La nueva legislatura

La mayoría del Congreso apoya la propuesta de EL ESPAÑOL para no votar en Navidad

PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos estarían de acuerdo en adelantar las elecciones al 18 de diciembre. La proposición contaría con 188 diputados para sacarla adelante.

Vista general de la Cámara Baja en el Congreso de los Diputados

Vista general de la Cámara Baja en el Congreso de los Diputados

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. Pedro Sánchez
  3. Investidura
  4. Ciudadanos
  5. Votaciones

El PSOE propondrá durante el mes de septiembre una reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General para acortar una semana la campaña electoral. Es el único salvoconducto que existe para poder adelantar las elecciones del 25 al 18 de diciembre, en el caso de que ningún candidato consiga sacar adelante una investidura. La iniciativa socialista, propuesta por EL ESPAÑOL, es también respaldada por Unidos Podemos y de Ciudadanos. La propuesta cuenta entonces con una mayoría parlamentaria suficiente (188 diputados) como para sacarla adelante incluso sin el apoyo del PP, que considera que es “triste” y “decepcionante” que se hable de terceras elecciones.

La reforma que pretende presentar el PSOE, propuesta por este diario el pasado lunes, es tramitar en las Cortes por el procedimiento de urgencia una modificación del artículo 51 de la LOREG para fijar en siete días la duración de la campaña. Pasados 30 días sin que el Ejecutivo muestre rechazo a la tramitación, la proposición de ley se llevaría al Pleno para su toma en consideración. Eso sí, al tratarse de una proposición de ley orgánica, la aprobación de esta reforma requerirá el apoyo de la mayoría absoluta del Congreso. Es ahí donde el PP deberá retratarse, ya que si vota en contra de la iniciativa socialista quedará claro que la sombra de unas terceras elecciones el 25 de diciembre fue una estrategia más que calculada para redoblar la presión hacia los socialistas y señalar a Pedro Sánchez como el único culpable en caso de repetir elecciones.

Como el PSOE, Unidos Podemos entiende que colocar las hipotéticas elecciones el 25 de diciembre es “un chantaje” y una “amenaza velada” del PP. Por eso comparte con los socialistas evitar “que se trampeen los tiempos institucionales”, decía Íñigo Errejón, número dos de Podemos, este jueves en el Congreso de los Diputados. “No nos gusta que el señor Rajoy utilice ese chantaje (votar el 25 de diciembre) para ver si el resto de partidos le dan, por miedo, lo que no le están dando. No nos parece bien. Estaremos de acuerdo en que no se puedan trampear los tiempos institucionales, pero más importante es agotar las posibilidades”.

El PP deberá retratarse

Por parte de Ciudadanos, fue el portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta, quien aceptó sumarse a la iniciativa de frenar en el Parlamento la imposición de Mariano Rajoy. En el Partido Popular evitan entrar en el terreno de juego y se limitan a criticar que haya partidos que solo piensen en unos nuevos comicios. “Es triste, decepcionante y profundamente escandaloso que haya partidos como el PSOE que estén hablando de terceras elecciones”, definió el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo, a última hora de este jueves. Sin embargo, evitó pronunciarse sobre qué votará el Partido Popular cuando los socialistas lleven la iniciativa al Congreso.

Al tratarse de una proposición de ley orgánica, la aprobación de esta reforma requerirá el apoyo de la mayoría absoluta del Congreso. Es ahí donde el PP (137 diputados) deberá retratarse, ya que si vota en contra de la iniciativa socialista quedará claro que la sombra de unas terceras elecciones el 25 de diciembre fue una estrategia más que calculada para redoblar la presión hacia los socialistas y señalar a Pedro Sánchez como el único culpable en caso de repetir elecciones.

Cifuentes, partidaria de acortar las campañas

Presentando esta iniciativa, el PSOE pretende desmontar el argumento del PP de presentar a Sánchez como el responsable de votar en Navidad y que provoque el efecto bumerán en Rajoy. Un argumento que en la dirección socialista entienden más bien como "un chantaje y una provocación". De hecho, Xavier García Albiol, portavoz del PP en el Parlamento de Cataluña, reconocía que el PP había utilizado los tiempos legales a su favor para multiplicar las presiones contra Sánchez. "A ver si Sánchez tiene narices de enviar a 36.000.000 de españoles a repetir elecciones el día de Navidad", decía en Twitter el mismo día que Ana Pastor anunció el día de la sesión de investidura del candidato Rajoy.

Solo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se ha mostrado partidaria de acortar las campañas electorales pero con carácter permanente. “El PSOE tiene que dejar de pensar en sus intereses particulares”, añadió la popular tras mostrarse partidaria de acortar las campañas “para que haya una limitación de gastos”.