Podemos

Armisticio electoral en Almería entre IU y el 'general' de Podemos

La coordinadora almeriense de IU no se retracta y considera una provocación que Podemos elija como candidato al exJemad, "un hombre de la guerra y de la OTAN", pero "aparca" las diferencias en favor de la confluencia.

El secretario de Política, Íñigo Errejón, y el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafa Mayoral, junto a Julio Rodríguez en la sede de Podemos. (

El secretario de Política, Íñigo Errejón, y el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafa Mayoral, junto a Julio Rodríguez en la sede de Podemos. (

  1. Podemos
  2. IU
  3. JEMAD
  4. Julio Rodríguez
  5. Unidos Podemos

Un armisticio electoral es lo que ha fraguado entre el candidato de Unidos Podemos por Almería a las próximas elecciones al ex Jefe de Estado Mayor de Defensa (Jemad), Julio Rodríguez, y la coordinadora provincial de IU por esta provincia, Rosalía Martín. No le sentó nada bien a la dirigente almeriense que la formación morada eligiera como cabeza de lista a “un hombre de la guerra y de la OTAN” como Rodríguez. No se retracta, se mantiene firme en sus ideas y convicciones, pero “aparca” las diferencias en favor de la confluencia.

Los dos se vieron el pasado fin de semana en Madrid. La iniciativa la tomó la propia Rosalía Martín. Quiso aprovechar su asistencia al comité federal del PCE para reunirse con Rodríguez. Llegaron al entendimiento. “Es más importante lo que queremos conseguir en esta segunda oportunidad que se nos presenta. Son 50 puntos los que nos unen, trabajaremos por esos puntos, pero cada uno tiene su programa”, explica Martín a EL ESPAÑOL, mientras insiste en que IU defenderá un programa “sin OTAN y sin bases”. “Tenemos un millón de votos (IU) gracias a nuestras señas de identidad, como estar en contra de la OTAN, pero ahora hay que trabajar por la unidad para ganar en este país”, ha defendido.

Martín explica que la situación es “complicada de gestionar” en Andalucía porque es un territorio “muy sensible” por la presencia de las bases americanas de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla), por eso entendió la designación de Rodríguez como una “provocación”. Ahora prefiere hablar de “cordialidad” y de “respeto” porque el interés común es mayor.

También aclara que no ha tenido ningún toque de atención de nadie de las direcciones de IU o del PCE, es más, lo que ha recibido son muchas muestras de solidaridad. De hecho, en la asamblea andaluza del pasado sábado, en la que se elegían los delegados para asistir a la asamblea federal en la que se renovará la dirección de IU (4 y 5 de junio), varios dirigentes le mostraron su apoyo con sus intervenciones, llegando a decir que “IU sigue siendo imprescindible, porque quién si no iba a defender la salida de la OTAN” o hubo quien se ofreció a ayudar a los militantes de Almería para que “vayan a la marcha a Rota en bici o andando” para protestar contra la presencia en territorio andaluz de esta base militar.

Sobre sus palabras de que prefería antes al mono Amedio como número uno, quiso rebajar lo que algunos vieron como insulto a la categoría de anécdota. De hecho, asegura que nunca lo pronunció con esa intención, sino que era para manifestar su disconformidad.

La confluencia en aspectos militares, o antimilitaristas, entre IU y Podemos en Andalucía sí se ha adelantado en el tiempo. De hecho, hace ahora casi un año, ambas formaciones firmaron una iniciativa en la que se instaba al Parlamento andaluz a pronunciarse de manera urgente sobre el acuerdo entre España y Estados Unidos que convierte a la base de Morón en sede permanente de fuerzas militares norteamericanas para África.

La OTAN está “obsoleta”

El acuerdo entre Rodríguez y Martín se ha escenificado en un acto conjunto en Almería. Rodríguez ha venido a subrayar lo que ha dicho la dirigente almeriense: los dos trabajan para un “proyecto común con un acuerdo común” y “hacia ese gobierno del cambio”. Rodríguez, que está realizando una visita de dos días a Almería para familiarizarse con la provincia que encabezará, también ha querido dejar claro horas antes de este acto con Martín, que él es un “militante de base” y, por lo tanto, ha pedido que se dejen de lado los “estereotipos” que puedan configurarse a raíz de su pasado militar, ya que como “ciudadano que ha elegido una opción”, según informa Europa Press.

“Entiendo que en la lucha política puede hacerse cualquier tipo de declaración pero siempre miro hacia delante”, ha expresado el ex Jemad, quien ha incidido en que durante su encuentro “informal” con la líder de IU en Almería este fin de semana en Madrid trató de que le conociera de forma personal. “No quería convencerla de nada ni acusarla de nada porque no me siento acusado de ninguna declaración”, ha añadido antes de asegurar que no hay “ningún roce” con Martín.

En el mismo sentido, se ha referido al carácter militar afeado desde IU y ha recordado su posición ante organizaciones como la OTAN, que a su juicio es un organismo “obsoleto” creado en un determinado entorno, al tiempo que ha reafirmado su apuesta por un sistema de defensa integral europeo que se refleja en un programa “pragmático, de sentido común” y en el que no hay “ideología” sino “acciones de gobierno”.