Transporte ferroviario

Un maquinista abandona un tren con 70 pasajeros porque había terminado su jornada

El tren Alvia cubría la ruta Santander-Madrid. Los pasajeros esperaron durante más de dos horas a ser reubicados en un autobuses para poder llegar a sus destinos.  

Renfe ha pedido disculpas por el incidente

Renfe ha pedido disculpas por el incidente

  1. Transporte ferroviario
  2. Renfe

Un maquinista de un tren Alvia que hacía el trayecto entre Santander y Madrid decidió abandonar el convoy porque había terminado su jornada laboral dejando tirados a los cerca de 70 pasajeros en Osorno (Palencia), donde permanecieron parados alrededor de dos horas.

Según han informado a Efe fuentes de Renfe, el tren salió de Santander alrededor de las 19.00 horas y tenía que llegar a Madrid a las 23.15 horas. Pero al llegar a Osorno, hacia las 21.15 horas, el conductor "dijo que no podía seguir" porque se había acabado su jornada laboral.

Según informa El Diario Montañés los viajeros fueron informados por megafonía de que había problemas técnicos. Pero a los pocos minutos el mensaje que escucharon los pasajeros fue distinto: el maquinista ha decidido parar porque ha terminado su jornada laboral y no quiere arriesgarse a tener un accidente por exceso de horas.

El revisor del tren tardó más de una hora en informar a los viajeros de que la compañía pondría a su disposición un servicio de autobús para trasladarles a sus destinos, añade el diario cántabro, pero el transporte alternativo tardaría en aparecer.

Los pasajeros con destino a Palencia y Valladolid dispusieron por fin de un autobús sobre las once de la noche. Sin embargo, los de Madrid seguían esperando sin la seguridad de llegar a tiempo a la capital. Hubo que esperar hasta las once y media de la noche aproximadamente para que Renfe cediera un autobús para los viajeros que quedaban en los vagones para su desplazamiento a Madrid.

Renfe ha manifestado sus disculpas a los pasajeros por este incidente y ha recordado la posibilidad de recuperar el importe total del billete dentro de su compromiso de puntualidad.

El Sindicato de Maquinistas apunta a la normativa

El hecho, según ha explicado en declaraciones a Europa Press el secretario de Organización del Sindicato de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), Carlos Segura, es algo "excepcional" y se debe a una cuestión de "normativa", ya que por ley y por la normativa con la que cuentan actualmente no se pueden rebasar las cinco horas y media de conducción continuada.

Según el Sindicato, este maquinista iba a cumplir su jornada de conducción y avisó de esta circunstancia al centro de gestión, ha afirmado Segura, quien ha añadido que el trabajador no realizó el refrigerio establecido para que pudiera seguir la conducción y por lo tanto "no puede infringir la ley" y no pudo continuar el trayecto.

Carlos Segura ha aclarado que esta circunstancia no se debe a conflictividad laboral ni a una medida que tenga que ver con la falta de maquinistas, sino que es algo "excepcional" que pueda deberse a algún fallo en la coordinación para un sustituto.