Casa Real

A Felipe VI, Juan Carlos I y Carmena en Villaverde: "Miradnos, somos pobres"

El rey, en el Silicon Valley de uno de los barrios más desfavorecidos durante el día internacional de la innovación: "Donde hay personas con problemas, también surgen ideas para resolverlos".

Felipe VI, Juan Carlos I y Manuela Carmena en el día de la innovación.

Felipe VI, Juan Carlos I y Manuela Carmena en el día de la innovación. Efe

Dentro, la tecnología más puntera de España. Fuera, uno de los barrios más maltratados del país. “Somos pobres. Miradnos, somos pobres”, ha dicho un grupo de vecinos a los reyes Felipe y Juan Carlos cuando entraban en La Nave Boetticher, una antigua fábrica convertida en centro de innovación tecnológica en Villaverde, el último barrio que se incorporó a Madrid en 1954. Una de las zonas con más paro y delincuencia de España en el extremo sur de la capital.

“La innovación se genera y se aplica en cualquier circunstancia y en cualquier lugar”, ha dicho Felipe VI ya en el interior de La Nave. “Hoy Cotec, celebrando su primer día de la Innovación en este distrito -probablemente uno de los más castigados de Madrid- lanza un claro mensaje en este sentido: allí donde hay personas con problemas, surgen también ideas para resolverlos. Es nuestra obligación dotarles de los recursos y las oportunidades para innovar”.

Un plantel ecléctico y de lujo ha acompañado a los dos monarcas: Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid; César Alierta, expresidente de Telefónica y también su sucesor, José María Álvarez-Pallete; Abert Rivera, líder de Ciudadanos; la ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez; la exministra Cristina Garmendia, ahora presidenta de la Fundación Cotec -organizadora del Día de la Innovación; el presidente-concejal del distrito Guillermo Zapata, que habrá de pensar qué hacer en el futuro con este espacio; el padre de la faraónica obra (40 millones de euros); Alberto Ruiz-Gallardón, exalcalde de Madrid, y el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara. Así hasta llenar el enorme pabellón donde hasta 1992 trabajaron 2.000 obreros construyendo ascensores y calderas.

LOS VECINOS, A LA EXPECTATIVA

“Sabía que venía algún pez gordo. Han estado limpiando quince días. Ahora podría comer con el suelo como plato”, ha comentado un vecino asombrado ante la llegada de los reyes a Villaverde.

Dentro de La Nave se han instalado los diez proyectos tecnológicos más punteros del país. A Felipe VI le han llamado la atención las gafas de control mental que fueron alabadas por la NASA y que permiten controlar objetos con el pensamiento. A Juan Carlos I, gran entusiasta de los gadgets, una gramola musical orgánica.

“Lo que hemos logrado con el deporte en España es lo que ahora debemos lograr con la innovación”, ha continuado el rey en su discurso, en el que ha agradecido el esfuerzo de su padre, Juan Carlos I, al crear la Fundación Cotec en 1990 tras un viaje a Estados Unidos. “Pasar de las proezas extraordinarias a los buenos resultados planificados: de lo individual a lo colectivo; de una concepción personal del éxito a una proyección del mismo en toda la sociedad”.

“Estamos en disposición de dar ese salto de escala: si lo logramos en el deporte, podemos lograrlo también en innovación. Se trata de una tarea que nos incumbe a todos: el país que innova progresa, mejora; el país que innova asegura su futuro y también será más capaz de ayudar a otros”, ha concluido el monarca.

NEGRO PANORAMA

Cristina Garmendia, presidents de la Fundación Cotec, ha alertado sobre el negro panorama de la I+D en España, que ha perdido la mitad de la inversión en diez años. “En 2008, nuestra inversión estaba a 0,45 puntos porcentuales de la Unión Europea, un mínimo histórico. En 2014, vuelve a ser de 0,72, la mayor diferencia desde 2002”, ha explicado la exministra de Zapatero, que tomó las riendas de la fundación tras la abdicación de Juan Carlos I hace dos años.

La parte optimista: Garmendia ha destacado el “amplio consenso político” que existe en torno a la “imporancia de la innovacion” y ha pedido un gran Pacto de Estado: “No hay grandes diferencias entre los partidos. Seamos más humildes, acordemos sobre la innovación, que es la base de nuestro futuro”.

Debate político sobre el uso de la nave

La gran incógnita es el futuro de La Nave. Distintas ideas, distintas concepciones. Los partidos políticos del Ayuntamiento, propietario del edificio debaten qué hacer. Zapata, presidente del distrito, apuesta por reunir a las asociaciones y dar oportunidades de integración a los vecinos del barrio. Begoña Villacís, concejal de Ciudadanos, advierte del riesgo de “sofocar la inversión privada” y ha recordado el ejemplo de la Operación Chamartín.

Carmena ha dado las gracias al padre de La Nave, Ruiz-Gallardón, y Ana Botella, que la inauguró en marzo del año pasado, aunque no ha habido actividad desde entonces. Los vecinos temen que los reyes hayan ido por un día y que después La Nave continúe vacía. “Tantos millones para nada”, ha declarado a este diario otro vecino que vive justo enfrente, donde antes había casas bajas y ahora viviendas de protección oficial.

“Antes eramos un barrio obrero pero rico”, ha explicado una vecina, que ha concluido con una petición más allá de la reinauguración y las palabras oficiales de este viernes: “Que aporten”.

Esto dependerá del Ayuntamiento, que tiene previstas reuniones con las asociaciones para el mes que viene. “Muchos de los maravillosos inventos que hemos visto hoy aquí han surgido en nuestros edificios públicos de innovación”, ha subrayado la alcaldesa, que ha concluido con una cita de Ken Robinson y un deseo: “La imaginación es la fuente de todo logro humano. Cuando hemos entrado nos han dicho: 'Somos pobres. Miradnos, somos pobres´. Yo no quiero que eso vuelva a pasar. Queremos que Villaverde sea un núcleo de imaginación y de innovación”.