Presos políticos

Ruiz-Gallardón: "Sólo pudimos hablar con Leopoldo López a gritos desde una colina"

El exministro de Justicia forma parte de la defensa del líder de la oposición venezolana. En su viaje allí, se le impidió ver a su cliente y la vista quedó aplazada

Efe

El exministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y el abogado Javier Cremades viajaron a Venezuela para participar en la defensa de Leopoldo López, líder de la oposición encarcelado por el régimen chavista. La apelación iba a ser valorada por el Tribunal, pero a última hora el juicio quedó suspendido: "Uno de los tres jueces del Tribunal de Apelación ha enfermado".Y con esa explicación les impidieron entrar en un Palacio de Justicia presidido por un retrato de Hugo Chávez y custodiado por el ejército. Tampoco se les permitió ver a su cliente, "lo que vulnera un derecho fundamental de la Justicia" -en palabras de Gallardón-.En este punto, la mujer de López, Lilian Tintori, acompañó a los abogados hasta una colina. "Desde allí no se veía la cárcel, pero sí pudimos hablar con él. Lilian comenzó a gritar. Al cabo de unos segundos, oímos su voz, como un eco. Fue uno de los momentos más emocionantes de mi vida", ha relatado el exministro.Tanto Cremades como Ruiz-Gallardón han lamentado haber visto en Venezuela "un país  con su Estado de Derecho devastado y que sufre sistemáticamente la vulneración de los Derechos Humanos".

Volverá a Venezuela el 7 de julio

El padre del preso, que ha acompañado en la rueda de prensa a los letrados para agradecerles su apoyo, ha aseverado: "No hay duda de que mi hijo es un preso de conciencia. Para ir a verle hace falta un permiso político".En líneas más generales y con un tono más político, Gallardón ha asegurado que el debate político sobre Venezuela "no debe existir mientras haya presos políticos".Cremades, por su parte, ha incidido: "La libertad en Venezuela depende del poder político. No existe la división de poderes y por eso nunca está garantizada". El reconocido abogado madrileño ha destacado que el juicio de López se desarrolló sin ningún tipo de publicidad: "Se prohibió entrar a los medios de comunicación".De ahí, ha añadido Gallardón, que se pudieran "falsificar los elementos probatorios": "No lo digo yo, lo reconoció una fiscal".En su visita, los abogados españoles se reunieron con otros presos políticos, entre ellos Ceballos y Machado. "También muchos otros que todavía no podemos nombrar porque podríamos ocasionarles represalias".Gallardón y Cremades volverán a Venezuela el 7 de julio, cuando está prevista la celebración de juicio recién aplazado.