Industria naval

Un 'megacontrato' para que España construya los buques de guerra australianos

Navantia fabricará dos buques logísticos para el país oceánico a cambio de unos 500 millones de euros.

Los buques estarán inspirados en el BAC Cantabria.

Los buques estarán inspirados en el BAC Cantabria.

  1. Navantia
  2. Australia
  3. Cantabria
  4. Ejército
  5. Astilleros
  6. Fuerzas Armadas

Navantia ha alcanzado un acuerdo histórico con el Gobierno australiano para construir dos buques logísticos para sus Fuerzas Armadas. En cifras, el acuerdo supone una inversión de 700 millones de dólares australianos [el equivalente a 615 millones de euros], unas tres millones de horas de trabajo y unos 3.000 empleos para el astillero, ya sean directos o indirectos. Estadísticas que refuerzan la posición de la industria española de material de Defensa y de doble uso como una de las mayores exportadoras del mundo.

En un encuentro reciente con periodistas, el Jefe del Estado Mayor de la Armada (JEMA), almirante general Jaime Muñoz Delgado, apuntaba que el Cuerpo que dirige siempre ha apostado por los astilleros españoles para la construcción de sus buques. En este sentido, Navantia, una de las firmas prioritarias para las Fuerzas Armadas, se ha convertido en un "referente" en la construcción de las naves.

Estas referencias presentadas por el Ejecutivo español han sido la clave para que el Gobierno australiano confíe al astillero la construcción de dos buques logísticos, que estarán inspirados en el buque de aprovisionamiento en combate (BAC) Cantabria. Según el dossier del Cantabria del que dispone la Armada, la embarcación cuenta con una tripulación de 164 personas, y sus medidas van desde los 174 metros de eslora hasta los 23 de manga.

Puertas abiertas a futuros contratos

La construcción de los dos buques arrancará en julio de 2017 y, de acuerdo a las previsiones, se concluirán los trabajos en mayo de 2020. Según ha apuntado Navantia a través de un comunicado, los contratos incluyen una "importante participación de la industria australiana", que será responsable "del desarrollo de los sistemas de combate y comunicaciones", y de algunas áreas logísticas, así como de "las grúas de carga de cubierta".

Firma del acuerdo entre representantes de Navantia y de la Defensa australiana.

Firma del acuerdo entre representantes de Navantia y de la Defensa australiana.

Pero una de las condiciones que más se valoran del contrato conseguido -"Parece que se cerrará el acuerdo con los australianos, sería una gran noticia", indicó el JEMA Muñoz Delgado- es que se quedan las puertas abiertas a futuras colaboraciones con Australia. En concreto, a la construcción de un tercer buque logístico y a la conservación de los mismos. "En relación al contrato de mantenimiento, se realizará íntegramente en Australia (Nueva Gales del Sur y Western Australia) a través de la filial Navantia Australia y subcontratistas con los que Navantia ya mantiene una excelente relación desde 2007", apunta la empresa a través de un comunicado.

Exportación de material de Defensa

Los contratos que Navantia ya mantenía con Australia -dos buques anfibios, tres destructores y 12 lanchas de desembarco de las Fuerzas Armadas australianas proceden de estos astilleros- habían consolidado al país oceánico como uno de los principales socios de España en la exportación de material de Defensa y de doble uso.

Según los datos de la Secretaría de Estado de Comercio, que supervisa las firmas en este tipo de contratos, Australia fue el sexto país en el ránking que más material de Defensa compró a España en 2014, con acuerdos valorados en 139,7 millones de euros. Reino Unido, Francia, Arabia Saudí, Alemania y Turquía, en este orden, encabezan la lista.

Evolución de las exportaciones españolas en el mercado de material de Defensa.

Evolución de las exportaciones españolas en el mercado de material de Defensa.

En 2014, el último año del que se tienen informes sobre la exportación de material de Defensa -el de 2015 todavía está en elaboración-, España vendió 3.203 millones de euros. Estas cifras valieron a la industria nacional para convertirse en la sexta más exportadora del mundo, de acuerdo a los informes del Instituto de Estocolmo de Investigación para la Paz (SIPRI, por sus siglas en inglés). El acuerdo firmado por Navantia servirá para que España se consolide en este ránking.