Willy Toledo

Willy Toledo, de actor a activista en 10 burradas

Cagarse en los muertos de Carmena es la última de sus 'perlas verbales', pero no es la primera. ¿Tampoco la última?

  1. Willy Toledo

Willy Toledo fue actor. Eso deben pensar aquellos que ven como sus días de fama se cuentan cada vez menos por mañanas en el set de rodaje y más por declaraciones propias de noches duras, de escrutinio interno, de análisis del mundo que le rodea. Del Willy Toledo activista.

Sus pensamientos, lanzados a los cuatro vientos y en voz lo más alta posible, le han granjeado amigos y simpatizantes, pero también enemigos, entre los que se cuentan algunos dueños de bar, la Guardia Civil y el Partido Popular y los vecinos de Aragón, quienes promovieron declararle persona 'non grata' allá por octubre de 2015 después de que se cagara en la Virgen del Pilar y "en todo lo que se menea" en un 'post' lanzado a la 1:46.

Publicación en Facebook de Guillermo Toledo

Publicación en Facebook de Guillermo Toledo

Le preguntaron el porqué de su comentario: "Surgió espontáneamente, sin mucho meditar" porque "me cago en decenas de cosas cada día, como hacemos la inmensa mayoría de quienes habitamos este país". 

Este lunes no se ha cagado en ninguna Vírgen, lo ha hecho en los muertos de Manuela Carmena. El motivo es la Comisión de Memoria Histórica, con cuyos integrantes Toledo no parece estar muy conforme, ya que opina que no repararán los perjuicios sufridos por las víctimas del franquismo.

"La alcaldesa 'del cambio' para que nada cambie y el fascismo español siga campando a sus anchas. Qué asco profundo, de verdad. Tú te cagas en nuestros muertos, yo me cago en los tuyos", han sido sus palabras textuales en su cuenta de Facebook.

No es la primera vez que el actor/director/activista da rienda suelta a su pensamiento ante las masas y, seguramente, no será la última. Aquí hacemos un pequeño repaso a su trayectoria. Tiene para todos: 

1. Contra la Fiesta Nacional:Reproducida aquí, algo más arriba, ha sido la penúltima de sus declaraciones en causar revuelo. ¿La razón? "Me cago en el 12 de octubre", "Me cago en la fiesta nacional (yo me quedo en la cama igual, pues la música militar nunca me supo levantar)", "Me cago en la monarquía y sus monarcas", entre otros 'dichos toledianos'.

2. Hablando del rey (Juan Carlos):Hay que remontarse a 2013. Pese a que las ocasiones en las que ataca a la monarquía no escasean (véase el punto anterior), en aquella ocasión Willy Toledo entró de cabeza en el ojo del huracán al opinar sobre la salud del rey emérito: "Con lo hinchado que está y la cantidad de pimple que se mete 'pal' cuerpo, espero que nos dure bien poquito. Y está al caer".

3. También para Felipe VI: Ya que el Pisuerga pasa por Valladolid, el actor aprovechó sus palabras sobre Juan Carlos I para dar su opinión sobre Felipe VI, príncipe de Asturias por aquel entonces. "Espero que como no hay argumentos para colarnos al señor Felipe de Borbón y a su esposa Letizia, tengamos el coraje y la valentía y la determinación de no permitir que se prolongue esta monarquía fascista ni un solo día más después de que muera el señor Borbón".

4. Defendiendo la Huelga General del 29M, en 2012: No sólo de palabras vive el Toledo activista, también predica con el ejemplo, y esa parece ser la justificación de aquel día de Huelga en el que, según el dueño de un bar, jaleó a un grupo de personas para entrar en su local, abierto en tal día, y destrozarlo. Fue detenido por ello, y puesto en libertad después por haber indicios pero faltar pruebas.

5. Recado a la Guardia Civil: "La Benemérita aún no ha pedido perdón por sus crímenes despreciables durante la guerra y los cuarenta años de dictadura ni por lo que vino después. ¿Hacemos memoria? ¿Les suenan, Lasa y Zabala?, secuestrados, torturados, asesinados y enterrados en cal viva por agentes y altos mandos del cuerpo", declaró entrevistado por el diario aragonés El Agitador, a razón de sus ideas sobre la Vírgen del Pilar.

6. Cuba y su régimen:"Hay una especie de persecución obsesiva y paranoide contra el Gobierno cubano". "La revolución ha mejorado la vida de los cubanos", declaró en TeleSur, en 2013. La "gente de izquierdas" está obligada a "apoyar sin fisuras a Cuba", ya que "somos los que aspiramos a una sociedad mejor".

7. Sobre Orlanzo Zapata: Por entroncar con su ideario sobre Cuba. Era 2010. Una semana después de que el activista cubano falleciera en la cárcel tras iniciar una huelga de hambre, Toledo aseguraba que era "un delincuente común, ni siquiera era un disidente político".

8. De Mariano Rajoy: El presidente del Gobierno, hoy día en funciones, también ha sido blanco de Toledo. En la misma entrevista concedida a TeleSur en 2013 aseguró que en España "no vivimos en una democracia" y puso el letrero, siempre verbal, de "fascista" a continuación del nombre de Rajoy.

9. 'Guerra' por el Sáhara: Era diciembre de 2010 cuando el actor acudía al Congreso de los Diputados como invitado. El debate del día versaba sobre la crisis en el Sáhara y a Guillermo Toledo le interesaba. Acabó siendo expulsado y detenido por gritar durante la sesión, o "por el simple hecho de ejercer la libertad de expresión de manera pacífica", según lo veía él. En 2011 ya hablaba de armas: Si el pueblo saharaui "deseara retomar las armas, mi ayuda iría destinada a conseguir las armas que necesiten para derrotar al invasor".

10. Ni Podemos se libra: Asegura que llegó a tener "un pie" en la formación morada. No le debió cuadrar, tal vez porque tenían "un discurso vacío de contenido e ideología", quizá porque no eran "ni de izquierdas ni de derechas", o por ser "anticomunistas". "Cuando lleguen las municipales, y esto se llene de alcaldes anticomunistas, capitalistas, arribistas varios será demasiado tarde", aseguró.

Una extra: Falta una sobre él mismo, para quien también tiene... "No soy un intelectual, ni lo pretendo, soy un españolito más que de vez en cuando se enfurece y se caga en todo lo más grande. Sin más, no le demos más vueltas", pide.

Todo esto pasó. Y por todo esto se le preguntó a Toledo. "Nunca me arrepiento de nada, eso se lo dejo a los católicos, a los que les sirve, como la confesión, para expiar responsabilidades y desentenderse de sus acciones ante ese al que llaman dios. No es mi caso". Los católicos irán al puesto 11, o al 12, en el próximo recuento.