Madrid

Esperanza Aguirre entra en campaña contra Carmena: "Madrid es una ciudad sin ley"

La portavoz del PP en Madrid no ha sido reclamada para los grandes actos de su partido y ha lanzado su particular campaña.

Aguirre, en la feria del libro de Madrid.

Aguirre, en la feria del libro de Madrid. Efe

Esperanza Aguirre se ha puesto el gorro del Tío Sam en la web del PP de Madrid. Quiere voluntarios, jóvenes que engrosen su grupo. Ha caricaturizado la gestión de Carmena con un cómic -el 13, rue de Cibeles- y ha diseñado una batería de vídeos que entrañan un ataque frontal contra la alcaldesa: "Madrid es una ciudad sin ley", titula Aguirre para después hablar de "caos, parálisis y sectarismo".

Lejos de ser reclamada por el PP para los grandes actos del partido, esta es su forma de entrar en campaña. La presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, es la baza de Rajoy en Madrid, y también fuera de la capital -ha salido al 'escenario' en siete provincias-. De hecho, en el foro celebrado en Madrid entre Alberto Núñez Feijóo y Cifuentes se ha dejado a Aguirre en un segundo plano.

"365 días de desgobierno"

Aprovechando el cumpleaños de la gestión de Carmena, la portavoz del PP en Madrid ha intentado marcar agenda con su cómic y una web centrada en desbaratar los primeros 365 días de Ahora Madrid en el Consistorio, "365 días de desgobierno".

La estrategia de Aguirre, no obstante, no desentona con la empleada por el gabinete de campaña del PP. La polarización con Podemos, la primacía de los números y el ataque directo a los de Iglesias dejando en la sombra a PSOE y Ciudadanos. Aunque Aguirre da algo más de protagonismo a Sánchez que Rajoy, al ser los socialistas quienes han hecho posible con sus concejales el Ejecutivo de Carmena.

El ataque a los Ayuntamientos del 'cambio' es uno de los ejes de la campaña de los populares. De ahí su buceo en las cuentas de resultados de Barcelona y Madrid para sostener con datos el discurso del "miedo a Podemos".

Las razones de Aguirre

"Tu ciudad no es un chiste", arranca Aguirre en su particular caja de Pandora. La economía es uno de los puntos clave de la crítica del PP madrileño. Agarrándose a los datos de la Encuesta de Población Activa, echan en cara a Carmena haber aumentado el paro en la capital.

En el primer trimestre de 2015, la tasa de desempleo en Madrid era del 16,32%. En este mismo periodo de 2015 -ya con Ahora Madrid en el Gobierno- se incrementó hasta el 17,11%.

La okupación es otro de los titulares del discurso de Aguirre. Tanto en el cómic como en el sitio web estrenado ex profeso, el PP de Madrid dice explícitamente que la alcaldesa se niega a cumplir la ley y que permite la usurpación de viviendas.

Sectarismo y suciedad

Esperanza Aguirre también centra su disparo en "el sectarismo de Ahora Madrid". Les acusa de haber aplicado la ley de la Memoria Histórica cegados por su ideología. Y así explican que Carmena retirara por error una placa homenaje a ocho carmelitas fusilados en 1936.

La gestión del tráfico y la suciedad son otros dos de los ases del PP en esta particular campaña. Carmena sigue afirmando que le atan los contratos de Botella y que no puede dar un giro a la situación, pero Aguirre asegura que Madrid está sucia y que existen otras soluciones que el Consistorio no aplica.

El lastre de las operaciones urbanísticas también ha sido recogido por los populares. Hablan de arquitectura ideológica y acusan al Ayuntamiento de bloquear la operación Chamartín a conciencia. También ridiculizan el concurso participativo del edificio España ideado por Carmena.

Por contra, Esperanza Aguirre adjunta su programa de medidas: una bajada de impuestos -uno de sus clásicos-, la eliminación de tasas y trabas para la creación de empresas y una mejora en la gestión de las bicicletas. Pedaleando llegó a casa de Bertín. Siempre le ha gustado la bici.