TRIBUNALES

Horrach pide dos años de excedencia en los que no ejercerá como penalista

Comunica al fiscal jefe Anticorrupción su decisión y se irá cuando concluya su acusación contra Matas.

El fiscal Pedro Horrach.

El fiscal Pedro Horrach. VALENCIA

  1. Pedro Horrach
  2. Fiscalía Anticorrupción
  3. Caso Nóos

El fiscal Pedro Horrach ha comunicado personalmente en Madrid al fiscal jefe Anticorrupción Antonio Salinas su decisión de pedir una excedencia de dos años. El representante del Ministerio Público ha esperado a la conclusión del juicio del 'caso Nóos' para dar un paso que tenía decidido desde hace meses. Eso sí, Horrach ha comunicado a Salinas que no ejercerá durante este tiempo como abogado penalista para evitar cualquier tipo de incompatibilidad con los asuntos que ha investigado durante los últimos años. No obstante, según aseguran a EL ESPAÑOL fuentes próximas al fiscal, no descarta ejercer como abogado en asuntos de índole tributaria.

La marcha de Horrach se hará efectiva en los próximos dos meses, por lo que casi con total seguridad conocerá la sentencia del caso Nóos ya fuera de la carrera fiscal. Durante el próximo mes de julio el fiscal Anticorrupción tiene previsto concluir algunas de las investigaciones que tiene todavía en marcha. Entre todas ellas la más importante es la que rastrea la adjudicación de la mayor obra pública de la historia de Baleares: el hospital de Son Espases.

La última gran investigación

La intención de la Fiscalía Anticorrupción pasa por elaborar próximamente su escrito de acusación pese a que el juez instructor, José Castro, ha pedido una prórroga de la instrucción de un año. El Ministerio Público considera ya acreditado el amaño de la millonaria adjudicación para favorecer a la constructora OHL.

Pese a que finalmente el concurso fue anulado tras las revelación de EL MUNDO/El Día de Baleares y adjudicado finalmente a Dragados, el fiscal Horrach ha acreditado que se diseñó un plan para trucar la licitación. En esta línea cuenta ya, entre otras, con la confesión de la ex consejera de Sanidad del Gobierno balear Aina Castillo, que ha reconocido que el ex presidente Jaume Matas le entregó en mano un sobre que contenía las instrucciones que debía seguir la Mesa de Contratación.

La Fiscalía acusará previsiblemente de prevaricación, falsedad y fraude a la Administración pública a Matas y a sus subordinados así como a los responsables de la constructora OHL.

Quedará por lo tanto pendiente la investigación en marcha en torno al pago de posibles comisiones por parte de la constructora de Villar Mir para conseguir el contrato, que ascendió a 780 millones de euros. Durante los últimos meses el juez Castro ha practicado una serie de diligencias para intentar determinar cuál fue la contraprestación abonada por la constructora.

Así, el instructor ha investigado la financiación de las obras de la sede central del PP, ubicada en la madrileña calle Génova, y ha incorporado a la causa la conocida como agenda de Granados. El cuaderno que le fue incautado a Francisco Granados, ex vicepresidente de la Comunidad de Madrid, en el que figurarían supuestos pagos en negro realizados por el yerno de Villar Mir para financiar al PP madrileño.

Junto a la investigación de Son Espases, el fiscal Horrach debe concluir antes de abandonar su puesto la calificación de varias piezas separadas del gran sumario del que surgió el caso Nóos: el del velódromo Palma Arena. En él se investiga también la financiación ilegal del PP de Baleares.