Diana Quer

La búsqueda de Diana Quer se extiende a toda Europa

Una asociación distribuye carteles con la foto e información de la joven en inglés, italiano, portugués y francés. La Guardia Civil mantiene la investigación bajo secreto.

Carteles en sus versiones en inglés e italiano.

Carteles en sus versiones en inglés e italiano. Sosdesaparecidos

  1. Diana Quer
  2. Personas desaparecidas
  3. Guardia Civil

Dos semanas después de que la joven madrileña de 18 años Diana Quer desapareciera sin dejar rastro en la localidad gallega de A Pobra de Caramiñal se redoblan los esfuerzos por hallarla a través de carteles en diferentes idiomas que buscan internacionalizar la búsqueda. Se repartirán en Francia, Italia, Bélgica, Suiza y Francia.

La asociación SOS Desaparecidos ha publicado este domingo a través de su página en Facebook cuatro reclamos con las fotografías de la chica y una breve descripción física ("18 años, 1,75, pelo castaño largo y liso, ojos oscuros y peso de 55 kg", se lee) en inglés, portugués, francés e italiano, en las distintas versiones que se distribuirán, según la asociación, en varios países europeos con el visto bueno de la familia.

Esta entidad, sin ánimo de lucro, según indican en su propia página web, se encarga de ofrecer colaboración a las familias de personas desaparecidas de forma independiente y por cuenta propia. Para ello, según indican, ejerce una labor de mediación entre la ciudadanía y las entidades oficiales encargadas del caso, aunque la Guardia Civil no ha dado orden de extender la búsqueda y mantiene la investigación bajo secreto. De hecho, apuntan en la organización, la elección de estos países no responde a una sospecha de que Diana pudiera estar allí sino a una cuestión práctica: es donde existen delegaciones de la entidad.

Agentes de la Guardia Civil peinan la zona próxima al domicilio de Diana Quer.

Agentes de la Guardia Civil peinan la zona próxima al domicilio de Diana Quer. EFE

Sea como sea, el misterio se cierne sobre Diana Quer, cuyos pasos se pierden la madrugada del pasado lunes 22 de agosto cuando regresaba de celebrar las fiestas de la localidad gallega de A Pobra. Según las pesquisas, la joven había contactado con un amigo vía Whatsapp mientras caminaba hacia el lugar donde se alojaba para indicar que un sujeto la asustaba. Las fuerzas de seguridad, no obstante, identificaron posteriormente a este hombre y le exculparon de cualquier relación con el caso.

Además, el teléfono de Diana también registró movimiento minutos más tarde, cuando en teoría ya debería haber llegado a su casa. Y de hecho, fue en su habitación donde los investigadores hallaron su DNI, dinero, etc., un hecho que alimenta un misterio para el que se barajan hasta siete hipótesis.