parece desproporcionado.

Galicia

Núñez Feijóo rodeado de la plana mayor de su partido

Núñez Feijóo rodeado de la plana mayor de su partido

¿Qué es Galicia para Núñez Feijóo?

Galicia es mi mayor compromiso político. Creo en Galicia, que está funcionando y avanzando. Le debo todo a Galicia. A Galicia le debo mi carrera política y todo lo que he aprendido. Todo lo que sé está a su disposición.

¿Qué se puede mejorar de estos años?

Siempre tiene uno la sensación de que debimos explicar las cosas mejor. Hemos tenido más problemas que nunca y menos dinero que nunca. He sido el presidente de la recesión y la crisis económica que heredé en 2009. Si hubiésemos explicado mejor las dificultades para llegar a fin de mes hubiésemos conectado más con los ciudadanos.

Uno también tiene la duda de si el paro pudo bajar más. Pero yo me presento hoy con menos paro de lo que había hace 8 años, con 85.000 parados menos. ¿La recuperación podía haber sido más rápida? Es una duda evidente.

Siempre tiene uno la sensación de que debimos explicar las cosas mejor. Hemos tenido más problemas que nunca y menos dinero que nunca.

¿Donde se ve en 2020?

Yo desde luego me veo preparando el mejor Xacobeo de la historia de Galicia, el de 2021. Me veo con el 100% de los hospitales reformados. Me veo con una Galicia en bonanza económica.

¿Y en Madrid?

(Se ríe) Me veo en Santiago. Créame que una mente que intenta ser medianamente racional, que piense dónde va a estar dentro de cuatro años cuando no sabe donde va a estar dentro de quince días, esa no es una mente ordenada.