Sesión de investidura

Seis de los nueve miembros de la Mesa presionan a Pastor para que fije una fecha para la investidura

C's, PSOE y Unidos Podemos unen fuerzas para pedir a la presidenta del Congreso que marque el calendario.

Ana Pastor, comparece en el Congreso.

Ana Pastor, comparece en el Congreso. Efe

  1. Ana Pastor Julián (Política)
  2. PP Partido Popular
  3. PSOE
  4. Ciudadanos
  5. Investidura

Mariano Rajoy no se tirará a la piscina hasta que no se cerciore de que hay agua dentro. Han pasado trece días desde que el rey le encomendó pasar por el Congreso para convertirse de nuevo en presidente; los mismos que tardó Patxi López en marcar una fecha para la intentona de Pedro Sánchez, que resultó derrota.

En un sendero casi calcado al que condujo a unas segundas elecciones, Ciudadanos, PSOE y Unidos Podemos han querido hacer un alto en el camino: sus diputados en la Mesa del Congreso -órgano rector de la Cámara- pedirán a la presidenta, Ana Pastor, que elija un día para que Rajoy se someta al examen de los diputados. La exministra de Fomento, tal y como marca la Constitución, es la única que tiene potestad para abrir el candado y convocar el debate de investidura.

Pastor tiene la batuta

Hasta ahora, la popular se ha plegado al deseo del líder de su partido y no ha mostrado intención de agendar la cita, lo que ha suscitado las críticas del resto de los partidos. En más de una ocasión, se le ha achacado utilizar su puesto como si fuera un cargo orgánico del PP y no como el de máximo exponente de la Cámara que encarna la soberanía nacional.

Este martes a las doce del mediodía se reúne la Mesa del Congreso en el salón de ministros de la Carrera de San Jerónimo y Pastor tendrá que escuchar el anhelo de la oposición en bloque. A partir de ahí, será la presidenta la que decida, escudándose en la Carta magna, si pone límite a un periodo negociador por ahora improductivo.

El secretario general de Ciudadanos en el Congreso, Miguel Gutiérrez, ya insinuaba en su valoración del CIS la presión a Pastor que van a ejercer sus dos miembros en la Mesa -el órgano está formado por nueve-: "Estamos seguros de que el señor Rajoy no dirá no al rey, a la Constitución y a los españoles". A Ciudadanos no le vale aquello de "sólo iré a la investidura si tengo garantizada la victoria". "Le guste o no, Rajoy debe presentarse", terminó Gutiérrez.

Hernando: "La presión sería temeraria"

En el PSOE han dado el mes de agosto a Rajoy para que negocie, pero no sin límite. Su portavoz adjunta en el Congreso, Meritxell Batet, se ha referido a la sesión de investidura con un "lo antes posible".

Agarrado al CIS, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, empezó: "Unas terceras elecciones no servirían para cambiar la situación política". Y una vez más, el 'no' a la sesión de investidura hasta que Rajoy esté seguro de superarla con éxito: "Sería temerario y desproporcionado presionar", dijo previendo la petición de los miembros de la Mesa a Pastor. Por último, entonó el mensaje central enarbolado por su partido los últimos días, el de "no queremos una sesión de investidura, sino un Gobierno": "No tiene sentido acudir sin contar con las garantías".

Rajoy utiliza la reunión con Rivera

El míercoles, un día después de la reunión de la Mesa, Mariano Rajoy se reunirá con Albert Rivera en el Congreso. En una escena que repetirá la estampa de la semana pasada, el presidente en funciones tratará de seguir allanando el terreno. En el PP esperan que Ciudadanos termine pasando de la abstención al 'sí' antes de la investidura.

No obstante, el partido naranja no deja entrever esa posibilidad. Tras conocer el CIS, que describió como "foto fija del bloqueo político", Gutiérrez dejó claro que su partido no acordará un pacto de Gobierno con Rajoy. Como ha venido haciendo Rivera, apostó por un Ejecutivo popular en minoría: "Decirles sí sería aceptar lo que han hecho hasta ahora. Que gobiernen en minoría y, a partir de ahí, iremos negociando punto por punto, ley por ley".