Operación Chamartín

Carmena niega la influencia de la vieja guardia del PSOE, mientras los socialistas presumen de ella

El equipo de Gobierno de la alcaldesa niega asimismo la implicación de su marido en la confección del proyecto.

Carmena durante la presentación del proyecto Madrid Puerta Norte.

Carmena durante la presentación del proyecto Madrid Puerta Norte. Efe

  1. Manuela Carmena
  2. Eduardo Leira
  3. Ayuntamiento de Madrid
  4. Ahora Madrid
  5. PSOE
  6. Operación Chamartín

El equipo de Gobierno de Manuela Carmena ha vuelto a negar la implicación de la vieja guardia del PSOE y del marido de la alcaldesa, Eduardo Leira, en la confección de su nuevo proyecto para Chamartín.

Esta vez ha sido en el pleno del Ayuntamiento, donde el Partido Popular ha sacado a relucir el asunto pocos días después de que EL ESPAÑOL revelara que las ideas de Eduardo Mangada, Félix Arias Goytre, Jesús Gago y Eduardo Leira -todos ellos vinculados al socialismo de los años ochenta- quedaron plasmadas en el boceto propuesto por el actual equipo de Gobierno. La taxativa negación, expuesta por el concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo, contrasta con el ensalzamiento que hizo de ellos en la comisión de la semana pasada su homóloga en el PSOE, Mercedes González.

"Los trabajos técnicos y jurídicos han sido realizados de forma coordinada por el Ayuntamiento. El plan se completó con las opiniones de las mesas públicas de debate", ha asegurado Calvo. Cabe reseñar que en estas mesas participaron algunos de los arquitectos socialistas mencionados, como por ejemplo Arias Goytre, que expuso en ellas de forma activa sus opiniones de lo que debía ser el nuevo Chamartín.

Las palabras de agradecimiento del PSOE

La concejal de Urbanismo del PSOE, en cambio, ensalzó las figuras de Mangada y de Leira, pertenecientes a ese grupo de arquitectos que se han venido reuniendo en el club de debates urbanos para charlar acerca del rediseño de la obra: "En segundo lugar me gustaría decir, y me gustaría que figurara en el Diario de Sesiones, que reivindico a Eduardo Mangada, al que considero un auténtico maestro".

Minutos después, González también incluyó a Leira, esposo de Carmena: "Por favor, pido que conste en acta que el Partido Socialista reivindica a Eduardo Mangada y a todas aquellas personas que contribuyeron a cambiar Madrid como la cambiaron. Como Eduardo Leira, como Enrique Bardajil, y como tantos otros que sentaron las bases de esta ciudad en un urbanismo de izquierda".

Cuando este periódico reveló el lobby del viejo socialismo que había asesorado al Consistorio en el diseño de su propuesta, el PSOE no desmintió la información: "Ha habido reuniones y contactos, pero como los ha habido con tanta gente. Ha sido un proceso muy participativo. No vamos a hablar de porcentajes, de cuánto ha ayudado cada uno. Las cosas han fluido de forma natural".

Ahora Madrid y PSOE han reconocido haber elaborado el plan de manera conjunta, pero difieren en el asesoramiento recibido. Los socialistas reconocen la implicación de sus viejos rockeros, pero el equipo de Carmena lo niega una y otra vez.