Operación Púnica

El juez Velasco propone juzgar a Granados por aprovecharse de una revelación de secretos

Un guardia civil, que también irá a juicio, le 'chivó' que estaba siendo investigado.

Francisco Granados, exconsejero de la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Francisco Granados, exconsejero de la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

  1. Operación Púnica
  2. Francisco Granados

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco acaba de cerrar la instrucción de una pieza separada del 'caso Púnica' y propone juzgar al ex número 2 de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, por aprovecharse de un revelación de secretos, después de que un guardia civil le 'chivara' que estaba siendo investigado, semanas antes de ser detenidos por agentes del Instituto armado, y que le ha llevado a estar en prisión desde octubre de 2014.

Velasco acuerda la transformación a procedimiento abreviado de esta pieza relativa a la revelación de las pesquisas por parte del guardia civil José Manuel Rodríguez Talamino a Granados, exconsejero de Presidencia con Esperanza Aguirre.En su resolución, el titular del Juzgado Central de Instrucción 6, una vez finalizada la investigación, propone juzgar por revelación de secretos a Talamino y al agente de la Benemérita en excedencia José Luis Caro Vinagre, este último como cooperador necesario, así como a Granados por delito de aprovechamiento de revelación de secreto. Es la primera pieza de la trama 'Púnica' que queda cerrada y ya a un paso de su apertura a juicio oral. Por tanto, éste sería el primer asunto por el que el exdirigente 'popular' sería juzgado.

Según el auto, ha quedado acreditado que el guardia civil Talamino "ha faltado al deber de sigilo y discreción que le imponen los deberes de su cargo y que con su actuación y el indispensable apoyo de Caro Vinagre ha causado un grave daño para la causa pública, al poner en conocimiento y a través de ese cooperador necesario, de uno de los principales investigados, Granados, determinadas medidas policiales que provocaron una reacción inmediata por aquellos, poniendo en serio riesgo la investigación y obligando a retirar determinadas medidas operativas y reduciendo la eficacia de otras”.

La Fiscalía y las acusaciones tienen, a partir de ahora, diez días para formular escrito de acusación solicitando la apertura de juicio oral o pedir el sobreseimiento, sin perjuicio de que puedan solicitar la práctica de diligencias complementarias que consideren imprescindibles.