VIAJE DEL PRESIDENTE DE EEUU

Barack Obama obliga a la España institucional a trabajar en domingo para salvar su viaje

El presidente de EEUU mantiene Rota pero deja sin foto a la crema del Ibex 35 y a la sociedad civil.

Barack Obama, durante su discurso en la cumbre de la OTAN en Varsovia.

Barack Obama, durante su discurso en la cumbre de la OTAN en Varsovia. Reuters

  1. Barack Obama
  2. Estados Unidos
  3. Rota
  4. Felipe VI

La España institucional y política se ha visto obligada a convertir este domingo en lunes para salvar el viaje de Barack Obama a Madrid. La histórica visita del presidente de EEUU a nuestro país se ha visto reducida a una larga escala de 20 horas en medio del duelo de regreso de Varsovia a Washington DC tras la masacre de Dallas: el rey, el presidente en funciones, Mariano Rajoy, y los líderes de la oposición (Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera) han hecho el esfuerzo de adaptarse al nuevo programa de Obama.

Según Zarzuela, “la presencia excepcional” de Felipe VI el sábado por la noche en Torrejón de Ardoz se debe a las “estrechas relaciones personales” entre el Jefe del Estado de España y el presidente de EEUU y a las “relaciones institucionales entre ambos países”. Todo el programa, pergeñado apenas horas antes de la llegada de Obama a Torrejón este sábado hacia las once de la noche, ha cobrado tintes de excepcionalidad. Tanto por lugares como por horarios.

El domingo por la mañana Felipe VI abre el Palacio Real para Obama, y lo mismo hace Rajoy con La Moncloa casi a la hora (española) de comer, aunque Obama ya lo habrá hecho en la embajada de EEUU antes comparecer junto al presidente en funciones para ofrecer una declaración conjunta. Rivera, Iglesias y Sánchez, por este orden, se desplazan a Torrejón de Ardoz en torno a las tres de la tarde para unos breves encuentros bilaterales (unos diez minutos por líder) antes de que Obama vuele a Rota (Cádiz).

ROTA, LA GRAN SUPERVIVIENTE

La presencia de la oposición en Torrejón cobra especial importancia cuando a Obama lo recibe un presidente en funciones desde hace 200 días. Al cancelar el lunes entero en Madrid, había base suficiente para obviar a Sánchez, Iglesias y Rivera. Pero la embajada de EEUU lo ha metido, con calzador, en Torrejón de Ardoz teniendo en cuenta que no es del todo seguro que a finales de julio Mariano Rajoy sea de nuevo presidente del Gobierno.

Es Rota, la base militar conjunta cuyo escudo antimisiles vela por la seguridad de Europa, la gran superviviente del nuevo programa. Las mayores víctimas, la crema del Ibex 35 así como la sociedad civil y emprendedora. Desde Ana Patricia Botín (Santander) hasta José María Alvarez-Pallete (Telefónica), los grandes nombres de las empresas españolas habían sido citados a la comida en el Palacio Real, broche de oro de la visita pre-tiroteo en Dallas. Como era el caso de los emprendedores en los Teatros del Canal para un evento personalmente muy relevante para Obama. EEUU es el primer inversor extranjero en España.

La cumbre de la OTAN en Varsovia y el fin de semana han salvado el viaje de Obama a España, el primero de un presidente de EEUU a nuestro país en los últimos 15 años. A lo largo de todo el viernes, el viaje estuvo en el aire. De madrugada, la Casa Blanca emitió un comunicado con la decisión salomónica dejarlo por la mitad. La crisis que le ha estallado en Dallas seis meses antes abandonar la Casa Blanca hacía muy difícil mantener el aspecto más ligero de su visita: el paseo por el centro histórico de Sevilla. Pero la seguridad y la relación política con España en un mundo cambiante e inquietante hacían “imprescindible” que Obama mantuviera el viaje, según fuentes diplomáticas.

El único discurso se Obama tendrá lugar en Rota ante los casi 4.000 militares americanos basados allí desde la llegada, el año pasado, del último de los cuatro destructores que conforman el núcleo del escudo antimisiles. Rota es la joya de la corona americana en cuestión de seguridad europea.