NUEVAS ELECCIONES

El pacto entre Podemos e IU se resquebraja en Valencia y Andalucía

La confección de las listas provoca fricciones entre los partidarios de Alberto Garzón y Pablo Iglesias. 

Pablo Echenique, este jueves en Madrid.

Pablo Echenique, este jueves en Madrid.

  1. Podemos
  2. Unidad Popular
  3. Pablo Iglesias
  4. Alberto Garzón

A pesar de que sus bases lo hayan refrendado con amplias mayorías, el pacto entre Podemos e Izquierda Unida no está exento de problemas. Este jueves surgían problemas entre las formaciones de Pablo Iglesias y Alberto Garzón tanto en Andalucía como en Valencia. En ambos casos, las peleas internas han sido provocadas por la compleja confección de las listas conjuntas para el 26-J. No obstante, desde las direcciones de ambos partidos restan importancia a estas desavenencias. 

En la Comunidad Valenciana, el desencuentro llegaba a la hora de hablar de los puestos a ocupar en las candidaturas al Congreso. Si días atrás, desde la federación valenciana de IU, Esquerra Unida, hablaban de “buen entendimiento” y “sintonía” de cara a cerrar un acuerdo para sumarse a la confluencia de Podemos y Compromís, este jueves, la formación de Alberto Garzón abandonaba las negociaciones en una reunión que apenas duró unos veinte minutos. “Nos sentimos humillados”, decían los negociadores de EU.

"Maltrato inexplicable"

La humillación se traduce para los de Garzón en una oferta que no les garantiza recuperar el diputado que perdieron tras el 20-D. “Es un maltrato inexplicable”, recalcaba al término del encuentro Gloria Marcos, una de las negociadoras. La principal pugna está en la circunscripción de Valencia, donde la confluencia de És el Moment obtuvo cinco diputados. EU reclama el cuarto puesto que ocupó la independiente Rosana Pastor en las elecciones de diciembre. Pastor se quedó en Podemos cuando Compromís decidió irse al grupo mixto tras no conseguir el grupo propio.

Sin embargo, las reticencias a perder diputados casi seguros ha llevado a los de Pablo Iglesias y Mónica Oltra a ofrecer el sexto puesto por Valencia. “Son todo puestos de no salida, nos dicen que son bastante generosos pero solo estamos arriesgando nosotros”, dijo otra negociadora. La formación obtuvo 111.617 votos el 20-D y se quedó a las puertas de lograr escaño.

¿Acuerdo de última hora?

Esquerra Unida se levantó de la mesa de negociación apenas veinte minutos después del ofrecimiento tildado de “humillante” y a la espera de que desde Podemos y Compromís se replantearan la situación a un día de finalizar el plazo para formalizar la confluencia. Marcos deslizó además la idea de que, de no llegar a un acuerdo en Valencia, podría haber repercusiones en el acuerdo estatal de Iglesias y Garzón. EU critica que a nivel general se está ofreciendo "uno de cada seis diputados" y en la Comunidad Valenciana la propuesta es de "ninguno de nueve".

A pesar de la situación, las tres partes mantienen la puerta entreabierta a un acuerdo final de última hora. Desde Podemos aseguran que todavía hay margen de negociación pero para ello, dicen, EU debe cambiar de actitud y sentarse de nuevo en la mesa de negociación. La salida que se baraja es el ofrecimiento del quinto puesto por Valencia. “Hasta mañana (este viernes) hay tiempo, pero tienen que volver a sentarse”, dicen desde Podemos.

IU de Almería: "OTAN no, JEMAD fuera"

Los problemas surgidos en Andalucía también tienen que ver con las listas. Mientras los líderes de Podemos e IU, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, se hacían una foto en el patio central del Parlamento andaluz, junto al busto de Blas Infante y portando la bandera de la comunidad como una prueba de la buena sintonía del acuerdo alcanzado para la confluencia electoral, el primer conato de incendio saltaba en Almería. La elección como cabeza de lista por Almería ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa Julio Rodríguez ha levantado algo más que ampollas dentro de IU. Tanto, como para que la coordinadora de esta provincia, Rosalía Martín, haya rechazado que este ocupe el primer puesto por ser “un hombre de la guerra y de la OTAN”.

