LA NUEVA LEGISLATURA

El PP presiona a Rivera para que firme con Rajoy otro pacto de El Abrazo

Los vicesecretarios salen en tromba y piden a C´s que voten afirmativamente una investidura del PP como hicieron con el PSOE durante la legislatura fallida.

El líder del PP, Mariano Rajoy, con Albert Rivera.

El líder del PP, Mariano Rajoy, con Albert Rivera. EFE

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. Albert Rivera
  3. PP Partido Popular
  4. Ciudadanos
  5. Investidura
  6. PSOE

El Partido Popular quiere poner las cartas sobre la mesa y mantienen que no habrá pacto con los independentistas a cambio de la investidura de Mariano Rajoy. Lo que los conservadores quieren es replicar con Ciudadanos el pacto de El Abrazo que Albert Rivera firmó con Pedro Sánchez en la legislatura fallida. Un acuerdo que, como pasa ahora con el PP, no daba para obtener la ansiada mayoría que un candidato necesita para formar gobierno pero que, sin embargo, acerca esa posibilidad. Los vicesecretarios del PP han salido en tromba a defender esta línea y desterrar el fantasma de un hipotético pacto con Convergència con contraprestaciones secretas a cambio de una ayuda extra para la gobernabilidad. 

El primer en salir a pedir el sí de C´s fue Pablo Casado. A través de los micrófonos de esRadio, el vicesecretario de Comunicación recordó que el pacto con Rivera sigue siendo la prioridad para el PP. Además, aseguró que no pierde "la esperanza" de que Ciudadanos pase "de la abstención al sí" en un debate de investidura.
"Rajoy y Rivera están hablando", dijo sin intentar ocultar ningún movimiento interno entre los dos equipos. Casi al mismo tiempo, otro vicesecretario, Fernando Martínez-Maillo, aprovechaba una intervención en Antena 3 para recordar al partido naranja que "su abstención no es suficiente" y que si no reconsideran su postura para votar a favor de Rajoy "la altranativa PSOE, Podemos e independentistas puede activarse".
Un tercer 'hombre fuerte' de Mariano Rajoy en Génova, Javier Maroto, envió el mismo mensaje que sus compañeros. "Todas las opciones están abiertas", aseguró, y volvió a señalar a Albert Rivera como socio preferente para intentar formar un gobierno estable o, al menos, que ayude a Mariano Rajoy a superar una investidura. Casado insistió en que "los números son los que son" y que, por tanto, el apoyo positivo de los 32 diputados de C´s son decisivos para poner entre la espada y la pared a los socialistas. "Si el PSOE no desbloquea la situación, entonces habrá terceras elecciones", aseguró el vicesecretario de Comunicación. Maillo fue un paso más allá y recordó a Rivera que en el programa que el PP les envió como primer punto para empezar a negociar "hay muchos de los puntos que firmó con el PSOE en la anterior legislatura". 
Mariano Rajoy no se someterá a una sesión de investidura para estrellarse como lo hizo Pedro Sánchez, el deseo de los socialistas antes de darles su abstención. Pablo Casado vino a decir en la radio que el presidente del Gobierno en funciones podría renunciar a ir a u na investidura otra vez, incluso si el Rey Felipe VI se lo pide. Como ya anunció el propio líder del PP tras la primera ronda de consultas con sus rivales políticos, el vicesecretario reconoció que se abriría un período de reflexión para que todos los líderes políticos reconsiderasen su postura y facilitasen un Gobierno sin "infantilismos. Digan claramente si van a apoyar o no la investidura", añadió Casado.