Ciudadanos

Rivera acusa a Iglesias de "aprovechar el dolor de la gente para vender humo"

El líder de Ciudadanos señala a Podemos como una formación que toma como ejemplo países como Venezuela o Grecia en vez de aspirar a "lo mejor"

Albert Rivera se fotografía con varios seguidores al término del evento.

Albert Rivera se fotografía con varios seguidores al término del evento.

  1. Ciudadanos
  2. Albert Rivera
  3. Podemos
  4. PSOE

El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, ha acusado este sábado a Podemos de "jugar con el dolor" de la gente afectada por la crisis económica y de limitarse a "vender humo" proponiendo un cambio que sería "a peor".

Desde la terraza del Hotel Pullman de Barcelona, en el acto 'JuvenTUd' organizado por Ciudadanos con más de medio centenar de jóvenes, Rivera ha considerado comprensible que la crisis y la corrupción haya generado malestar en la sociedad hacia la clase política. "Hay que indignarse", ha reconocido, pero "no queremos indignar más a la gente, sino que la gente vuelva a creer en su país" y aportarle "soluciones".

ientras "otros aprovechan el dolor de la gente para vender humo", ha dicho en alusión al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, Rivera ha apostado por un "cambio de propuestas y de equipos para que el país se levante".

Rivera, que ha aprovechado este acto para estrenarse en la red social Periscope, ha reivindicado un "cambio a mejor", y no "a peor", como a su juicio implicaría "copiar los ejemplos de los peores países del mundo", como "Grecia o Venezuela".

Ciudadanos "también nació del cabreo"

Junto a la responsable de Juventud de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, y el secretario de Comunicación del partido, Fernando de Páramo, Rivera ha recordado que C's "también nació del cabreo" y de la "incomprensión" en Cataluña, pero "es imprescindible levantarse si te caes", en lugar de recrearte en la indignación.

"Está muy bien y es necesario indignarse en la vida, pero lo importante es superarse", ha señalado el presidente de C's, que ha recalcado la necesidad de "dar estabilidad al mercado laboral", facilitar que los jóvenes puedan poner en marcha una empresa y potenciar la formación profesional.

Para Rivera, "el mejor antídoto contra los antisistema es que el sistema funcione", pero los "extremos" que representan PP y Podemos "van de la mano, paradójicamente se necesitan y se retroalimentan".

Mientras Mariano Rajoy "necesita a los antisitema para que le voten" los suyos, Pablo Iglesias "no vendería humo" sin el PP, por lo que hay que "trabajar para cambiar lo que no funciona del sistema".

Contestar en las urnas a los extremistas

Después de la negociación frustrada para hacer posible la investidura de un nuevo presidente tras las elecciones del 20 de diciembre, Rivera ha denunciado que "los dos extremos han preferido que no haya gobierno". Por eso, ha hecho un llamamiento a "contestar en las urnas a los extremistas, a los que no quieren cambios y a los que quieren que el cambio pase por sus sillas".

"Los malos que nos han saqueado, robado, quitado la dignidad, que nos han hecho sentir vergüenza con los recortes y la corrupción, que se vayan a su casa", ha sentenciado Rivera, según el cual España "tiene como principal enemigo el hecho de que los españoles no nos pongamos de acuerdo" para formar gobierno.

Tras su intervención inicial, Rivera se ha sometido a las preguntas de los jóvenes presentes en el acto y ha explicado que una de sus propuestas electorales consiste en que los autónomos que no lleguen al salario mínimo interprofesional "no paguen cuota de autónomos hasta que lo superen". "Los autónomos españoles no pueden empezar perdiendo el partido 3 a 0", ha resumido gráficamente Rivera, partidario de que "cuando ya generen ingresos suficientes" asuman una "cuota progresiva".

El presidente de Ciudadanos se ha comprometido con los jóvenes para que el inglés sea una "lengua vehicular" en las escuelas públicas y concertadas de España. En su opinión, España "no puede ser un país que esté en la cola" en conocimiento de idiomas, porque sitúa a los jóvenes en una posición de inferioridad en el mercado laboral mundial.