Seseña

El vertedero de Seseña no cumplió las normas básicas durante 3 años

Disfilt S.A. operó en el cementerio de ruedas desde 2002 hasta 2005 sin cumplir con la Declaración de Impacto Ambiental necesaria para tener licencia de actividad.

  1. Seseña
  2. Incendios

En abril 2005, cuando las montañas de neumáticos ya formaban parte del paisaje de Seseña, la empresa Disfilt S.A., encargada de la gestión de aquellos residuos, recibe una orden de paralización de su actividad. Esta orden proviene de la Delegación Provincial de Medio Ambiente.

Antes, el 23 de septiembre de 2002, la Dirección General de Calidad Ambiental de Castilla-La Mancha, cuyo responsable era Francisco Javier Nicolás Gómez, hoy delegado de la Junta en Toledo, publica en el Diario Oficial de la Comunidad los requisitos a cumplir para conceder a Disfilt la Declaración de Impacto Ambiental, necesaria para conseguir la licencia que le permita trabajar en el cementerio de ruedas.

Entre los puntos exigidos se habla de medidas de protección de la calidad del aire y prevención del ruido, o de que la altura de almacenamiento de los neumáticos quedará limitada a 3 metros.

"Las montañas de neumáticos llegaban a los 10 o 12 metros de altura", comentan desde fuentes cercanas al Partido Popular. "Pero esa no era la única infracción", prosiguen, "los neumáticos debían almacenarse a 50 metros de la línea eléctrica que discurre por la parcela, y eso tampoco se cumplía".

Caminos que recorrieran la finca que hubo que crear y ensanchar cuando la empresa Desechos y Gestión de Ruedas Iberia, S.L. se hizo cargo del proyecto, franjas de vegetación arbórea de los ejes centrales de la parcela inexistentes, una pantalla vegetal en todo el perímetro de 1,5 metros de altura que no se construyó. Ni rastro de los Pinus halepensis ni los Prunus dulcis necesarios que detalla esta Declaración de Impacto Ambiental.

El Ayuntamiento de Seseña, otorga licencia municipal de la actividad a Disfilt S.A. para reciclado de neumáticos en 2003, mientras tanto las denuncias y los expedientes en su contra se acumulaban desde 2001.

11/06/2001: SEPRONA de Illescas denuncia a la empresa DISFILT, SA. por vertido incontrolado de neumáticos.

25/03/2002: Inicio de expediente sancionador 45/RE/01/0031 por infracción grave a la Ley 10/98 de Residuos con suspensión de la actuación como medida complementaria.

14/05/2002: Se formula denuncia por parte del SEPRONA contra DISFILT, SA. por supuesta infracción de la Ley 5/1999 de Evaluación de Impacto Ambiental. Dicha denuncia se acompaña de otra presentada ante el mismo Cuerpo por la Asociación de Vecinos de Seseña en el mismo día.

12/07/2002: Se inicia el procedimiento sancionador 45 IA 02 0011 por incumplimiento muy grave de la Ley 5/1999 de Evaluación del Impacto Ambiental con medidas complementarias que incluyen la paralización y desmantelamiento.

06/02/2003: Se inicia el procedimiento sancionador 45 IA 03 0003 contra DISFILT SA. por inicio del proyecto sin la preceptiva Evaluación de Impacto Ambiental.

30/07/2003: Se emite por la Consejería la Resolución del expediente sancionador con infracción muy grave.

28/03/2005:Se inicia el expediente sancionador 45/ IA/05/0013 contra DISFILT SA. por infracción muy grave a la Ley 5/1999 de Impacto Ambiental al mantener el incumplimiento de la D.I.A.

04/04/2005:Se emite orden de paralización de la actividad por parte de la Delegación Provincial de Medio Ambiente dando traslado el 05/04/2005 al Ayuntamiento de Seseña. 

Es entonces cuando la actividad de la empresa recicladora llega a su fin. 

El siguiente periodo llega en 2013, cuando se firma un convenio con la empresa valenciana Desechos y Gestión de Ruedas Iberia, S.L. para el reciclado y retirada de los neumáticos que finalmente no se llevará a cabo. 

"El ayuntamiento firmó un convenio con ellos en el que se especificaba que la parcela tenía agua y luz", comentan desde fuentes próximas al PP.

"La sorpresa fue cuando nos llamaron para decirnos que no había instalación eléctrica y que la toma de agua era falsa, una boca que no conectaba con nada, que si la levantabamos lo único que había debajo era tierra. Ni rastro de tuberías. Por lo que el ayuntamiento tuvo que hacer frente al coste de las instalaciones", continúan.

Tres años de actividad en los que Disfilt S.A. acumuló miles de neumáticos en la parcela. "No como en el caso la empresa senegalesa de la que informan en algunos medios", apuntillan desde el entorno popular. "A ellos se les dio siete días para establecerse en España y contratar un seguro de responsabilidad civil. Como no lo hicieron no se firmó nada con ellos y no pudieron trabajar".