Investigación judicial

Conde vendió dos obras de Tapies, un Sorolla y otra de José Guerrero

La Guardia Civil investiga importantes ingresos por venta de obras de arte pese a declararse insolvente.

El financiero Mario Conde.

El financiero Mario Conde.

  1. Mario Conde
  2. Obras de arte
  3. Blanqueo de capitales

Mario Conde se desprendió desde 2012 de al menos cuatro importantes obras de arte de su colección personal para conseguir liquidez mientras se declaraba insolvente. En concreto, Conde puso a disposición de varias galerías dos obras del artista valenciano Antoni Tàpies, un Sorolla y una cuarta obra del expresionista afincado en Estados Unidos José Guerrero.

Así lo demuestra al menos la documentación localizada en el registro de la vivienda del ex banquero. Según las actas redactadas por la comisión judicial, una carpeta localizada en el salón guardaba la información sobre los movimientos de distintos cuadros y otras de arte. Uno de los documentos, según la misma fuente, refleja que la hija del ex responsable de Banesto cedió el 9 de diciembre de 2013 una obra de Tàpies llamada "Composición Blanca" a la galería madrileña de David Bardía, especializada en arte contemporáneo.

La Guardia Civil investiga ahora el precio de venta y la procedencia de las obras de arte. El objetivo es determinar si los lienzos y otros objeto de alto valor unitario sirvieron como vehículo para mover fondos detraídos de Banesto o si, por el contrario, pertenecen de forma legal al patrimonio familiar. En la mayoría de los casos, los cuadros aparecen inscritos a nombre de la hija de Conde. Sin embargo, los resguardos de las operaciones fueron localizados en la vivienda del banquero, junto con información de las empresas que, sobre el papel, son controladas también por sus hijos. 

El escultor del Valle de los Caídos

La lista de obras de arte puestas a la venta desde 2012 se completa con otro lienzo del expresionista José Gerrero, cedido para su venta el 16 de abril de 2013 a la galería Victor i Fills de Barcelona. Un año antes, fue la misma galería, especializada en arte modernista, la que puso a la venta otra obra de Joaquín Sorolla perteneciente a la familia Conde. El precio de las obras del autor valenciano oscilan entre los 300.000 y los 1,2 millones de euros.

Además, la comisión judicial localizó en la vivienda de Mario Conde información sobre varias esculturas del escultor Juan de Ávalos, responsable de las estaturas del Valle de los Caídos. Se da la circunstancia de que el principal avalista de su fianza, el empresario Jaime Francisco Alonso -amigo personal desde la infancia de Conde- es además vicepresidente de la Fundación Francisco Franco.

En su vivienda, los agentes localizaron un certificado de autenticidad de la obra "La Vendimia", que sirve además como galardón en los premios de una conocida feria profesional del sector aceitero (al que se dedica la familia Conde con la producción de sus fincas de olivos). Del mismo autor, los agentes de la Guardia Civil localizaron también el certificado de autenticidad de otra obra, llamada "La Mujer Sentada".