La nueva legislatura

El PP presionará a C´s para cerrar un pacto de legislatura y no solo de investidura

Los conservadores califican el pacto actual como "el principio de una bonita amistad".

Los portavoces de PP y C´s en el Parlamento, Rafael Hernando y Juan Carlos Girauta.

Los portavoces de PP y C´s en el Parlamento, Rafael Hernando y Juan Carlos Girauta. Efe

En un acto mucho menos solemne que el protagonizaron en febrero PSOE y C´s, el Partido Popular ha firmado este viernes sin modificar ni una sola coma las seis condiciones que Ciudadanos impuso como condición previa para empezar a negociar un acuerdo de investidura. “Muchas coinciden con nuestro programa electoral, por lo que no hemos tenido ningún problema en firmarlas”, añadió el portavoz conservador en el Congreso, Rafael Hernando, tras estampar su firma en el documento junto a la de su homólogo de C´s, Juan Carlos Girauta. Tras sellar la alianza que compromete al partido de Albert Rivera a cerrar en una semana un acuerdo para intentar hacer presidente a Mariano Rajoy, el próximo objetivo del Partido Popular es convertir ese pacto en una alianza que perdure toda la legislatura.

“A partir de ahora se abre un proceso para un pacto de investidura”, recordó Hernando. “Esperamos que en un futuro pueda convertirse en un acuerdo de Gobierno”, insistió después. De momento, el PP se ha comprometido a aprobar, durante los tres primeros meses de la segunda legislatura de Mariano Rajoy -si la saca adelante- a que ningún cargo público imputado ocupe ningún puesto; a eliminar los aforamientos; a reformar la ley electoral; a acabar con los indultos por corrupción política; a limitar los mandatos a ocho años y a abrir una comisión de investigación en el Parlamento sobre la presunta financiación irregular del PP.

Girauta insistió en que su partido, Ciudadanos, nunca entrará a formar parte de un Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy y que el acuerdo “no será de Gobierno”, solo de investidura. Sin embargo, fuentes del PP insisten en que éste es el “principio de una bonita amistad” que podría terminar “en una historia de amor”. El objetivo de los conservadores es, tras la investidura, pactar con Rivera los Presupuestos Generales del Estado y el techo de gasto para “unir” a los dos partidos.

De momento, PP y C´s han nombrado a sus equipos negociadores para empezar esta negociación in extremis. Por parte de Mariano Rajoy se sentarán en la mesa la ministra de Empleo y de Sanidad en funciones, Fátima Báñez; el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón; el jefe de la oficina económica de la Moncloa, Álvaro Nadal; los vicesecretarios de Organización (Fernando Martínez-Maillo) y la de Estudios y Programas (Andrea Levy); el secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro y la diputada Dolors Montserrat.

El equipo negociador de Ciudadanos es el mismo que cerró con el PSOE el pacto de El Abrazo durante la legislatura fallida excepto un nombre: Marta Martín es sustituida por Melisa Rodríguez. Repiten en la mesa José Manuel Villegas, Miguel Gutiérrez, Toni Roldán, Luis Garicano y el propio Girauta.

Tono conciliador

Antes y después de firmar el documento que dio el pistoletazo de salida a las negociaciones, tanto Girauta como Hernando mostraron un tono conciliador entre ellos e intentaron hablar de lo que les une y evitar lo que les separa. Ninguno de los dos partidos pusieron líneas rojas para empezar a hablar. De hecho, Girauta evitó responder sobre la posibilidad de que Mariano Rajoy pudiera comparecer en la comisión que se abrirá en el Congreso sobre la financiación irregular del PP. “Me estaría adelantando si diera una respuesta”, se limitó a decir, tras anunciar que en los próximos días se ampliarán las seis medidas que el PP ya ha firmado para convertir este primer documento en un decálogo mucho más amplio con medidas algo más concretas.

A pesar de que la voluntad del PP es “dialogar” y estudiar todas las propuestas que le lleguen desde Ciudadanos, hay algunos puntos donde habrá fricciones entre los distintos equipos. A nadie se le escapa que los conservadores son más reacios que los de Rivera a reformar la ley electoral y convertirlo en un sistema que incremente la proporcionalidad e incluya “listas abiertas”, como recoge el texto ya firmado.

Listas abiertas en el Senado

El propio Hernando respondió a C´s que en el Senado ya existen las listas abiertas y advirtió que no están dispuestos a ceder en todo. “Si se nos plantea que hay territorios que por tener una baja población no tengan representación en el Parlamento diré que no. Yo no voy a permitir que Ceuta se quede sin diputado, por ejemplo”. Los dos equipos tuvieron la primera reunión “técnica” a las cuatro de la tarde de este viernes y se emplazaron a continuar hablando durante el fin de semana para, el lunes, volver a reunirse y consensuar una agenda de temas.

En estos días que faltan hasta el 30 de agosto, cuando Mariano Rajoy presentará ante la Cámara su programa de gobierno, tanto PP como Ciudadanos buscarán a la desesperada más apoyos a su pacto para sacar adelante la investidura y evitar celebrar las temidas terceras elecciones que caerían el día de Navidad. En el partido conservador insisten en que, desde este viernes, Ciudadanos también tiene “la obligación” de buscar esos apoyos que necesitan “porque ahora es cosa de dos”. La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, confesó tras el Consejo de Ministros que Rajoy volverá a llamar a Pedro Sánchez para intentar cerrar una reunión con él e intentar convencerle de lo necesaria que es una abstención de su partido para tener, por fin, un gobierno.