Rita Barberá

Génova abandona a Rita Barberá al desvincularse del blanqueo ante el juez

El representante del partido, imputado como persona jurídica, se ha negado a contestar a los abogados de los ediles imputados.

La ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá.

La ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá.

  1. Rita Barberá
  2. PP Partido Popular
  3. Valencia

La dirección nacional del PP se ha desvinculado por completo del supuesto blanqueo de capitales en el grupo municipal de Valencia. El partido tiene la condición de investigado (como se denomina ahora la imputación) en esta pieza separada y el representante nombrado por Génova para la representación del PP ha negado este viernes cualquier vinculación y conocimiento del asunto dejando a su suerte tanto a la exalcaldesa Rita Barberá como a todos los ediles imputados en la causa.

El encargado de dar la cara por Génova ha sido Jorge Carbó, actual miembro de la gestora creada en Valencia para dirigir el partido después de su disolución a raíz de las imputaciones de todos los ediles –salvo uno- del Ayuntamiento. Carbó ha declarado durante algo más de una hora y sólo ha respondido a las preguntas del juez y del fiscal. Se ha negado a responder a los letrados que defienden a los concejales imputados, lo que refleja la separación de ambas estrategias de defensa.

Génova, a través de su representante, ha marcado su línea. Según fuentes conocedoras de la investigación, Carbó ha alegado su total desconocimiento de los movimientos realizados en la cuenta que es objeto de investigación, así como de los donativos de 1.000 euros realizados por medio centenar de concejales, exconcejales, asesores y exasesores. La dirección nacional sostiene que el grupo municipal era autónomo, no controlando ni conociendo directamente los hechos que se imputan al medio centenar de personas y al propio PP como persona jurídica.

Sobre las donaciones, Carbó ha asegurado que, a nivel nacional, no se permiten donaciones en campaña electoral, pero que el partido no tiene control sobre las aportaciones que pueda recibir la formación en otros puntos de España. Todos los imputados y testigos han manifestado que el partido (apuntaron a la exsecretaria del grupo, Mari Carmen García-Fuster) les reclamó la donación de 1.000 euros de cara a la campaña electoral para afrontar los gastos. Las transferencias o cheques, como es el caso de Barberá, constan en el sumario. Lo que el magistrado investiga es si luego esta cantidad se les pudo devolver en billetes de 500 euros facilitando así una operación de blanqueo. 

Jorge Carbó no ha realizado ninguna declaración a su salida del juzgado. "Todo lo que tenía que decir lo he dicho dentro", ha indicado.

El juzgado de Instrucción 18 de Valencia investiga si el medio centenar de imputados pudieron blanquear cerca de 50.000 euros mediante donativos de mil euros que les habrían sido devueltos después en billetes de 500. Hay varios exasesores que no participaron en la operación y que corroboran estas acusaciones. Los imputados asumen la donación pero no el blanqueo.