Violencia de género

Ciudadanos no expulsará al edil de Jerez hasta que se demuestre que agredió a su pareja

Mario Rosado y su pareja niegan las acusaciones. Ambos mantienen haber sido víctimas de un robo.

Mario Rosado, el edil acusado de violencia de género

Mario Rosado, el edil acusado de violencia de género

  1. Jerez de la Frontera
  2. Ciudadanos
  3. Violencia de género
  4. Agresiones

Ciudadanos todavía no quiere tomar una decisión sobre el caso Mario Rosado, uno de sus concejales de Jerez de la Frontera (Cádiz) al que este jueves se le acusó de haber pegado a su pareja en el centro de Bilbao. El partido de Albert Rivera, sumido en plenas negociaciones con el PP para firmar un acuerdo de investidura para Mariano Rajoy, está dispuesto a apartar al edil de su cargo público si se confirma el peor de los pronósticos. Si se confirma la agresión, será “expulsado inmediatamente del partido”, aseguran fuentes de C´s.

Mario Fernando Rosado es el número dos de Ciudadanos en Jerez y concejal de la agrupación en el municipio desde las pasadas elecciones municipales. Estaba de vacaciones con su chica, recorriendo en los últimos días el norte de España. Estuvieron en Oviedo, en Santander, en San Sebastián y hasta la mañana del miércoles, en Bilbao. Allí recalaron coincidiendo con la semana grande de la ciudad, la llamada Aste Nagusia, prestos a celebrarla. Sin embargo, el incidente que tuvo lugar esa noche les obligó a dejar a un lado sus vacaciones. El edil de Jerez de la Frontera está acusado de violencia de género porque, supuestamente, esa noche, cerca de las cuatro de la madrugada, varios testigos presenciaron cómo pegaba a su pareja. Sin embargo, no es la única versión que circula de los hechos.

El acusado y su pareja se han defendido negando que todo eso ocurriera. De hecho, el edil fue puesto en libertad sin fianza tras prestar declaración. Ahora, a la espera de que el caso se resuelva, la pareja trata de recuperarse. Mario, según su abogado se encuentra “físicamente mal” y con la cara “inflamada”.

Ciudadanos ante los hechos

En estos momentos, con informaciones tan confusas, los juristas se desmarcan y advierten que resulta conveniente aguardar hasta que se esclarezcan los hechos. La noche del martes Mario y su pareja salieron a cenar por el centro de Bilbao. Tocaba disfrutar de los pintxos y los bares. Hasta ahí todo bien. Al filo de las cuatro de la mañana la pareja volvía al hotel. A partir de ahí, surgen dos versiones con respecto a lo que sucedió y que tuvo a ambos como protagonistas. La primera versión en conocerse es la que hizo que el concejal acabase detenido esa misma noche por la Policía Municipal bilbaína.

Fue el propio alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto (PNV), quien dio a conocer una de las versiones los hechos a través de un comunicado y una entrevista en radio Euskadi. Aburto está totalmente convencido de la veracidad de los hechos narrados en el atestado, hasta el punto de advertir que él no se había “inventado una historia”.

Primera versión: la supuesta agresión del edil

A las 3.55 de la madrugada la pareja se encontraba en la intersección de las calles Esperaanza y Sendeja. Allí, varios policías de paisano (unas versiones aseguran que dos, otras que eran tres) observaron cómo un hombre empujaba “contra un escaparate varias veces” a una mujer, y que, a continuación, “le propina un golpe con la mano”. Ese hombre sería, presuntamente, el edil de Ciudadanos en Jerez de la Frontera, que además ejerce actualmente como abogado de oficio en causas de violencia de género.

Según el atestado, los agentes se dirigieron de inmediato al agresor, pero antes de que se aproximasen tres jóvenes se habían adelantado a reprender al edil. Esto dio lugar a una pelea que posteriormente fue disuelta por los agentes. La policía arrestó al concejal, ahora acusado de un delito de violencia de género.

Según el mismo informe de la policía, uno de los chicos empujó al político por detrás en un descuido de los policías. Una vez este se encontraba en el suelo, le habría pateado la cara dejándole la nariz en mal estado. El edil, tras ser detenido pasó la noche en las dependencias de la policía y fue puesto en libertad tras prestar declaración al juez.

La versión del edil y su chica

Esta mañana la chica, supuestamente víctima de la agresión de su pareja, ha salido al paso de las denuncias y ha negado rotundamente los hechos. Las informaciones son confusas hasta tal punto que la versión que ofrecen Rosado y su pareja difiere por completo de lo que se ha sabido a través del atestado de la policía y de el alcalde de Bilbao. El socio de Mario en el bufete de abogados en el que trabaja ha explicado a este periódico los hechos según la pareja.

En un punto de la noche la chica de Rosado pierde la cartera, o se la roban, todavía no está muy claro. Deciden abandonar las calles céntricas y se dirigen a su hotel. Discutían, lamentaban el hecho de haber perdido la cartera, la frustración de ya no tener el DNI ni las tarjetas ni los documentos que dentro de ella estaban. Los dos iban gesticulando por la calle. Pero según el abogado de Rosado, no se produjo ningun tirón de pelos, ningún empujón, ninguna agresión.

En esto apareció un grupo de jóvenes a los que aun no han identificado. El abogado asegura que estaban entre los veinta y los treinta y pocos años. Le pegan porque, a su juicio, veían que Mario le había pegado a la pareja. Uno de los golpes le rompe el tabique nasal. Y supuestamente le roban la cartera.

Al poco, llega la policía. Los jóvenes aseguran que han visto a Rosado empujando a su pareja. Según la versión del edil de Ciudadanos y su chica, la policía activó inmediatamente el protocolo de violencia de género. Se llevaron a Mario al hospital y después de que se recuperase lo pusieron a disposición judicial. Acto seguido, y tras su declaración, le liberaron sin fianza, sin ninguna medida cautelar.