NUEVAS ELECCIONES

El no de Rajoy y las reticencias de Sánchez ponen en riesgo los debates del 26J

Los partidos se presionan para evitar la ausencia de Rajoy o que Sánchez sucumba ante Iglesias y Rivera.

Rivera, Sánchez y Rajoy en uno de los debates electorales

Rivera, Sánchez y Rajoy en uno de los debates electorales

  1. Debates electorales
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. Pedro Sánchez
  4. Albert Rivera
  5. Pablo Iglesias
  6. 26-J

A Mariano Rajoy no le apetece. Cree además que "a nadie le apetecen". Pero al PSOE no le apetece que al presidente en funciones no le apetezcan. Este miércoles se ha instaurado un nuevo debate sobre los debates electorales, no regulados por la ley española y que están en riesgo ante la campaña electoral del 26 de julio. 

Preguntado por la cuestión en la Cadena Ser, el candidato del PP receló de los debates electorales en televisión, vistos por muchos como una fórmula muy efectiva para exponer las tesis de cada partido y que permitirían ahorrar en otros gastos de campaña. 

Rajoy no se cerró por completo a los debates sino que se limitó a decir que no le generan "gran entusiasmo". La negociación de estos encuentros antes del 20 de diciembre fue muy compleja y se saldó con su participación en tan solo una cita: el cara a cara con Pedro Sánchez que organizó la Academia de Televisión.

Ahora, Rajoy vuelve a dudar de nuevo y Sánchez se plantea no participar si no es para medirse con el presidente en funciones. En Ciudadanos también hay recelo a que Rivera participe en debates sin primeros espadas, por lo que de cara al 26-J podría darse una paradoja. La campaña en la que más gastos se podrían ahorrar gracias a más debates, en la que el Congreso ya ha contado con cuatro fuerzas decisivas, podría asistir a menos debates que en la recta final al 20 de diciembre. 

A Rajoy ya no le apetecía

La aparición de Rajoy en debates de la última campaña contrasta enormemente con la de los candidatos de los otros grandes partidos. Tanto Sánchez como Albert Rivera y Pablo Iglesias participaron en otros dos debates. En uno de ellos, la ausencia de Rajoy fue suplida por Soraya Sáenz de Santamaría. Iglesias y Rivera celebraron además un cara a cara organizado por la asociación Demos de la Universidad Carlos III de Madrid. 

Este miércoles, el PSOE presionó para forzar a Rajoy a acudir. "No vale esconderse ni mandar a Soraya", dijo César Luena, director de la campaña electoral de los socialistas. 

En el PSOE ha habido un cambio de actitud, según ha podido comprobar este diario. Antes de las elecciones del 20 de diciembre, el PSOE aseguró que su candidato acudiría a todos los debates "sin cortapisas". El mostrar demasiado pronto sus cartas permitió el mutis por el foro de Rajoy y la presencia de Santamaría en un duelo del que salió victorioso Pablo Iglesias, hoy duro rival de Sánchez. 

Un cambio de actitud en el PSOE

Por ese motivo, los socialistas no descartan participar en menos debates si Rajoy no se compromete a acudir, algo que le reclaman incluso alguno de los dirigentes jóvenes de su partido. 

Los medios de comunicación hacen estos días sus propuestas y los partidos tienen que decidir, negociando con las demás formaciones, a qué citas acuden con su máxima representación. Así, Atresmedia, que organizó el debate a cuatro (con Santamaría) ha propuesto el 16 de junio como fecha para el encuentro, mientras que la asociación universitaria Demos ha propuesto el 6 de junio. Se espera que El País haga una propuesta similar a la del último debate, en el que exigió contar con primeros espadas y al que faltó Rajoy. 

Este miércoles, Iglesias y Rivera confirmaron su asistencia al debate promovido por la asociación universitaria, según informó este colectivo. PP y PSOE aún no habían respondido.