La Mano que mece el dinero (II)

Los Paesa esconden una casa de lujo en Marbella de 1,2 millones

La vivienda, localizada por EL ESPAÑOL, se mantiene oculta a las autoridades españolas y está controlada desde Luxemburgo.

Imagen de la entrada de la urbanización donde se encuentra la vivienda.

Imagen de la entrada de la urbanización donde se encuentra la vivienda.

  1. Francisco Paesa
  2. Marbella
  3. Luxemburgo
  4. Fraude fiscal

La familia del espía Francisco Paesa esconde una vivienda de lujo de 1,2 millones de euros en Marbella. La casa, según la documentación obtenida por EL ESPAÑOL, está ubicada en la lujosa urbanización Alzambra Hill Club de la Costa del Sol y en realidad, está controlada desde 2008 por Beatriz García Paesa, abogada, sobrina del famoso espía español e investigada por la Audiencia Nacional. Sin embargo, en los registros públicos españoles el inmueble aparece registrado, ocho años después de la compra, a nombre de la promotora encargada de las obras: Euro Buildings 2002 SL. 

Según ha podido confirmar este diario, la compra-venta de la propiedad -un bajo con 173 metros cuadrados, plaza de garaje y trastero junto a una zona ajardinada, se formalizó por contrato privado en 2008. Ese año, un despacho de abogados suizo se puso en contacto con la inmobiliaria para formalizar la transacción de la casa. Sin embargo, al contrario de lo que recoge la ley, el bajo de lujo no fue escriturado en el Registro de la Propiedad español. Así, si la Audiencia Nacional o cualquier otro juzgado intenta embargar los bienes de Alfonso García Paesa o de su hermana Beatriz, vinculada con los negocios de su tío y con una causa abierta en España por un presunto fraude en Angola, nunca encontrará esta casa.

Imagen de la vivienda controlada por la familia Paesa.

Imagen de la vivienda controlada por la familia Paesa.

La primera prueba de que la familia del espía está detrás del inmueble apareció en enero de este año, cuando se produjo una batalla legal entre los miembros de la Comunidad de Vecinos. El promotor Francisco Zambrana del Pozo -con la mitad de las viviendas sin vender- pugnaba con algunos propietarios por el control de la entidad que gestiona los jardines, la piscina y las zonas comunes. Fue entonces cuando los representantes del empresario esgrimieron una delegación de voto de esa vivienda firmada por Beatríz García Paesa. Días antes, alguien había pagado en metálico los 23.000 euros que el presunto propietario adeudaba a las cuentas de la comunidad.

En el documento presentado, la sobrina de Paesa -investigada junto a su tío por estafar presuntamente diez millones de dólares a un ex agente del servicio secreto ruso- dice hablar en nombre de una sociedad en Luxemburgo. Una empresa llamada Alza Imo Invest, que según la documentación obtenida por EL ESPAÑOL, fue abierta en 2006 y administrada tanto por Beatríz García Paesa como por su hermano Alfonso, pese a que ambos utilizan en los documentos públicos del ducado únicamente su primer apellido, más común y por tanto, mucho más complicado de rastrear.

La casa sigue a nombre de la promotora ocho años después.

La casa sigue a nombre de la promotora ocho años después.

La contabilidad de Alza Imo Invest presentada en Luxemburgo en 2008 refleja un incremento patrimonial de la sociedad de 850.000 euros. La cantidad se aproxima al precio de compra de la finca. Sin embargo, hasta en esto hay irregularidades, ya que los responsables de la empresa presentaron unas primeras cuentas de ese año donde la cantidad no aparece. Es dos años después, en 2010, cuando hacen una modificación y reconocen ante el regulador luxemburgués que la sociedad tiene 850.000 euros en activos, sin identificar su procedencia.

Un contrato sin firma ni nombres

Tras pasar ocho años vacía, el pasado 30 de junio apareció en la finca el primer inquilino de la casa: un ciudadano francés de nombre Cedric M.P. Tras intentar identificarse con un visado de entrada a Estados Unidos a modo de documento oficial, el ciudadano francés aseguró haber alquilado la vivienda. Para acreditarlo, presentó un contrato de alquiler rubricado presuntamente entre él y los responsables de Alza Imo Invest. El documento luce a modo de firma dos trazados sin identificar arrendatario alguno. El contrato de alquiler reconoce también que el inmueble en se encuentra a nombre de la empresa controlada por Beatriz García Paesa.

La sobrina del espía español -que ayudó a fugarse al ex director de la Guardia Civil Luis Roldán, fingió su propia muerte y resucitó después en París tras ser localizado por la prensa- está investigada ahora por la Audiencia Nacional, acusada por tramar presuntamente una red de sociedades capaz de blanquear 41 millones de euros para la empresa Defex, participada al 51% por la Sepi. En el marco de esta investigación, desarrollada por el juez Jósé de la Mata, García Paesa presentó declaración ante la Audiencia Nacional el pasado siete de Julio. 

Documento de Beatriz García Paesa reconociendo la titularidad del inmueble.

Documento de Beatriz García Paesa reconociendo la titularidad del inmueble.