Extorsión a la infanta

El asesor jurídico del Banco Sabadell confirma que Pineda le reclamó 3 millones de euros

Dice que se llegó a redactar un borrador con el desistimiento de la acusación por parte de Manos Limpias

Miguel Bernad y el abogado Luis Pineda en febrero de 2015.

Miguel Bernad y el abogado Luis Pineda en febrero de 2015.

El jefe de los servicios jurídicos del Banco Sabadell, Gonzalo Barettino, ha afirmado este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, le pidió 3 millones de euros a cambio de retirar la acusación de la infanta Cristina de Borbón en el 'caso Nóos' , según fuentes presentes en su declaración como testigo.

Pedraz, que investiga supuestos chantajes realizados por Bernad y Pineda -a los que ha enviado a prisión de manera incondicional por delitos de extorsión y organización criminal, entre otros-, ha tomado declaración como testigos tanto a Barettino como a Jaume Giró, director general de la Fundación La Caixa, donde trabaja la hermana del rey Felipe.

Barettino explicó que el presidente de Aubanc se puso en contacto con el abogado de Cristina de Borbón, Miquel Roca, quien a su vez es secretario del consejo del Sabadell. Aunque las defensas intentaron que Barettino señalara a Roca como la persona de la que partió el ofrecimiento de dinero por la retirada de la acusación contra la hija de Juan Carlos I, el testigo se mantuvo firme en que fue Pineda el que puso sobre la mesa esa proposición.  

También dijo que Roca, que está citado a declarar este martes, le pidió que acudiera en su nombre a una reunión con Pineda para escuchar lo que tenía que decir, pero en cuanto vieron que se trataba de una extorsión acudieron a la Policía para denunciarlo.

Barettino ha reconocido que sabía que incluso Manos Limpias había llegado a redactar un borrador con el desistimiento de la acusación contra la infanta. Sin embargo, desconoce si iba a ser la abogada Virginia López Negrete, encargada de la acusación de la infanta, quien firmaría este escrito, que no llegó a presentarse nunca.

Por su parte, Giró ha asegurado que el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, nunca le pidió abiertamente dinero por retirar la acusación contra la infanta. 

Según fuentes presentes en el interrogatorio, Giró explicó que en julio de 2015 comenzó a mantener contactos con el secretario general de Bernad. El secretario general de Manos Limpias buscaba que La Caixa concediera un crédito a la empresa de seguridad LPM, del empresario Lorenzo González, amigo suyo. Sin embargo, Giró le comunicó que el departamento de riesgos había rechazado ese crédito y, por tanto, no se podía hacer nada.

Cartas autógrafas de Cervantes

Giró dijo que Bernad relacionó de forma sutil ese crédito a LPM con la retirada de la acusación a la infanta. Pero a partir del 29 de febrero pasado recibió varias llamadas de Pineda urgiéndole a reunirse para "solucionar el tema de la infanta". El testigo optó por darle largas, sin acceder a verse con él, al darse cuenta de que estaba intentando extorsionarles. El 28 de marzo le denunció.

Según el testigo, tuvo conciencia de que Pineda estaba tratando de sacar dinero porque siempre lo hacía con todo lo que planteaba. Cuando se le pidió un ejemplo, el directivo de La Caixa manifestó que el pasado noviembre Pineda le pidió 400.000 euros para promocionar una publicación facsímil con nueve supuestas cartas autógrafas de Cervantes que el presidente de Ausbanc le dijo tener en su poder. La entidad no accedió.