Martín es una política prudente y seria. Por eso, la contundencia de sus palabras llamaba la atención este jueves. “Si quieren traer al mono Amedio que lo traigan, pero esto es una provocación”, dijo en una entrevista en la Cadena SER. Otras voces de IU advierten incluso que colocarle en esa posición va a hacer muy difícil lograr ese escaño.

De hecho, ya hay quienes advierten que no harán campaña electoral. Para muchos militantes de IU les resultará difícil. En especial, a aquellos almerienses que cada año llegando el mes de mayo, cogían de madrugada un autobús para llegar hasta Rota (Cádiz) y participar en la tradicional marcha en contra de la base aeronaval de uso conjunto español y estadounidense. También recuerdan un lema de IU siempre ha sido “Andalucía tierra de paz”.

Desde la dirección regional han intentado quitar hierro a la protesta de Almería, han entendido el “malestar” que puede generar, pero han mostrado su “respeto” al criterio político de Podemos para elegir a sus candidatos en las diferentes circunscripciones electorales. Con esta declaración, hecha por el secretario de Organización de IU en Andalucía, Toni Valero, se echaba un jarro de agua fría a la dirigente almeriense, que confiaba en que se negociara para que Podemos cambiara de opinión y por tanto a la persona que encabezará la lista por Almería.

Cambio de cromos

El ex JEMAD fue colocado por la dirección de Pablo Iglesias en Almería para así garantizarle el escaño que no logró el pasado 20-D. Al parecer, esta operación fue aceptada por Teresa Rodríguez a cambio de poder elegir al cabeza de lista por Jaén. Su candidato en este caso sería el dirigente del SAT, Diego Cañamero, que no ha descartado “arrimar” el hombro si se lo pedían. Cañamero vendría a ser el sustituto de su compañero Andrés Bódalo, exconcejal de Jaén que está en prisión desde hace un mes por una condena a tres años y medio de cárcel por un delito de atentado y falta de lesiones a un exconcejal socialista de Jódar (Jaén).

Por el momento es sólo la lista por Almería donde IU tiene problemas. Si hay malestar en otras provincias, es de menor calado. Y dicho malestar se debe a que en Andalucía, la comunidad donde estas siglas tienen más peso, han recabado 256.000 de los poco más de 900.000 votos el pasado 20-D, IU no tenga ni un solo cabeza de lista. Los puestos de salida, argumentan, no son lo mismo que tener un número uno.

La dirección regional intenta poner paños calientes y aseguran que la valoración del acuerdo es “muy positiva”, y como prueba, menciona el “sí muy mayoritario” que se ha dado en la consulta. Los resquemores entran dentro de lo “normal”.

Echenique, conciliador

Desde la dirección de Podemos intentan restar importancia a los problemas con sus socios surgidos este jueves. En una rueda de prensa en la sede de Podemos, Pablo Echenique tenía que responder, sobre todo, a las críticas de IU Almería contra el ex JEMAD. Fiel a su estilo, el número tres de Podemos apostaba por un tono conciliador, no ahondaba en los reproches y se limitaba a recordar que una amplia mayoría de la militancia de IU ha apoyado el acuerdo con Podemos.Sobre la candidatura de José Julio Rodríguez por Almería, el dirigente de Podemos admitía que se había escogido esa circunscripción para intentar "blindar" su entrada en el Congreso de los Diputados después de que no consiguiera escaño en pasados comicios como número dos por Zaragoza. Un blindaje que no ha gustado, como se ha dicho, a sus socios de IU en la circunscripción elegida.