Caso Gürtel

Un socio de Correa consigue ocho propiedades del exdueño de Sigma 2

Jacobo Gordon, también exsocio de Alejandro Agag, contrató a Método 3 para hacerle una investigación patrimonial a Malo de Molina.

El empresario Jacobo Gordon hizo negocio con Correa en Panamá.

El empresario Jacobo Gordon hizo negocio con Correa en Panamá.

  1. Caso Gürtel
  2. Francisco Correa
  3. Alejandro Agag
  4. Sigma 2
  5. José de la Mata
  6. Audiencia Nacional

Jacobo Gordon es un empresario que está acusado en dos piezas del 'caso Gürtel', y por lo que se enfrenta a doce años de cárcel. Hizo negocios con el líder de la trama, Francisco Correa, pero su nombre es conocido por haber sido socio y amigo de Alejandro Agag, yerno del ex presidente del Gobierno José María Aznar. El último informe entregado por la Agencia Tributaria al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata desvela que un negocio fallido en Panamá llevado a cabo por Gordon, de la mano de Correa, acabó en una demanda por estafa al que fuera propietario de Sigma Dos hasta hace tres años, empresa dedicada a la elaboración de encuestas, de la que ya está desvinculado.

El mal negocio en Panamá, donde se iba a construir un complejo urbanístico, no acabó bien parado y el exdueño de Sigma Dos, Carlos Malo de Molina, acabó perdiendo ocho propiedades, ahora en manos de una sociedad de la familia de Gordon, y precisamente todas ellas ubicadas en la misma dirección que se encontraba la empresa de elaboración de encuestas cuando estaba bajo su paraguas.

Según se desprende del informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude de la Agencia Tributaria (ONIF), al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, Gordon, junto a Correa y el presunto 'blanqueador' Ramón Blanco, concedieron un préstamo a través de la sociedad Real Estate Equity Portfolio (REEP) de 1,7 millones de euros con un pagaré para invertir en el proyecto Lake Valley, en Panamá. Se trata de uno de los últimos informes que se aporte a la causa antes de que comience el juicio el próximo 4 de octubre en la Audiencia Nacional.

Estructura en Panamá.

Estructura en Panamá.

El dinero se entregó a Malo de Molina, encargado de la inversión de Lake Valley. La operativa, en la que estaban detrás Gordon, Correa y Blanco, consistió en adquirir el 49,99% de la sociedad de inversiones MDM 5 SA, cuyo socio era Malo de Molina. A todo esto se añade una tela de araña por parte de los tres acusados de Gürtel, que adquirieron esa parte a través de otra sociedad, Altamira, que a su vez vendió su participación a otra sociedad, Farrer, con la finalidad de reducir el Impuesto de Sociedades. Esta última sociedad había sido adquirida por REEP al despacho panameño Morgan & Morgan unos días antes de la operación.

Malo planteaba problemas

Sin embargo, Malo de Molina comenzó a plantear problemas a sus socios y éstos decidieron unirse para demandarle. Según consta en el informe de la Agencia Tributaria, el expropietario de Sigma Dos -encargada de hacer encuestas, como las de intención de voto para varios medios de comunicación- , el sociólogo y empresario no entregó las acciones correspondientes a sus socios en Lake Valley y éstos se unieron para demandarle en octubre de 2008 en España y Panamá.

“Las demandas han producido resultados ya que desde el despacho Morgan & Morgan se remitieron 145.000 dólares en concepto 'Farrer' a una sociedad de uno de los empleados de CGI (vinculada a la trama Gürtel)”, recoge el informe. Además, la sociedad Corporación Salvador de Bahía SL, sociedad del padre y del hermano de Gordon es actualmente propietaria de ocho inmuebles del patrimonio de Malo y su socio de Carlos Prieto en Madrid.

Hacienda entiende que las demandas anunciadas al entonces propietario de Sigma Dos acabaron resolviéndose de alguna u otra manera precisamente porque varios de sus inmuebles han acabado en manos de Gordon, que ha seguido luchando para obtenerlas hasta el año 2014, a pesar de haber sido imputado y acusado en el 'caso Gürtel'.

Contrató a detectives de Método 3

Cuando los socios vieron que Malo de Molina no iba a cumplir con la inversión, Gordon se puso en contacto con otros socios del sociólogo para hacer frente común contra él. En este marco, se pusieron en contacto con Bernado Martín Moreno, de la sociedad Neocom, empresario que tuvo una inmobiliaria que llevó a la ruina.

Para planear la demanda a Malo de Molina, Gordon se puso en contacto con la empresa de detectives Método 3, a quien contrató para que le hiciera una investigación patrimonial acerca de Carlos Malo y Carlos Prieto. El informe “confidencial” le costó 8.700 euros, con todos los datos de propiedades de los socios a los que iba a demandar.

El proceso contra Malo de Molina continuó. Días antes de que Correa fuera detenido,en febrero de 2009, el abogado que les llevaba las demandas les puso al tanto de los avances. Malo de Molina alegaba que existía prórroga del vencimiento del pagaré de un plazo de 18 meses más (para hacer el reparto de acciones), esto es, hasta abril de 2010. Ofrecía en el procedimiento como garantía inmuebles que tiene en Madrid a nombre de sus sociedades, Paula y Carola SL y Hermosilla 59 SL.

En la investigación policial se encontró un documento del Consejo de Administración de REEP, de enero 2009, en el que en su punto 3 se podía leer: “Panamá: Ejecutivo y embargo y oficinas y saldos comerciales. Demanda por estafa por no entregar acciones”.

“Las demandas dieron resultados”

Hacienda concluye que esas demandas se interpusieron y las reclamaciones dieron resultado. Por un lado, la sociedad Inversiones No Choice (vinculada a la trama), recibió 145.000 dólares en agosto de 2014 en concepto de 'Farrer'. Previamente, en el año 2010, Inversiones No Choice (creada en ese año) adquirió inmuebles de las sociedades de Malo de Molina, uno por valor catastral de 437.000 euros y otro de 342.000 euros. En 2014, estos dos inmuebles se transmiten de Inversiones No Choice a Corporación Salvador de Bahía (sociedad a nombre del padre y hermano de Gordon).

Además, el 18 de junio de 2014 esta última sociedad adquiere varios inmuebles del empresario, ya desvinculado de la encuestadora. “En conclusión, ocho inmuebles del patrimonio de Carlos Malo y de Carlos Prieto se encuentran actualmente en la sociedad del padre y del hermano de Gordon”, recogen los inspectores de Hacienda.