Sucesos

Desalojan la urbanización del 'Pocero' por el fuego de Seseña

Se calcula que 9.000 personas viven en la zona evacuada. Sobre la compañía que gestionaba el cementerio de neumáticos que ha terminado en llamas pesaban 600.000 euros en multas y varias sanciones por actuar contra el medio ambiente.

Las llamas han devorado una hectárea de la inmensa planta de Seseña.

Las llamas han devorado una hectárea de la inmensa planta de Seseña. Efe

  1. Incendios
  2. Seseña
  3. Medio Ambiente
  4. Comunidad de Madrid

Acabó sucediendo lo que muchos habían alertado. A las dos de la mañana de este viernes ha empezado a sonar el teléfono del alcalde de la localidad toledana de Seseña, Carlos Velázquez. Operarios de Protección Civil le llamaban para decirle que el mayor cementerio de neumáticos de Europa estaba en llamas desde hacía una hora aproximadamente.

Un incendio que por el momento sigue descontrolado y que ya ha devorado una quinta parte de las ruedas acumuladas en la instalación. Con el paso de las horas, el fuego se va propagando a los cinco millones de gomas que se acumulan desde 2003 en un terreno de 9,8 hectáreas.

En el depósito se almacenan 100.000 toneladas de ruedas usadas. Fue declarado ilegal por la Comunidad de Castilla La Mancha en 2005 al no cumplir con la normativa medioambiental. 

“Se trata de un incendio intencionado. Se necesita mucho calor para prender las gomas, y más con la lluvia caída estos días”, ha explicado el propio regidor seseñero. Cuestionado por las motivaciones del posible autor o autores, Velázquez no ha querido pronunciarse. “No me puedo poner en la mente del desalmado que ha hecho algo así”, responde.

La urbanización de 'El Pocero', evacuada

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido en la tarde del viernes evacuar a los vecinos de la urbanización El Quiñón de Seseña (Toledo) para evitar cualquier tipo de riesgo a la población por la nube de humo. La medida se ha tomado, según informa en un comunicado el Gobierno regional, ante la previsión de que el humo pueda llegar hasta el núcleo de la población.Fuentes de la investigación han precisado que el desalojo es consecuencia del cambio del sentido de la nube de humo provocada por el incendio, que ha comenzado a bajar en dirección a la urbanización.Se estima que entre el 70 y el 80 % de los vecinos de esa urbanización ya la ha abandonado por sus propios medios, por lo que se procederá al traslado de unas 1.000 personas que aún permanecen. Se calcula que en las 13.000 viviendas de la urbanización evacuada viven unas 9.000 personas. Para ellos se han habilitado 600 plazas de alojamiento en tres polideportivos, uno en Seseña Viejo y otros dos en Esquivias, ambos en el norte de Toledo, y está prevista su ampliación en función de las necesidades que se vayan detectando.

El incendio ha obligado a cortar durante varias horas el tráfico en ambos sentidos por la carretera R-4, una de las radiales que parten de Madrid hacia el sur de España.

UNA EMPRESA MULTADA

Disfilt SA, una empresa nacida en 1990, gestionaba el depósito. El dueño es Victorino Villadangos. Su compañía se dedicaba a la fabricación de neumáticos a partir de gomas recauchutadas. Sobre ella pesan varias multas, que ascienden a casi 600.000 euros, por actuar en contra del medio ambiente.

La densa nube de humo se deja ver a un centenar de kilómetros del origen del fuego. A primera hora del día, desde Guadarrama, al norte de Madrid, se divisaba con nitidez un ‘hongo’ tóxico gris situado a 50 kilómetros al sur de la capital.

Las clases se han suspendido en cuatro colegios de la zona. El más cercano es El Quiñón, aunque los niños no han llegado a entrar a las aulas. Los otros centros afectados son el Fernando de Rojas, el Gloria Fuertes y el instituto de Educación Secundaria Las Salinas.A su vez, la Policía Local de Seseña ha recomendado a los vecinos del entorno que no salgan de sus casas si no es imprescindible.

También se ha pedido al vecindario que cierren las ventanas de sus viviendas y que no pongan el aire acondicionado. Se trata de evitar a toda costa intoxicaciones a causa de la densa nube de humo. Se ha hecho especial hincapié en que sigan la recomendación los ancianos, los niños y las personas con problemas respiratorios.

"HUELE MUCHO A RUEDA QUEMADA"

“En las ventanas ya hay polvo. Huele mucho a rueda quemada. Aunque estamos lejos de las llamas, hay miedo de que no se pueda controlar el incendio en las próximas horas”, explica María Gutiérrez, vecina de la urbanización colindante a la explanada donde se han desatado las llamas.

La mujer, madre un niño que no ha llevado al colegio, se encuentra dentro de su vivienda. Su marido, en cambio, ha salido al trabajo a las siete de la mañana. “Nos hemos dado cuenta a las cinco de la madrugada. Era impresionante ver esa mole de fuego en mitad de la noche”, añade.

Otra de las recomendaciones de las autoridades es no bajar las ventanillas del coche si se circula por la A-4 o la R-4. El Gobierno de Castilla La Mancha ha puesto en marcha una línea de atención de teléfono gratuita (900 122 112) para que la población pueda recabar información y consejos de actuación a seguir.

El vertedero de neumáticos se extiende por cerca de 100.000 metros cuadrados. Un 70% del cementerio de gomas pertenece a Seseña y el 30% restante a Valdemoro (Madrid). Se trata del más grande de Europa.

LLAMAS DE HASTA VEINTE METROS

En total, diez unidades de bomberos de la Comunidad de Madrid y del consorcio de Toledo trabajan a esta hora para sofocar el gigantesco incendio, una tarea que podría llevar días.

Por el momento el fuego se ha comido ya dos hectáreas de neumáticos. Las llamas alcanzan los 20 metros de altura. Más allá del esfuerzo de los bomberos por sofocarlo, los operarios se afanan en “sectorizar” las pilas de caucho para que el fuego no se extienda por toda la instalación. Para ello están usando maquinaria pesada que pueda desplazar las gomas. También se están realizando zanjas para perimetrar la zona afectada.

Fuentes del gobierno en Castilla La Mancha han asegurado a La Ser, en consonancia con las palabras del alcalde de Seseña, que hay “serios indicios” de que el incendio ha sido intencionado. En el mismo sentido se ha expresado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina. “Tiene pinta de que ha sido intencionado”, ha señalado.

Por el momento el aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas no se ha visto afectado por la densa nube de humo que se divisa desde cualquier punto de la capital de España.

El fuego se ha originado, precisamente, cuando los gobiernos de las comunidades de Madrid y de Castilla La Mancha se encuentran en conversaciones para cerrar el proyecto de limpieza de este cementerio de neumáticos. Ambas comunidades estudian hacerse cargo del coste de esta tarea, aunque el acuerdo aún no está sellado.