Hacia el 26-J

Rajoy ya apela al voto del miedo frente a Podemos-IU

La "concordia" y la "esperanza de la España moderada" son las proposiciones de Mariano Rajoy frente a una "alternativa extremista", que describe como "un disolvente de todo lo bueno".

Primer vídeo de la precampaña de Mariano Rajoy

Primer vídeo de la precampaña de Mariano Rajoy

  1. 26-J
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. PP Partido Popular
  4. Elecciones

Enchaquetado, pero sin corbata, un Rajoy a solas con la cámara apela al miedo frente a Podemos-IU y llama a los ciudadanos a tomarse en serio la campaña electoral durante un minuto y medio. "Ahora más que nunca", considera que "por el bien de todos" es necesario tomar una "decisión seria". 

Tras considerar "lógico" el cansancio que a los ciudadanos les puede provocar una nueva convocatoria electoral, por la falta de un "entendimiento para conformar Gobierno", el presidente en funciones subraya que la democracia debe seguir siendo un "éxito colectivo" y anima a seguir cultivándola con "protagonismo y participación". El lema de esta pre campaña, "Ahora más que nunca, España en serio" hace una sutil modificación con el simple "España en serio" del 20D y modifica también su página web, 'ahoramasquenunca.es'. 

En un constante aliento a acudir a las urnas, recuerda que ya está abierto el plazo para solicitar el voto por correo y se anima a reflejar las próximas elecciones como una nueva "encrucijada" entre "la oportunidad para afianzar la recuperación", evitando que el país se deslice "por el camino de la incertidumbre, la inestabilidad y la inseguridad". 

"La concordia" frente "a la alternativa extremista"

Tras una llamada al voto serio y responsable, Rajoy presenta a su partido como la apuesta por "la concordia" y la "España moderada" y presenta el 26-J como una oportunidad para todos los españoles de tomar "la mejor decisión sobre el futuro". Señala, en esta misma línea, que se trata de una determinación importante para un "gran país" donde los españoles, asegura, tenemos "la suerte de vivir". 

Serio y sin mayores miramientos, acaba el vídeo dando las gracias a todos, aquellos a los que al principio llamó "queridos amigos" y carga un "empezamos" que vuelve a incitar a la participación en ese "éxito colectivo". Un montaje sencillo y perfilado, como su argumentario para esta campaña, en no discutir la corrupción ni los escándalos sino en hablar bien de España.